Elecciones 14F: en medio del pico de la tercera ola, el Govern avala romper el confinamiento para asistir a un mitin

·3 min de lectura
Meritxell Budó (Photo by Europa Press News/Europa Press via Getty Images)
Meritxell Budó (Photo by Europa Press News/Europa Press via Getty Images)

La consellera de la Presidencia, Meritxell Budó, ha asegurado este martes que durante la campaña de las elecciones catalanas del 14 de febrero estará permitido romper el confinamiento municipal para poder asistir a un mitin político, a pesar del elevado número de contagios que está viviendo Cataluña en esta tercera ola

Tras la reunión semanal del Govern, Budó ha argumentado que "el derecho a la participación política es un derecho fundamental y, por eso, estará permitida esta movilidad para poder asistir a un mitin", con el correspondiente "certificado autorresponsable de desplazamiento por la crisis sanitaria" que facilita la Generalitat.

Según Budó, los mítines de las candidaturas que concurren a las elecciones "estarán diseñados con todas las medidas higiénicas, para garantizar aforos, distancias y todas las medidas de seguridad" previstas en los protocolos adoptados por el Govern.

"Desde el Govern hemos de garantizar el derecho a la participación política, el derecho a voto y el derecho a la salud", ha insistido en rueda de prensa telemática.

De la misma manera, Meritxell Budó ha asegurado que el Govern está "comprometido" a garantizar que, si las elecciones se mantienen para el 14F, se pueda votar "con total seguridad", tanto para los electores como para quienes trabajen en el dispositivo electoral.

Según ha explicado tras la reunión semanal del Govern, las medidas de restricción vigentes hasta el 7 de febrero "parece que están funcionando", aunque la semana que viene el comité de crisis del Govern por la covid y el Procicat "evaluarán" los datos epidemiológicos y decidirán si hay que reforzarlas.

Después de que la semana pasada desde el Govern se lanzaran mensajes de alerta, que cuestionaban incluso la legitimidad de los comicios si se celebrasen el 14F, en plena tercera ola de la pandemia, Budó ha rebajado el tono este martes.

Ha seguido defendiendo la conveniencia de aplazar los comicios hasta el 30 de mayo, como preveía el decreto que ha dejado en suspenso el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), y ha destacado la abstención en Portugal, pero ha asegurado que, si las elecciones son el 14-F, el Govern "habrá puesto todas aquellas medidas para que se lleven a cabo con las máximas garantías" democráticas y sanitarias.

El Govern está a la espera de que el TSJC le comunique si se ha presentado la demanda por parte de quienes recurrieron el decreto de aplazamiento, y una vez se confirme esa demanda la Generalitat podrá contestar.

Budó ha reiterado su llamamiento al TSJC a resolver el caso con "la máxima celeridad" y decidir definitivamente si las elecciones se mantienen para el 14F o se pueden aplazar.

Mientras tanto, ha indicado Budó, desde el área de Procesos Electorales de la Generalitat se "está estudiando cómo garantizar al máximo que estas elecciones preserven la salud de los electores y de las personas que deben trabajar" en el dispositivo electoral.

Ha recordado que el Govern prevé "franjas horarias" de votación para cada colectivo, según su situación de riesgo, y ha animado a votar por correo a quienes prefieran no hacerlo el 14F, aunque ha destacado que se ampliará el número de colegios electorales y serán "espacios más grandes y más ventilados" para que sean seguros.

Budó, por otra parte, ha justificado que se permita salir del municipio, mediante una declaración autorresponsable, para asistir a un mitin electoral en campaña, porque debe "garantizarse el derecho a la participación política".