El periplo de un director ejecutivo de 17 años millonario

El adolescente millonario Jack Bloomfield habla sobre su historia en el Yahoo Finance New Investors (Imagen: Yahoo Finance).
El adolescente millonario Jack Bloomfield habla sobre su historia en el Yahoo Finance New Investors (Imagen: Yahoo Finance).

Para la mayoría de estudiantes australianos de entre 16 y 18 años, su horario escolar es más o menos así: irse a dormir tarde, ir a nadar y luego irse de fiesta hasta altas horas de la mañana.

Y vuelta a empezar.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Pero para el director ejecutivo de 17 años Jack Bloomfield, su horario es un poco distinto.

Mientras sus amigos se levantaban de la cama entre las 11 AM y el mediodía, él se levantaba a las 7 AM ‒ya es un buen descanso para él‒ para revisar y enviar correos electrónicos y asegurarse de que sus negocios prosperaran durante las ventas del viernes negro y el ciberlunes. 

Para el emprendedor serial Bloomfield, la peregrinación de los graduados de secundaria a Queensland y las islas del Pacífico en noviembre fueron vacaciones, pero ocuparse de sus negocios el resto de su vida no es nada nuevo para él. 

Bloomfield ha lanzado tres empresas que le han dado millones de dólares desde 2014, cuando tenía solo 12 años. Empezó con el negocio de las tarjetas de felicitación para empresas Next Gifts, siguió con el negocio de historiales médicos de pacientes BlueHealth y con Bloomfield Education en 2018, cuyo objetivo es ayudar a los estudiantes a convertirse en empresarios. 

Y su carrera como emprendedor comenzó siendo mucho más joven, según dijo a la jefa de redacción de Yahoo Finance y presentadora de New Investors: My Story.

De hecho, con solo ocho años, Bloomfield grabó un video de sí mismo vestido con traje y corbata y hablando de su primera gran idea: una empresa de transporte que ganaría 400 dólares al año y que emplearía a sus amigos de la escuela.

Recientemente, la gente ha estado comparándose entre ellos para mostrar cuánto han cambiado y, en mi caso, definitivamente, no mucho (pregunten, pueden verlo) 😂🙏 Siempre me apasionaron profundamente los negocios y lo que hago 🖐. Me emociona increíblemente hacer la próxima versión de este post en los próximos años ✈️🙏

“Sabía que las personas exitosas dirigían negocios y así comenzó todo, con ocho años, porque siempre quería hacer algo más”.

Nunca le interesó ganar dinero trabajando a tiempo parcial en KFC o Target cuando iba a la escuela, y aprendió rápidamente que ganar dinero con una empresa era un trabajo muy difícil. 

Ahorró 500 dólares cortando césped y gastó ese dinero en dos semanas de anuncios en Facebook para uno de sus primeros negocios, una empresa de comercio electrónico donde vendía clips para guardar dinero y tarjetas. 

“No tenía ni idea de lo que estaba haciendo. Estaba completamente bloqueado. Así que estaba cortando césped cerca de la puerta para ganar más y más dinero. Cada 20 dólares que conseguía iban directos a los anuncios de Facebook para probar algo nuevo, porque no podía permitirme un mentor. No tenía a nadie que me enseñara”.

Cortó mucho césped y, cada mañana durante seis meses, se despertaba y corría por el pasillo, revisaba su teléfono esperaba que hubiera un pedido de Shopify de 30 dólares. 

Y un día pasó. 

“Fue revolucionario y pensé: ‘Si puedo vender de uno en uno, venderé dos, tres, cuatro, cinco’”.

“Así que me quedé con eso. A base de prueba y error me di cuenta de qué estaba haciendo mal; todavía hoy miro cómo estaba la cuenta de anuncios y no me lo puedo creer”.

Ahora, Bloomfield agradece esa experiencia; no está seguro de si el éxito instantáneo lo ayudó a crecer tanto como ha crecido.

Pero también se ocupa de disfrutar sus 17 años de edad. 

“Mi mayor tema es el arrepentimiento”, dijo.

“Ya sea en lo referido a mi vida personal o a un negocio que no va lo suficientemente bien y creo que si dentro de 20 años echo la mirada atrás y me digo que ojalá hubiera hecho esto o aquello, eso sería lo peor".

“Así que hago todo lo que puedo en términos de aprovechar oportunidades para salir con amigos por la noche o hacer cosas durante el día, ya sea a nivel personal o por negocios”.

Lucy Dean

Otras historias