El Real Madrid tiene que fichar Fabián

Anatoliy Medved/Icon Sportswire via Getty Images
Anatoliy Medved/Icon Sportswire via Getty Images

El jugador del momento en la selección española se llama Fabián Ruiz. El mediocampista del Nápoles es la mejor noticia de la era Luis Enrique/Robert Moreno, y en los dos últimos empates ante Noruega y Suecia, con los que se ha conseguido la clasificación a la Euro, ha sido el factor diferencial. El de Los Palacios se ha hecho con un puesto en el once titular de La Roja de cara a la cita del verano que viene, y será difícil que alguno de sus compañeros le quite el puesto en lo que queda de campeonato.

Por si esto fuera poco, durante el parón ha sonado con fuerza el interés del Real Madrid en el jugador. No es algo nuevo, pues ya cuando despuntaba en el Betis el Real Madrid preguntó por su situación, el verano pasado se habló mucho de su posible incorporación como parte de la operación que hubiera llevado a James Rodríguez al Nápoles, y el jugador nunca ha escondido una cierta simpatía por el conjunto merengue.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Dado su caché actual, el precio del jugador andaluz es desorbitado, pero eso no debería ser un impedimento para el Real Madrid. El fichaje de Fabián debería ser imperativo en la Casa Blanca dado que es la nueva estrella en ciernes del fútbol español y los merengues siempre deben aspirar a fichar al mejor talento nacional.

Desde el Mundial de Rusia hasta ahora, el número de futbolistas madridistas que acuden en cada parón a la selección ha descendido alarmantemente. En las primeras convocatorias de Luis Enrique llegó a haber hasta ocho jugadores convocados del Real Madrid, mientras que a las dos últimas sólo han acudido Sergio Ramos y Dani Carvajal. La mala racha del Real Madrid en el último año ha tenido mucho que ver, pero lo cierto es Florentino Pérez no ha colmado los puestos claves que se han presentado en la plantilla con jugadores nacionales. Este verano ninguno de los ocho fichajes madridistas ha sido de nacionalidad española

Por eso Fabián se presenta como un jugador clave a corto plazo en busca de esa españolización que prometió el presidente en su vuelta al club en 2009 y que sólo ha cumplido a cuenta gotas. En aquel primer verano si es cierto que, además de los grandes nombres galácticos, fichó a Xabi Alonso, Arbeloa, Albiol y Granero, luego no sería hasta el verano de 2013 cuando daría otro golpe hacia el producto nacional con las incorporaciones de Isco, Carvajal, Illarramendi y Jesé al primer equipo.

David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images
David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images

Luego se han ido incorporando jugadores españoles, varios canteranos por supuesto, pero también se ha intentado cazar el mejor talento joven en el territorial naconal (Asensio, Vallejo, Ceballos, etc.), aunque pocos han sido los que de verdad han tenido la posibilidad de tener una presencia sostenida en el equipo titular, o de convertirse en ídolo de la afición.

Por lo tanto Fabián Ruiz tiene muchas papeletas de transformarse en objetivo prioritario del conjunto merengue el verano que viene. Se trata un jugador con un talento enorme y un potencial de momento incalculable, algo que a la vez es importantísimo para un Real Madrid que necesita dar un relevo generacional a los hombres que han marcado el paso en el último lustro: Luka Modric y Toni Kroos.

La idea, a medio plazo, de ver crecer juntos en el Real Madrid y la selección a Fabián Ruiz y Dani Ceballos, excompañeros en el Betis y además grandes amigos, es algo que ilusiona a la hinchada merengue, que de un tiempo a esta parte está tan hambrienta de ídolos nacionales que hasta llegó a aceptar que a Mariano Díaz le entregaran el dorsal número siete sin rechistar apenas.

Los nombres de Donny Van de Beek, Christian Eriksen o Paul Pogba llevan mucho tiempo rondando la Castellana, pero el Real Madrid tiene una grandísima oportunidad de encarrilar una operación que aportará presente y futuro al club, y sobre todo clase y categoría en la sala de máquinas. Como además es talento nacional, del que empieza a escasear en el conjunto merengue, mal haría la directiva no yendo a por todas con Fabián.

También te puede interesar:

Un pajarito voló alto en el Bernabéu

Algo va mal en el Real Madrid cuando lo más ilusionante son los cedidos

Rodrygo y Vinicius: Tan iguales, tan distintos


Otras historias