El Slavia Praga compromete el pase a octavos del Barcelona

AFP

Parecía un duelo a medida para que el Barça sellase virtualmente el pase a octavos de la Champions y olvidase la reciente derrota ante el Levante, pero el cuadro culé no pasó del empate este martes en el Camp Nou ante el modesto Slavia Praga (0-0) y ve comprometido su futuro en Champions.

Con ocho puntos, el Barcelona aventaja en uno al Borussia Dortmund, que remontó (3-2) ante el Inter de Milán (3º, 4 puntos), pero los pupilos de Ernesto Valverde deben recibir a los alemanes y visitar San Siro en las dos últimas fechas sin apenas margen de error.

"Queríamos sumar los tres puntos pero estamos en un grupo complicadísimo", explicó el técnico culé Ernesto Valverde tras el choque.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Justo después de aclarar su futuro europeo, el Barça recibirá al Real Madrid en el 'clásico' español el 18 de diciembre. De esos dos duelos de Champions dependerá el estado de ánimo con que reciba a su eterno rival.

"Hemos tenido tiempos que no hemos jugado tan bien y luego hemos conseguido títulos. Con Luis Enrique parecía que no funcionábamos bien en los primeros seis meses y ganamos el triplete", dijo el central Gerard Piqué tras el partido a la televisión Movistar.

"Pediría un poco de paciencia. Yo sé que la gente pide más pero el equipo se está esforzando para buscar soluciones", afirmó.

El vigente campeón y actual líder de la liga checa demostró una ambición y un juego elaborado inesperado en el colista del 'grupo de la muerte', y con 2 puntos, aún conserva opciones de lograr la machada y colarse entre los 16 mejores del continente.

- Slavia ambicioso y táctico -

Con las líneas adelantadas y sin miedo a tener el balón en los pies, los checos pronto demostraron con sendas peligrosas internadas por la derecha que no habían acudido a la capital catalana de turismo.

Ante el estupor inicial por el buen arranque del Slavia, el Barça despertó con una acción del lateral portugués Nelson Semedo en el minuto 11, cuya diagonal hacia el área culminó en un disparo raso desviado a córner por el meta visitante Ondrej Kolar.

Pero el Slavia seguía a lo suyo, con sus rápidas triangulaciones, y en los primeros quince minutos ya había gozado de 4 corners a favor, y provocado una amarilla que impedirá a Gerard Piqué estar en el próximo partido de Champions ante el Borussia Dortmund.

Los checos lo volvieron a intentar en el 27, cuando el disparo desde el corazón del área del rumano Nicolae Stanciu fue desviado por un compañero.

Aunque la mejor ocasión del partido llegó de la zurda de Leo Messi, tras 30 metros conduciendo el esférico y un duro disparo repelido por la cruceta (34).

En el 43, de nuevo Messi, de nuevo a pase del chileno Arturo Vidal como nueve minutos antes, y de nuevo con la zurda, su disparo fue desviado a córner en esta ocasión por el arquero.

"Hoy, lo cierto es que no hemos acertado en las jugadas que hemos tenido que han sido claras", lamentó Valverde.

- Messi sin premio -

Los checos, que ya habían empatado en Milán ante el Inter, vieron un gol anulado por fuera de juego en los estertores del primer tiempo.

Ya en el segundo acto Messi envió una falta por encima del arco (48), y cayó por centímetros en un fuera de juego que invalidó el gol de Vidal (59).

El argentino fue de nuevo el mejor de los suyos, aunque vio rota una racha de cinco partidos consecutivos viendo puerta.

Ansu Fati, que había sustituido al francés Ousmane Demebelé, asistió desde la izquierda para Messi, quien de nuevo se encontró con un heroico Kolar (78) a bocajarro.

Los dos equipos no se resignaron hasta el final a un reparto de puntos que sabe a victoria para el Slavia y a derrota para el Barça, pese a que sumó su 34º partido consecutivo sin perder en el Camp Nou (30 victorias).

Otras historias