El mejor periodismo deportivo del mundo

Yahoo Deportes
Press are the Champions, my friend. (Foto: Curto de la Torre / AFP / Getty Images)
Press are the Champions, my friend. (Foto: Curto de la Torre / AFP / Getty Images)

Felipe del Campo, presentador de varios programas en Gol, ha concedido una entrevista al diario ‘As’ en la que asegura, agárrense, que el periodismo deportivo español “está en plena forma” y “vive su mejor momento”.

Igual que en las comedias se insertan pausas estudiadas de unos segundos, sólo para que la risa provocada por un gag no tape el siguiente, existe este párrafo. Sigamos.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

El periodismo deportivo patrio está que lo peta, decía Del Campo. Su delirio onanista no resulta sorprendente, ni siquiera novedoso. En otra entrevista concedida en 2013 ya sentenció que “el periodismo deportivo que se hace en España es el mejor del mundo”. Una frase que sólo puede pronunciarse en dos casos: si has estudiado a fondo el periodismo deportivo mundial hasta alcanzar esa conclusión o si eres un absoluto desahogado. A saber cuál de los dos será.

Del Campo no está solo en esta cruzada, ni mucho menos. “Yo creo que el periodismo deportivo que se hace en España es, de largo, el mejor que se hace en el mundo”, defendía hace unos años Manolo Lama durante una entrevista en Vertele. “Sólo hay que ver las transmisiones que se hacen en este país, escuchar los programas de radio y compararlos con otros países”, argumentaba, pensando seguramente que en España sólo los expertos en fútbol internacional saben orientar la parabólica.

En aquella misma entrevista, Manu Carreño —con el que Lama formaba entonces el popular dúo ‘Los Manolos’— coincidió con su compinche cuando diagnósticó a su propio gremio “una muy, muy buena salud”: “La suerte es que hay muchas ramas y cada uno puede elegir una variante más divertida, otra más crítica, otra donde haya un poco de todo, otra con más directos, otra con más análisis y opinión… Esto lo demuestra la cantidad de programas que siguen saliendo: a medianoche, por la tarde… La radio con más horas que nunca, la tele con más consumo que nunca…”.

Jesús Gallego, pareja ahora de Lama en ‘El golazo de Gol’, apelaba también a factores cuantitativos para defender que “El periodismo deportivo que se hace en España es el mejor periodismo deportivo que se hace en el mundo”: “Lo sé por experiencia porque he viajado por todo el mundo, y ningún país tiene tanta variedad de periódicos y de programas en radio y televisión a distintas horas del día”, dijo en una entrevista concedida a Spainmedia Radio: “La variedad está hecha para que cada uno elija lo que más le guste”.

Las declaraciones de nuestra ‘nouvelle vague’ de la información deportiva recuerdan a Màgic Andreu, aquel mago que se autoimponía un medallón enorme después de cada actuación, o —por si nos lee algún ‘millennial’— a Sergio Ramos ciñéndose una corona de fabricación propia con sus iniciales en la celebración de la ‘Duodécima’. Una profesión tan encantada de haberse conocido deja poco margen a la autocrítica, e incluso a la crítica.

En la entrevista con ‘As’, Del Campo explica la actitud de algunos desaprensivos que no comulgan con su cantar de gesta: “Aquellos que critican al periodismo deportivo no saben la realidad”. Al parecer, hay cosas que se nos escapan a quienes osamos cuestionar a la profesión que todo lo cuestiona salvo a sí misma. Quizá algún día podamos aspirar a “saber la realidad”, algo para lo que también se supone que están los periodistas. Ojalá podamos liberarnos de la ignorancia que nos impide admirar la auténtica dimensión de estos titanes. Desde aquí fuera, o desde aquí abajo, no alcanza la vista. Sólo quien está dentro lo sabe. Eso explica por qué todos quienes repiten día y noche esta cantinela del mejor periodismo del mundo —y quizá hasta se la creen— son tipos a los que les va muy bien. La edad de oro del periodismo deportivo.

Otras historias