Este San Valentín, menos posar y más disfrutar

Yahoo Vida y Estilo
Estudios confirman que las parejas que publican en redes son menos felices.
Estudios confirman que las parejas que publican en redes son menos felices.

Hay parejas que dan a conocer su felicidad en las redes sociales y uno se alegra, porque ver a la gente contenta es algo que si sirve para que con su buen rollo contagien al resto, bienvenido sea. Cambian su perfil de “solteros” a “en relación”, y así pasan los meses, sumando publicaciones que siguen apareciendo unas tras otras con los dos tortolitos envueltos en una nebulosa de total conexión. Qué bonito. La complicidad va en aumento y se muestran tan acaramelados que la cosa ya comienza a chirriar. Sin apenas darnos cuenta, todos somos testigos de cuánto se echan de menos cuando están separados, de qué sabrosas están las cenas que se marcan, como si cada día fuera San Valentín. De la noche a la mañana, las publicaciones dejan de aparecer y un buen día, uno se entera por ahí que aquella pareja perfecta no lo era tanto, que la llama se apagó y que aquellas burbujas de amor se desvanecieron sin que el fracaso se haya aireado.

El Día de los Enamorados está a la vuelta de la esquina y las instantáneas en redes sociales de parejas que muestran su mutua adoración están a punto de inundar nuestras pantallas. No hay nada de malo en ello, y cada uno plantea su relación y la exposición que quiera hacer de ella de la manera que prefiera. Sin embargo, hay varios estudios que concluyen que cuánto más activas son las parejas en las redes sociales, menos felices son; cuánto más pretenden aparentar, más frágil es su vínculo

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

El neurólogo y escritor, Dr Dean Burnett, descifra las razones principales por las que hay parejas que no pueden vivir sin mostrar su relación en las redes sociales. 

“Las más básicas son el deseo de conformarse. Es muy probable que muchos sientan que tienen que publicar fotos de pareja o se arriesgarán a ser rechazados o cuestionados por personas que los ‘esperan’. Todo esto podría ser un miedo subconsciente. Muchas de estas acciones ocurren bajo el nivel de la superficie”, señaló Burnett. “Otra explicación es que cuando nos enamoramos de alguien, por lo menos en las primeras etapas, nos trastorna el típico funcionamiento de nuestro cerebro. Entre otras cosas, nuestro enfoque y atención cambian para concentrarse casi exclusivamente en nuestra pareja; nuestro pensamiento se centra en gran medida en ellos, nos volvemos menos capaces de ver sus defectos”.

Según Burnett, el publicar de manera excesiva tiene que ver con un sentimiento de victoria, de estatus social en el que el haber encontrado a alguien es motivo de orgullo tal, que no puede dejar de ser compartido para alimentar el ego de la persona en cuestión. Eso no significa que la relación sea ideal, incluso podría tratarse de todo lo contrario y sea un reflejo de la inseguridad. Así lo piensa Nikki Goldstein, sexóloga australiana que afirmó al Daily Mail que detrás de todas esas publicaciones podrían existir relaciones que son inestables. 

Las parejas menos frágiles suelen vivir el momento en lugar de aparentar.
Las parejas menos frágiles suelen vivir el momento en lugar de aparentar.


“A menudo son las personas que más publican las fotos las que buscan la validación de su relación por parte de otras personas en los medios sociales. “Los ‘likes’ y los comentarios pueden ser tan valiosos que cuando alguien lo está pasando mal en una relación, depende de ellos para sobreponerse. No se apoya en su pareja, sino en lo que otras personas dicen al respecto”, afirmó Goldstein. 

Son tantos los estudios que interpretan la publicación sin medida de la supuesta felicidad de las parejas en las redes sociales, que más de uno se lo pensará dos veces antes de compartir su romanticismo exacerbado. Este otro análisis lleva un título inequívoco: ¿Puedes adivinar si estoy en una relación? Apego y Visibilidad de Relaciones en Facebook.

“Diariamente, cuando las personas se sienten más inseguras con respecto a los sentimientos de su pareja, tienden a hacer visibles sus relaciones. Este estudio destaca el papel de las relaciones en la forma en que las personas se presentan ante los demás”, esgrimieron los autores del estudio en el abstracto.

La conclusión generalizada es que: cuánto menos comparten su intimidad las parejas, más felices son. Sugieren que vivir el momento es el mejor indicativo de que las cosas van bien y no es necesario que el resto de la gente lo sepa de manera constante. Por eso recomiendan que este San Valentín, menos posar y más disfrutar.

Más historias que te pueden interesar:

Otras historias