Filtran un vídeo para denunciar el maltrato que sufren monos, perros y gatos en un laboratorio alemán

Unas imágenes muy impactantes difundidas por la asociación protectora de animales Cruelty Free Internacional muestran el maltrato del laboratorio de Farmacología y Toxicología (LPT) de Hamburgo a los monos, perros y gatos con los que experimentan.

Se trata de un vídeo sobrecogedor en el que se puede ver a monos amarrados por el cuello, atados de pies y manos en una especie de instrumentos de tortura o encerrados en jaulas minúsculas a punto de enloquecer.

Las imágenes de una protectora revelen el maltrato de un laboratorio alemán a los animales con los que experimentan. (Crédito: Youtube/CrueltyFreeInternational)
Las imágenes de una protectora revelen el maltrato de un laboratorio alemán a los animales con los que experimentan. (Crédito: Youtube/CrueltyFreeInternational)
Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Las imágenes también muestran la violencia que emplean los trabajadores del centro al manipular a los animales. Los cogen del cuello para controlarlos y someterlos a pruebas con fármacos.

Según Cruelty Free Internacional, este laboratorio les administra substancias químicas para saber qué cantidad es la que les puede causarles daño y así determinar las dosis correctas.

La imágenes muestran a perros exhaustos y rodeados de su propia sangre. (Crédito: Youtube/CrueltyFreeInternational)
La imágenes muestran a perros exhaustos y rodeados de su propia sangre. (Crédito: Youtube/CrueltyFreeInternational)

Todo ello lo grabó un activista de la asociación protectora entre diciembre de 2018 y marzo de 2019 tras infiltrarse como trabajador del centro.

Según los informes del activista, los perros, de raza Beagle, tenían tubos colocados en sus gargantas a través de los cuales les administraban fármacos y acaban sangrando tras la prueba. A los monos les podían inyectar substancias hasta 13 veces al día.

La publicación del vídeo ha hecho que las principales asociaciones de animales como Humane Society Internacional, Soko Tierschutz y la propia Cruelty Free Internacional hayan exigido el cierre de este laboratorio.

La Oficina Estatal de Protección al Consumidor y Seguridad Alimentaria de Baja Sajonia ya ha presentado cargos contra este laboratorio por violaciones contra las leyes de protección animal.

También te puede interesar:

Otras historias