Endometriosis: la enfermedad que causa dolor sexual

Duele más que un infarto, un cólico o un parto pero la endometriosis sigue siendo una gran desconocida, a pesar de que puede ser incapacitante y es una causa de infertilidad. esta dolencia femenina

Sentir dolor durante la penetración coital (dispareunia) es una de las consecuencias de la endometriosis, que puede llegar a afectar a la calidad de vida y a la capacidad laboral de las mujeres que la padecen debido a la intensidad de este y otros síntomas como dolor pélvico, náuseas, cólicos, sangrado intestinal y dolor de espalda. Foto: Getty
Sentir dolor durante la penetración coital (dispareunia) es una de las consecuencias de la endometriosis, que puede llegar a afectar a la calidad de vida y a la capacidad laboral de las mujeres que la padecen debido a la intensidad de este y otros síntomas como dolor pélvico, náuseas, cólicos, sangrado intestinal y dolor de espalda. Foto: Getty

Las relaciones sexuales con penetración no duelen ni molestan si la mujer está sana. Por eso cuando la sexualidad duele hay que contarlo y acudir al especialista porque no, no es normal que el sexo duela, y la regla tampoco.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Y es que el dolor durante o después de la relación sexual es uno de los síntomas de endometriosis, que, según ENDOmadrid (Asociación de endometriosis de Madrid), debería ser considera como una enfermedad social, más que como una dolencia ginecológica, que afecta a todos los ámbitos de la vida personal, sexual, de pareja, familiar y laboral de quien la sufre.

Entre el 10 y el 15 por ciento de las mujeres españolas en edad reproductiva, padece endometriosis, y unas 200.000 siguen aún sin saber que tienen esta enfermedad ginecológica que se ignora o se descarta como un problema de salud mental.

Sin embargo, la endometriosis está presente durante toda la vida en unas 2 millones de mujeres en España y más de 170 millones en todo el mundo, apuntan fuentes de ENDOmadrid.

Como prueba de que es una enfermedad real rescatamos esta impactante imagen, publicada en el Instagram de Lena Duhnham, guionista y protagonista de Girls, en la que muestra las cicatrices que recorren su abdomen y la fecha de cada una de ellas; la publicó para crear conciencia sobre la endometriosis y las múltiples cirugías que se realizan cada año para tratar y aliviar los síntomas.

Salud sexual y endometriosis

La OMS define la salud sexual se define como una integración de los elementos somáticos, afectivos, intelectuales y sociales que permitan la expresión de la personalidad, comunicación y amor.

De estos cuatro aspectos, el de la salud somática se hace primario en casos de enfermedades ginecológicas, en general, y la endometriosis en particular. El dolor debido a la enfermedad afecta a la espontaneidad de las relaciones sexuales que, a su vez, lleva o a la disimulación o, en caso contrario, al sentimiento de inferioridad y culpabilidad con respecto a la pareja. Todo esto afecta la libre expresión de la personalidad de la paciente, su comunicación con la pareja y sus encuentros amorosos.

A quién afecta

La endometriosis es una enfermedad progresiva y crónica que afecta, principalmente, a mujeres de entre 25 y 35 años, y que se caracteriza por fuertes dolores abdominales provocados cuando el endometrio –la parte que recubre el interior del útero y se desprende en cada ciclo por la menstruación– refluye a través de las trompas con la menstruación hacia la pelvis. 

“Allí, y en relación con los ciclos menstruales de la paciente, irá produciendo pequeños sangrados en pelvis que, si no son correctamente degradados y eliminados por el propio organismo de la paciente, irán creando adherencias responsables en parte del cuadro de dolor e infertilidad de la paciente”, detalla el doctor Agustín Ballesteros, especialista en Obstetricia y Ginecología.

Infografía Endometriosis: Servicio de Ginecología del Hospital Clinic de Barcelona/Dr. Francisco Carmona Herrera
Infografía Endometriosis: Servicio de Ginecología del Hospital Clinic de Barcelona/Dr. Francisco Carmona Herrera

Es decir, que el tipo de tejido que normalmente crece dentro del útero lo hace fuera, y puede aparecer en los ovarios, las trompas de Falopio, los intestinos o la vejiga. Puede afectar incluso al peritoneo o el tracto gastrointestinal y urinario (aunque es menos frecuente).

Un desequilibrio hormonal que provoca desmayos y dificulta el habla

La irritación y el dolor que produce son insoportables, pero es que además afecta a la sexualidad femenina e, indirectamente, a la maternidad. Así lo recoge un artículo reciente publicado en la revista Minerva Medica, donde un grupo de expertos de varios países (Italia, Pakistán, Turquía, Brasil y España) analizan el impacto de la endometriosis sobre la sexualidad de las mujeres afectadas.

Las mujeres que lo padecen a menudo experimentan dolor pélvico intenso (uno de los síntomas con los que debuta la enfermedad) que dificulta hasta la respiración y el habla, calambres y hemorragias o sangrado abundante durante el periodo menstrual. También puede causar migrañas, dolores lumbares que impiden incluso caminar, dolor durante las relaciones sexuales (dispareunia) o al ir al baño, así como cambios de humor y extenuación.

En una publicación desgarradora, la cantante Halsey reveló el dolor que al que se está enfrentando después de someterse a múltiples cirugías para combatir su endometriosis. (Imagen: Halsey-instagram)
En una publicación desgarradora, la cantante Halsey reveló el dolor que al que se está enfrentando después de someterse a múltiples cirugías para combatir su endometriosis. (Imagen: Halsey-instagram)

Famosas que sufren endometriosis

“Mentalmente agotador y físicamente dolorosa”, así ha descrito endometriosis la cantante Halsey Sparks, una de las celebrities que ha hecho pública su dolencia para darle visibilidad y normalizar la endometriosis. También lo ha hecho la actriz y guionista de Girls, Lehna Dunham, que se sometió a la extirpación del útero para intentar acabar con los fuertes dolores que sufría, y la protagonista de la última entrega de Star Wars, Daisy Ridley.

En España, la cantante de OT2 Beth, diagnosticada desde los 16 años, ha contado en declaraciones a El País, que “he llegado a desmayarme, a vomitar y a tirarme por el suelo". Y reivindica: "Está bastante silenciada. Si la tuvieran los tíos se sabría más".

Además, tal y como señala la doctora Isabel Sánchez Magro, directora del Departamento Médico de Merck, “El dolor crónico que acompaña a esta enfermedad ocasiona en algunos casos síntomas depresivos y ansiedad en muchas de las mujeres que la padecen”.

Por qué afecta a la fertilidad

Pero quizás la causa más relevante de esta enfermedad es la infertilidad. Se estima que el 30-50 por ciento de las mujeres con endometriosis son estériles.

Se estima que más de la mitad de los casos de infertilidad en mujeres jóvenes son debidos a la endometriosis, adenomiosis o una combinación de las dos. Tanto la endometriosis como la adenomiosis parten del mismo tipo de células, las del revestimiento interno de la cavidad uterina (endometrio). En condiciones normales, estas células proliferan durante la primera mitad del ciclo menstrual, bajo los efectos de los estrógenos, pero dejan de dividirse y se autodestruyen al final del ciclo, antes de ser expulsadas durante la menstruación.

Debido a causas aún desconocidas, las células del endometrio de las mujeres con la endometriosis y la adenomiosis no mueren al final del ciclo menstrual, no son eliminadas por completo durante la menstruación y adquieren una respuesta aberrante a los estrógenos durante los ciclos menstruales siguientes. De ahí que sea importante obtener un diagnóstico temprano con el que poder tratar la enfermedad de manera adecuada.

Incurable pero con tratamiento

Y es que muchas mujeres que padecen endometriosis han probado terapia de suelo pélvico, masajes y acupuntura. Pero nada de esto es recomendable, el tratamiento farmacológico es lo que mejor funciona. Y la cirugía debería ser la última opción, puesto que existen medidas menos drásticas que buscan la manera de frenar la enfermedad sin alterar el futuro reproductivo de la paciente

“Si existe sospecha de que una mujer tenga endometriosis sólo por la presencia de los síntomas antes descritos y no hay deseo inmediato de embarazo, probablemente la medida terapéutica más efectiva es el uso de anticonceptivos hormonales que disminuyan el flujo menstrual o lo supriman”, explica el doctor Rodrigo Macaya, especialista en reproducción y endocrinología ginecológica de Clínica Las Condes.

No obstante, señala el Dr. Ballestero, “dado que puede empeorar con el paso del tiempo, es importante que la mujer disponga de toda la información posible desde el primer momento y no demore demasiado la maternidad o tome medidas como la vitrificación como seguro de fertilidad para un futuro”.

Cuando los exámenes muestran una lesión ovárica que sugiere la presencia de la enfermedad (endometrioma), dependiendo del tamaño de ésta y la severidad de los síntomas, también es posible indicar tratamiento quirúrgico, aunque no siempre es así. 

“Hay que considerar que muchas veces el tratamiento de un endometrioma requerirá la extracción de esta lesión ovárica, disminuyendo la cantidad de tejido ovárico y la cantidad de ovocitos presentes en ese ovario. Por este motivo se debe justificar muy bien a quien operar o no en estas circunstancias”, explica el especialista.

A veces el tratamiento quirúrgico considera la extracción de algunos órganos como trompas y parte o la totalidad de uno o ambos ovarios. “Formas más radicales para eliminar la enfermedad son la histerectomía (extracción del útero), aun cuando este es un tratamiento que sin duda no permite la reproducción posterior”, añade el doctor Macaya.

Avances médicos

La melatonina, una hormona producida por la glándula pineal, es el último descubrimiento para tratar la endometriosis, ya que bloquea la cadena de reacciones intracelulares responsables de la transformación de células sanas en células endometriosicas, adenomiosicas y cancerosas.

Más historias que te pueden interesar:

Por qué las mujeres nos extirpamos el útero (todo sobre la operación ginecológica más frecuente en España)

Esto podría acabar con el dolor invalidante de la endometriosis

Ni enfermedad ni baja menstrual: ¿se sigue banalización el dolor de la regla?

Otras historias