Elena Loyo: Voy con confianza, pero seré reservona al principio

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·3 min de lectura
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

Vitoria, 16 jul (EFE).- La atleta Elena Loyo, que cuenta los días para estrenarse en los Juegos Olímpicos de Tokio, ha confesado este viernes que va “con confianza”, pero será “reservona al principio” de la maratón que disputará en la localidad japonesa de Sapporo el próximo 7 de agosto.

A sus 38 años, la alavesa participará en sus primeros Juegos después de 5 años de entrenamientos y un crecimiento fulgurante bajo la tutela de Martín Fiz, que ya conoce lo que es estar en la situación de la maratonista.

“Martín confió en mí. Nunca hubiera soñado con llegar a unos Juegos Olímpicos, pero no me di por vencida y lo intenté”, ha recordado en una rueda de prensa Elena Loyo, que en Valencia logró la mínima olímpica con un tiempo de 2:28:25, para abrir la primera puerta hacia Japón.

Elena Loyo no ha podido contener la emoción en un momento tan importante en su corta carrera profesional al agradecer a todos los que le rodean el apoyo que ha recibido. “El atleta no llega solo porque aunque parece que es el motor, cuando te falla, otras cosas te sirven de impulso”, ha señalado entre lágrimas. “Me siento súper afortunada”, ha añadido.

El 28 de julio tiene previsto viajar a Madrid, donde se reunirá con la delegación española de la federación de atletismo que viajará a Japón el día 29 para aclimatarse antes de participar el 7 de agosto.

“El circuito tiene una pendiente en el primer tramo, pero lo más importante serán las condiciones meteorológicas con alta humedad y temperatura”, ha explicado la corredora del Valle de Zuia (Álava), vecina de deportistas reconocidos como el portero de fútbol Unai Simón, que también estará en Tokio, y el ciclista Mikel Landa.

La atleta vasca no se ha planteado ninguna marca porque las condiciones meteorológicas serán clave y tratará de hacerlo “lo mejor posible”.

“Me quedaré satisfecha pensando que he hecho lo que he podido”, ha afirmado Elena Loyo, que viajará en perfectas condiciones físicas.

El aspecto emocional también será importante en una prueba así, pero se ha mostrado convencida de que “las emociones a veces son las que hacen sacar lo mejor de uno si se canalizan bien”.

Elena Loyo siempre ha sido reservona y cautelosa en varias pruebas y ha llegado a la parte final con fuerzas, pero va “con confianza” y con la idea de cuidar la alimentación y tener disciplina, antes que portar ningún amuleto.

“Si pudiera servir de inspiración para alguien que empieza ahora pues genial”, ha valorado Elena Loyo, que para Martín Fiz “es una mujer de 38 años, pero deportivamente tiene 20” porque lleva poco tiempo haciendo deporte a estos niveles.

El veterano maratonista ha acompañado a la atleta y ha recordado que la conoció corriendo en el parque del Prado de Vitoria y ya le veía maneras. Comenzaron a trabajar juntos hace seis años, en los que ha tenido “una progresión acorde a la calidad y al talento que tiene”.

“Para llegar a donde ha llegado se necesita perseverancia, trabajo cabezonería e inteligencia y ella lo tiene”, ha asegurado Martín Fiz, que ha reconocido que le costó entrenarla porque “era impulsiva y no lograba adaptarse a los entrenamientos”, lo que derivó en problemas de lesiones durante el primer año.

“Espero que disfrute, que participe, que compita y salga de manera digna, contenta y feliz”, ha deseado su entrenador, orgulloso de que sea la única atleta alavesa en estar en Tokio.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente