El emotivo diálogo entre Guardiola y Bielsa tras el 1-1 de Leeds y Manchester City

Franco Formoso
·2 min de lectura

Pep Guardiola se acercó a Marcelo Bielsa una vez finalizado el partido entre Manchester City y Leeds United: "Buen juego. Ha sido muy bonito". El entrenador del elenco ciudadano reconoció su admiración hacia el Loco antes y después de este encuentro.

La cuarta fecha de la Premier League de Inglaterra juntó a dos grandes entrenadores. Mejor dicho, los colocó en veredas opuestas: de un lado, Leeds United. Del otro, Manchester City. Los de Marcelo Bielsa recibieron al conjunto dirigido por Pep Guardiola y el resultado fue un atrapante 1 a 1. Sin embargo, lo más emotivo llegaría una vez finalizado el encuentro.

Tras los 90 minutos, el árbitro finalizó el partido y Guardiola se acercó a donde Bielsa se encontraba arrodillado. El Loco, antes de advertir la presencia de Pep, se levantó del suelo para protagonizar un diálogo realmente emotivo con su súbdito.

“Buen juego. Ha sido muy bonito. El resultado es justo. Bien hecho Marcelo”, le manifestó Guardiola a Bielsa en ese puñado de segundos en los que intercambiaron palabras. “¿Seguro?", le manifestó el argentino, sorprendido y agradecido por el elogio de Pep. Acto seguido, el catalán reiteró su felicitación hacia el colega a quien admira.

“Me hizo una pregunta, me preguntó cuál era mi opinión del juego. Y yo le dije que después de un segundo no soy capaz de analizar el juego. Tal vez él es más inteligente que yo. Yo no lo soy, necesito tiempo para procesar cómo fue el juego. Pero dije que fue un buen juego, que fue justo y por eso el resultado fue así”, sentenció Guardiola, una vez finalizado el partido y en rueda de prensa sobre su emotivo cruce con Marcelo Bielsa.

¿Qué había dicho Guardiola antes del encuentro que culminó en empate sobre Bielsa? Lo siguiente: “Marcelo es la persona a la que más admiro en el mundo del fútbol. Es el entrenador más auténtico en cuanto a cómo dirige a sus equipos, es único. Nadie lo puede imitar, es imposible. Mi teoría es que los entrenadores no dependen de los títulos, ya que siento que estoy muy lejos de tener su conocimiento. Mis equipos han ganado más títulos que los suyos, pero en cuanto a conocimiento del juego o a la forma de entrenar, estoy lejos de él”.