Encuentran resultados sorprendentes en la flora intestinal de unos gemelos que ya no viven juntos

Encuentran resultados sorprendentes en la flora intestinal de unos gemelos que ya no viven juntos
Encuentran resultados sorprendentes en la flora intestinal de unos gemelos que ya no viven juntos

Cada día somos más conscientes de la importancia de la microbiota, las comunidades de bacterias que conviven con nosotros en nuestro interior, en nuestra salud. Influyen en nuestro estado de salud, nuestro ánimo, nuestra supervivencia… pero ¿qué sabemos sobre cómo sobreviven y se mantienen ellas? Un artículo reciente trata de responder a parte de esta cuestión.

El problema está en que la microbiota se ve influida por nuestro genes. Y por eso los investigadores han comparado las cepas bacterianas, las variantes de microorganismos, que presentan gemelos. Porque los gemelos son clones genéticos, con lo que la comparación se puede realizar.

Antes de continuar, vamos a explicar lo de los gemelos. Porque son clones, pero no del todo. Entre gemelos idénticos, gemelos univitelinos, la diferencia genética es mínima. Algunas secuencias genéticas relacionadas con el sistema inmune – el complejo mayor de histocompatibilidad, por ejemplo – son distintas. Pero el resto del genoma es igual secuencia por secuencia, salvo que se de una mutación.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Por lo tanto, comparar gemelos sirve para eliminar la variabilidad genética de la ecuación. Permite comparar las comunidades microbianas de nuestro interior, y las diferencias que encontremos tendrán que ver con factores propios de las bacterias, o ser de carácter ambiental.

Pero es que, además, en el estudio han escogido pares de gemelos que hayan cohabitado. Es decir, que hayan vivido juntos durante un periodo de sus vidas, más corto o más largo dependiendo de los gemelos. Así se aseguran que, en algún momento, tuvieron las mismas cepas bacterianas.

Los resultados del estudio son claros: cuanto más tiempo hayan convivido los gemelos, más similares son sus microbiotas y más cepas comparten. El caso extremo, el de un par de gemelos que han vivido juntos 80 años, y separados únicamente uno, muestran la misma microbiota.

Muy bien, pero este resultado nos puede parecer bastante obvio, y además poco informativo. ¿De qué sirve un estudio así? En primer lugar, que algo nos parezca obvio no significa que no haga falta demostrarlo. La ciencia funciona así, y por muy obvio que sea algo no significa que lo debamos aceptar.

Pero es que, además, proporciona mucha información. Porque demuestra que hay una estabilidad en la microbiota, una determinada cantidad de cepas y especies que se mantienen una vez colonizado nuestro interior. Y que la influencia del entorno, de la cohabitación, en nuestra microbiota es enorme.

Con estos resultados, podemos diseñar estudios que nos permitan comparar lo que pasa entre dos personas no relacionadas, y con ello preparar intervenciones para mejorar la calidad de vida de algunos enfermos, estrategias para recuperar pacientes después de tratamientos con antibióticos, aprender a fomentar ciertas cepas frente a otras…

Más historias que te pueden interesar:

Otras historias