El maletín-escudo antibalas usado por los presidentes en el que ahora todos se fijan

Parece sacado de una película de James Bond o de la una de Kingsman, cuyos agentes son tan elegantes como 007 pero mucho más divertidos, pero es tan real como que son muchos los mandatarios que lo usan para su protección. Que uno de los escoltas de Pedro Sánchez lo pasease durante el operativo desplegado en Barcelona en la reciente visita del presidente en funciones a la Ciudad Condal ha colocado a este maletín convertible en escudo en uno de los artilugios más comentados de los últimos días.

El maletín convertible en escudo antibalas ha ganado popularidad en España tras ser 'descubierto' en manos de un agente miembro de la seguridad de Pedro Sánchez durante su reciente visita a Barcelona. (Foto: REUTERS/Jon Nazca)
El maletín convertible en escudo antibalas ha ganado popularidad en España tras ser 'descubierto' en manos de un agente miembro de la seguridad de Pedro Sánchez durante su reciente visita a Barcelona. (Foto: REUTERS/Jon Nazca)

A simple vista es como cualquier otro maletín que pueda llevar un o una empresaria, con unas dimensiones de 32 por 55 centímetros y un peso de entre cinco y ocho kilos. Negro, discreto… Sin embargo, en cuestión de segundos y en caso de necesidad, se despliega convirtiéndose en un escudo antibalas y objetos arrojadizos capaz de alcanzar 1,60 metros de altura. Aunque para muchos se trate de un invento relativamente reciente digno del cine de acción, lo cierto es que, como recoge El Mundo, su nacimiento se remonta dos décadas atrás en el tiempo.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Quien lo portaba en el viaje de hace nos días de Sánchez a Barcelona era un agente de la Policía Nacional que formaba parte de la escolta y esta no es la primera vez que este maletín se incluye como una herramienta más de protección para los mandatarios. Explican desde el citado diario que comenzaron a usarse con José Luis Rodríguez Zapatero y que Mariano Rajoy sigue usándolo como medida de seguridad pese a no ser ya presidente del Gobierno. De hecho, su equipo de seguridad contó con este dispositivo en su participación no hace mucho en el Foro de La Toja.

Es decir, que este maletín ha estado ahí desde hace más de una década, pero había logrado pasar desapercibido hasta ahora en España pese a que todos los políticos que han pasado por La Moncloa desde 2008 lo han usado. También en la Casa Real.

En cuanto a sus características, más allá de su apariencia -descrita con anterioridad-, este escudo realizado en España por la empresa zaragozana Fedur, se fabrica con una mezcla de aramidas y poletilenos y es capaz de frenar el disparo de armas cortas, metralla y objetos como bolas, piedras... incluso cuchillos dependiendo del tipo.

Cuentan las fuentes consultadas por El Mundo que antes del maletín, ahora tan popular, existía algo similar pero con forma de manta. Se desplegaba con más rapidez, pero también es cierto que pasada mucho menos desapercibida. Su nuevo formato no llama tanto la atención salvo que entre en acción como ocurrió en agosto de 2018, cuando en un supuesto ataque con drones contra Nicolás Maduro en Venezuela, la seguridad del presidente venezolano desplegó dos de ellos y un paraguas como recuerda La Información.

Otras historias