Elecciones: cuando Cataluña pesa más que los aranceles de Trump al aceite de oliva en el voto de las zonas agrícolas


Un agricultor en un olivar de la sierra sur sevillana. Foto Fernando Ruso
Un agricultor en un olivar de la sierra sur sevillana. Foto Fernando Ruso

Es hora punta y una fila de camiones espera a volcar los kilos y kilos de aceituna en una de las muchas cooperativas de aceite de oliva con actividad en la Sierra Sur de Sevilla. En Estepa, un pueblo eminentemente agrícola, se vive del virgen extra, de una calidad abrumadora y reconocida en todo el mundo, y de los mantecados, polvorones y otros dulces típicos navideños. Faltan apenas tres días para que se abran los colegios electorales y quienes esperan pacientes a entregar las aceitunas recolectadas en una mañana de mucho frío debaten sobre el futurible resultado electoral. Los aranceles de Trump al aceite de oliva salen en las conversaciones de los trabajadores del campo, pero de Cataluña se habla más.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

“La aceituna este año está raquítica”, se queja José Martín a sus 70 años, un agricultor de La Roda de Andalucía que entrega el fruto de seis hectáreas, unos mil olivos, en la cooperativa Santa Ángela de la Cruz de Estepa. Habrá menos producción y, en consecuencia, menos dinero a repartir.

Las noticias suenan en el radiocasete de su todoterreno y José presta atención al debate en torno a las elecciones del 10N. “Cataluña es un problemón, pero de los grandes, y a ver cómo lo solucionan, porque no es algo fácil”, argumenta el mayeto, al que se le cambia el semblante al hablar de los aranceles que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acaba de imponer al aceite de oliva español.

José Martín tiene unos mil olivos en La Roda de Andalucía. Foto Fernando Ruso
José Martín tiene unos mil olivos en La Roda de Andalucía. Foto Fernando Ruso

 “Claro que tenemos miedo, porque si sumas los aranceles a un sector que ya tiene muchos problemas, el resultado es catastrófico”, desvela José, un hombre interesado en cuestiones políticas. El domingo, como de costumbre, irá a votar. “Es un deber como ciudadano”, esgrime con vehemencia. Y, por lo que parece, tiene ya decidido su voto: izquierda. “Creo que defienden mejor el campo, pero hay otros intereses que pesarán más”.

—¿Qué pesará más en el voto de la Sierra Sur: Cataluña o los aranceles?

—Escuchas y… [explica cayendo en el desánimo] la gente por desgracia votará pensando más en Cataluña, pese a que lo que nos afecte a nosotros sean los aranceles de Trump. O el empleo, la sanidad, los servicios…

El olivar supone el 40% del empleo agrario

España genera un tercio de toda la producción mundial de aceite de oliva virgen extra. Solo en las provincias de Jaén y Córdoba se produce el 64% de todo el aceite de oliva anual generado del total nacional. En Andalucía se encuentran censadas 353 de las 686 empresas fabricantes de aceite de oliva de España, que exportaron aceite por valor de 2,3 mil millones de euros en la campaña 2017. De este sector dependen unas 250.000 familias de más de 300 municipios, lo que supone el 40% del empleo agrario. Un peso específico nada baladí en la sexta región de la Unión Europea con mayor tasa de desempleo, un 25,5% en abril de 2018.

La localidad de Estepa, desde una vista cercana a Marinaleda, rodeada de olivar. Foto Fernando Ruso
La localidad de Estepa, desde una vista cercana a Marinaleda, rodeada de olivar. Foto Fernando Ruso

Por eso en la zona preocupa la decisión del presidente estadounidense de gravar los precios del aceite de oliva envasado en un 25 por ciento, después de que la Organización Mundial del Comercio (OMC) diera la razón a Estados Unidos en su reclamación contra las ayudas otorgadas por algunos países europeos a Airbus. Entre los afectados están el Reino Unido, Alemania, Francia y España, los estados de la Unión Europea que integran la producción de aeronaves Airbus. Los aranceles también penden sobre los productos cárnicos, cítricos, algunos lácteos, y sobre el vino francés o el whisky inglés.

En Estepa todavía se desconoce cómo los aranceles condicionarán la vida de quienes dependen del olivar. “Hay cierto desconocimiento entre los agricultores de cómo le acabará afectando, sí sabemos que esta medida condicionará mucho la consolidación de nuestra marca en Estados Unidos, un mercado dominado por el aceite italiano en el que si antes ya costaba mucho trabajo entrar, ahora será más difícil”, lamenta David Jordán, agricultor y miembro de la organización agraria Asaja.

David Jordán, agricultor y miembro de la organización agraria Asaja. Foto Fernando Ruso
David Jordán, agricultor y miembro de la organización agraria Asaja. Foto Fernando Ruso

—A su juicio, ¿ha hecho el Gobierno una buena defensa del sector?

—A Pedro Sánchez todavía no lo he escuchado. No ha habido presión de España en la Unión Europea y, claro, Italia se está frotando las manos, porque ellos se ven beneficiados.

 —¿Habrá voto de castigo en las zonas olivareras?

—Quizá en Andalucía sea un voto más tradicionalista, más ligado a personalismos que a cuestiones que les afecten en su economía. El sector del olivar es muy conformista, no protestamos. Tiene que verse la cosa muy mala para que protestemos. Y aunque esta lo sea, todavía los agricultores todavía no se han visto afectados directamente.

 

Un grafiti en uno de los muros de las calles de Marinaleda. Foto Fernando Ruso
Un grafiti en uno de los muros de las calles de Marinaleda. Foto Fernando Ruso

“La opción menos mala: Unidas Podemos”

A unos doce kilómetros de Estepa, en Marinaleda, otro de los pueblos de la comarca, los jornaleros abandonan sus tareas en el campo a mediodía. Por las carreteras entre olivares van y vienen coches repletos de cuadrillas de trabajadores y camiones cargados de aceituna con destino a las cooperativas.

 Marinaleda es un pueblo agrícola y luchador. En el escudo que hay en el Ayuntamiento se lee el lema: ‘Una utopía hacia la paz’. Al frente de la corporación municipal está uno de los alcaldes con más años en su puesto, Juan Manuel Sánchez Gordillo, un hombre con discursos poco tibios. En la actualidad gobierna bajo la marca de Unidas Podemos, aunque tiene una historia de pertenencia a otros partidos de izquierda y al jornalerismo andaluz.

 A su juicio, los aranceles de Trump afectarán “gravemente” al sector, “a la comarca y a Andalucía”, recalca. “Y no hemos sido defendidos por ningún partido político”, lamenta. “El aceite se ha mencionado en la campaña, sí, pero no como yo quisiera”, defiende Sánchez Gordillo.

—¿Y a quién puede votar un jornalero este domingo para sentirse defendido?

—La izquierda, el Partido Socialista Obrero Español, hasta ahora ha sido la derecha, pero sonriente; y la derecha es la derecha. No ha habido izquierda en Andalucía, y la única que hubo se plegó ante los intereses del PSOE. La opción menos mala: Unidos Podemos. Aunque no sea buena del todo.

Juan Manuel Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda. Foto Fernando Ruso
Juan Manuel Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda. Foto Fernando Ruso

Sánchez Gordillo, y los habitantes de la comarca ya saben el efecto que los aranceles tienen en los productos. En 2019, el volumen de exportaciones de la aceituna negra de España no pasará de los 14 millones de kilos frente a los casi 30 del año 2017, año en el que el ejecutivo estadounidense empezó a gravar la comercialización de este producto producido eminentemente en la Sierra Sur de Sevilla. La exportación ha pasado de representar el 76 por ciento del total de la aceituna negra en Estados Unidos a solo el 38 por ciento actual.

 Según los cálculos de la Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceitunas de Mesa, Asemesa, las pérdidas se cifran ya en más de 45 millones de dólares solo en 2018 y 2019. Y, mientras, el sector sigue esperando una ayuda compensatoria de la Unión Europea y de España.

La respuesta, reflotar el andalucismo

 “Se ha notado mucho, claro. Porque nuestro principal mercado era el de Estados Unidos y se está perdiendo”, se queja Antonio Jesús García, de 57 años y técnico de mantenimiento en una de las empresas del sector. A su juicio, lo que está ocurriendo con la aceituna de mesa podría repetirse con el aceite de oliva, por eso lamenta la tibieza del gobierno de Pedro Sánchez a la hora de ejercer presión en la Unión Europea y ejercer una mayor presión frente a los aranceles de Trump o para activar ayudas compensatorias al sector.

Antonio Jesús García, técnico de mantenimiento en Agro Sevilla. Foto Fernando Ruso
Antonio Jesús García, técnico de mantenimiento en Agro Sevilla. Foto Fernando Ruso

“La postura de Pedro Sánchez es la misma de los gobiernos anteriores, independientemente de que fuese PSOE o PP: dicen que deben tomar medidas, pero a corto plazo no hay una defensa ni acciones para corregir las consecuencias”, asegura Antonio Jesús.

A su juicio, “los andaluces deberían buscar un partido que defendiese los intereses de Andalucía y solo Andalucía por sí (AndalucíaxSÍ) es el único partido que se presenta a las elecciones representando a Andalucía”.

—¿La gente tendrá en cuenta los aranceles?

—Creo que no, el teatro que tienen montados los partidos políticos hace que la realidad no aparezca en el voto. Solo Cataluña y Cataluña. Ni sanidad ni pesca ni agricultura.

Una bandera americana en la sede de Agro Sevilla. Foto Fernando Ruso
Una bandera americana en la sede de Agro Sevilla. Foto Fernando Ruso


La guerra arancelaria de Trump ha empujado al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, a prometer una reducción de las peonadas necesarias para poder cobrar el subsidio agrario. En una campaña permanente después de las últimas elecciones, el líder de los socialistas hacía este anuncio precisamente en Jaén, junto con el presidente de la Diputación provincial, Paco Reyes, y la expresidenta de la Junta Susana Díaz.

El candidato Sánchez subrayó que miembros de su Gobierno, en concreto el ministro en funciones de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, mantienen una posición “muy firme” ante las autoridades europeas para que defiendan los intereses del campo español ante las medidas proteccionistas del presidente Trump. Y, en cualquier escenario posible —anuncia Sánchez—, el Gobierno “no mirará a otro lado”.

Un cartel electoral con la imagen de Pedro Sánchez, en Osuna. Foto Fernando Ruso
Un cartel electoral con la imagen de Pedro Sánchez, en Osuna. Foto Fernando Ruso

Aunque para los trabajadores del campo, el anuncio del candidato Sánchez era insuficiente. “Es una postura laxa frente a los Estados Unidos, al que siempre se le ha concedido todo. Y eso siempre lo pagan los mismos: los jornaleros”, critica el portavoz nacional del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Óscar Reina. “Ningún gobierno, ni los de Felipe González a los de Sánchez, ha defendido el campo”, se queja.

A su juicio, la respuesta del Gobierno debería pasar por incluir las bases militares de Morón de la Frontera y Rota en las negociaciones de los aranceles y, como el resto de entrevistados, también Reina atisba un reducido impacto de los aranceles en el voto de las regiones olivareras. “Somos la despensa de Europa y no le sacamos el rédito que deberíamos —zanja—; la pobreza que se sufre en Andalucía es real, aunque eso no condicione las políticas y de votos”.

Un agricultor descargando en la almazara de la Sociedad Olivarera Sor Ángela de la Cruz. Foto Fernando Ruso
Un agricultor descargando en la almazara de la Sociedad Olivarera Sor Ángela de la Cruz. Foto Fernando Ruso

Otras historias