El vergonzoso uso electoral de la vacuna contra el COVID-19 por parte del partido de AMLO

Enrique Pérez Quintana
·4 min de lectura
Captura de video Twitter
Captura de video Twitter

Empezó la temporada de las promesas falsas, el tiempo de la propaganda de los partidos y los dichos sin sustento de los candidatos y sus dirigentes y, como para ganar la carrera, Mario Delgado, dirigente de Morena, publicó en su cuenta de Twitter: “Donaremos la mitad de nuestras prerrogativas de 2021 para la compra de vacunas contra el #COVID19. Invitamos a los demás partidos a actuar de forma solidaria y sumarse a la iniciativa”.

El proceso para las elecciones federales, estatales y municipales de 2021 implica que los partidos y sus candidatos reciban el financiamiento público que les permitirá realizar sus campañas.

Para estas elecciones a Morena le asignaron mil 636 millones 383 mil 823 pesos. Los partidos con mayor financiamiento que le siguen son el PAN con 899 millones 141 mil 526 pesos y el PRI 846 millones 973 mil 664 pesos.

El llamado de Mario Delgado a los partidos para que donen la mitad de sus prerrogativas es parte de uno de sus spots de campaña, inicia con la frase “En un país devastado por el tumor de la corrupción, Morena busca ponerle un alto al despilfarro”. Otra frase es: “Si aprendimos algo del pasado, es que los partidos políticos no deben recibir semejantes cantidades de dinero”.

El spot y su contenido se inscriben dentro del discurso de Andrés Manuel López Obrador, que desde sus conferencias mañaneras ha dicho que los partidos deberían de recibir menos recursos.

La propuesta que presenta el “dirigente” de Morena no es novedosa, es similar a la que planteó el mismo partido después del sismo de 2017. Aquel año propuso destinar 20 por ciento de los recursos de campaña para las víctimas del sismo, pero el INE le informó que era ilegal utilizar las prerrogativas para otros fines.

Ante la posición del INE, Morena decidió crear su propio mecanismo de recaudación de recursos, e invitó a la gente a hacer donaciones en el fideicomiso Por los Demás.

La autoridad electoral detectó diversas infracciones y sancionó a Morena, pero el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación revocó la multa al considerar que la Unidad Técnica de Fiscalización incurrió en irregularidades.

Al respecto, la consejera del INE, Magda González, comentó: “Lo hicieron por voluntad propia, sin estar obligados, pero finalmente no entregaron nada”. (Milenio, 19 de septiembre de 2019)

En los siguientes seis meses los mexicanos recibiremos cientos de miles de spots. El tema que se perfila en la retórica de los partidos y sus candidatos es el de la pandemia del covid-19. Lucrarán planteando promesas, como ya lo hace Morena, que no podrán cumplir, dirán lo que no está a su alcance hacer realidad, pero saben que es agradable para los oídos de los electores, envueltos por un ambiente de incertidumbre, agravado por la crisis económica, el desempleo y el encierro forzoso, para escapar de la muerte.

La propuesta de Mario Delgado no es pertinente, en el contexto de la obsesión presidencial de ganar las elecciones para asegurar el futuro de la 4T. Sabe que los partidos no renunciarán a sus prerrogativas, pero él lo capitalizará al decir que su organización es la única solidaria con los afectados por el covid-19, mientras el financiamiento a los programas sociales del presidente fluyen con dinero en efectivo a todo el país.

En 2017 el único capaz de poner límites a Morena, de López Obrador, fue el INE. Ahora podría suceder algo parecido, si el presidente acata lo que la ley indica y que Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE recordó. La Constitución prohíbe la difusión de información gubernamental durante el período de las campañas, salvo aquella relacionada con la salud, educación y protección civil.

“Las conferencias mañaneras del presidente de la República se asume que son un espacio no solo de información sino también de promoción de los logros de gobierno. Por lo tanto, el criterio vigente es que su transmisión integra es considerada como propaganda gubernamental, precisamente porque hace exaltación de las obras de un gobierno determinado”. (Aristegui Noticias, 12 de enero de 2021)

El previsible argumento del presidente para oponerse a lo dispuesto por la ley es que informará sobre la pandemia en las mañaneras, que es su obligación y que no se le puede negar el derecho a la palabra, por ser el presidente.

Desde luego que funcionarán las bocinas de sus incondicionales en las campañas de Morena, que no tendrá tiempo para donar lo que dice que donará y además cuanta con lo que Ya Sabes Quien le manda para ganar.

EN VIDEO: "El virus no nos afecta porque no tenemos vuelos de Inglaterra"

Te puede interesar:

Mario, el hombre al que no le importó perder todo en un incendio con tal de salvar a su perro

México llega a niveles extremos... de inconsciencia; parece que a propósito se quisieran contagiar

Rebelión de restauranteros en CDMX: abren sucursales pese a semáforo rojo