Que no les engañen, Neymar no va a volver al Barcelona

Javier Álvarez-Beigbeder Suárez
·2 min de lectura

Tal vez la belleza de una buena historia de amor sea el final de la misma.

La aficionados culés llevan años llenándose los oídos de frases esperanzadoras que la prensa se inventa para mantenerles alerta. Pero en algún momento esto tiene que acabar.

Alguien tiene que decirlo, la vuelta de Neymar al Barça está más lejos que nunca. Después de varios años arrepintiéndose de su marcha el brasileño está por fin feliz en París y no parece que eso vaya a cambiar este verano.

Paris Saint-Germain v Manchester City - UEFA Champions League Semi Final: Leg One | Alex Grimm/Getty Images
Paris Saint-Germain v Manchester City - UEFA Champions League Semi Final: Leg One | Alex Grimm/Getty Images

Todo el mundo sabe que Neymar es un jugador extraordinario de una calidad infinita y única en el planeta, pero no es lo que necesita el Barça. El Barcelona está comenzando un proceso de rejuvenecimiento de su plantilla a través de fichajes de jugadores jóvenes y dándole oportunidades a canteranos. Además la situación económica del club no ayuda para nada a ser optimistas. Uno de los medios que Laporta tenía a su alcance para subsanar parte de la deuda era la entrada del Barça en la Superliga, competición que parece haber desaparecido al menos de momento.

Ver jugar a Messi otra vez con Neymar es el sueño de todo culé, o realmente de todo verdadero amante de este deporte. Perfectamente podría venir a contaros que las negociaciones del PSG y Neymar están estancadas y que el Barça ha encontrado un método ideal para financiar su traspaso, pero os estaría mintiendo. El Barça no va a fichar a Neymar y aunque desde principios de junio hasta el último segundo del 31 de agosto quieran comernos la cabeza con rumores falsos e infundados, no debemos dejar que se convierta en una obsesión.

FBL-ESP-LIGA-BARCELONA-FRA-LIGUE1-PSG-NEYMAR | AFP Contributor/Getty Images
FBL-ESP-LIGA-BARCELONA-FRA-LIGUE1-PSG-NEYMAR | AFP Contributor/Getty Images

Los culés deberían estar agradecidos por lo que Neymar les dio durante tantos años, y quizás también enfadados por la manera de su marcha. Y es que así es la vida, como un libro compuesto por multitud de capítulos que una vez has leído nunca vuelves a ojear.