Dos enfermeras que alquilaron una avioneta para opositar en dos ciudades el mismo día logran plaza

El pasado 12 de mayo miles de enfermeros y enfermeras vivieron una jornada de nervios y mucha tensión. Era el día de las oposiciones para conseguir una plaza y su futuro estaba en juego. Entre esos miles de profesionales hubo cuatro que acapararon los titulares de la prensa local y nacional por la gesta realizada. Cansados de la inestabilidad, decidieron amortizar sus años de estudio y experiencia presentándose a dos oposiciones en dos comunidades autónomas a kilómetros de diferencia: Madrid y Galicia. La noticia estuvo en el cómo. Y es que estos cuatro enfermeros gallegos -tres mujeres y un hombre- alquilaron un avión para poder hacerlo. Ahora se ha sabido que dos de ellas han logrado plaza en su tierra.

Cropped shot of a doctor holding a clipboard modern hospital
Cropped shot of a doctor holding a clipboard modern hospital

Quienes han conseguido un puesto en el hospital gallego de Verín han sido Vanesa Faro y Mercedes Gómez, pero no (o al menos no ha trascendido) sus otros dos compañeros con los que se presentaron a las oposiciones de Madrid y Silleda. Aquel día de mayo primero acudieron en avioneta a las pruebas de la capital, donde había en juego más plazas. Después, a la carrera y acabando el examen antes del tiempo máximo estipulado para llegar a tiempo, regresaron volando a Galicia para repetir.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Una de ellas, Mercedes, de 47 años, madre y con 18 años en su currículum como interina, ha reconocido en declaraciones a La Voz de Galicia que para ella gastarse varios miles de euros en el alquiler de la avioneta fue “la mejor inversión”. Ninguno ha querido revelar cuánto desembolsaron, pero en su día, como recogía El Faro de Vigo, explicaron que era una cuestión de echar cuentas y apostar por amortizar el trabajo y el estudio presentándose en dos oposiciones el mismo día multiplicando sus opciones de conseguir plaza en lugar de irse de vacaciones.

Mercedes se reconoce satisfecha por la haberlo conseguido y, además, en Galicia. “Por lo menos no me tengo que separar de mi familia por cierto tiempo”, ha reconocido. Cuando se supo de su particular plan, ella misma explicaba que “no es agradable, con casi 50 años, arriesgarse a perder la interinidad y a estar hoy aquí y mañana allí”. Eso se acabó para ella.

Su compañera de periplo que también ha logrado plaza, Vanesa, ha explicado que para ella también ha sido la “mejor inversión” de su vida. En declaraciones recogidas por 20 Minutos, añadía que si no llega a ir Madrid no habría ido “tan tranquila al examen” en Galicia.

Sobre el logro conseguido, Vanesa ha comentado que la plaza otorga “una seguridad laboral, poder cobrar a final de mes, el poder planificar tu vida e incluso poder hacer un proyecto de futuro que antes no tenía.

Más historias que te pueden interesar:


Otras historias