Entrada terrorífica de Van Dijk, ahora ¿qué tiene que decir el Liverpool sobre Sergio Ramos?

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
Foto: Goal.com
Foto: Goal.com

El central holandés del Liverpool, Virgil Van Dijk, fue el protagonista de la jornada del martes de Champions League en el partido que enfrentaba a los ‘Reds’ con el Nápoles de Carlo Ancelotti y no precisamente por su calidad, sino por una terrorífica entrada a Martens.

El árbitro decidió no expulsarle a pesar de poder haber roto el tobillo al delantero belga del equipo italiano. Incluso el capitán del Liverpool, su compañero Henderson, se acercó a él para reprenderle por lo que había hecho, sabiendo que semejante atrocidad merecía la expulsión.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Si se hubiese aplicado el reglamento como es debido, Van Dijk se hubiera ido a la caseta y el Napolés habría tenido opciones de meterse en los octavos de final dejando fuera al equipo de Klopp, que se impuso por 1-0.

Después de montar una campaña contra el arbitraje de la última final de Champions League por el lance entre Sergio Ramos y Salah, que dejó fuera de la misma al egipcio, y tras generar una atmósfera de violencia alrededor de la figura del capitán del Real Madrid, estaría bien saber qué opinan de esta entrada los detractores del de Camas.

Sergio Ramos y Salah en la jugada que termina con la lesión del egipcio y estrella del Liverpool en la final de la Champions League, en el Estadio Olímpico de Kiev (Foto: Getty)
Sergio Ramos y Salah en la jugada que termina con la lesión del egipcio y estrella del Liverpool en la final de la Champions League, en el Estadio Olímpico de Kiev (Foto: Getty)

Si bien es verdad que una provoca la lesión de la estrella del Liverpool en el partido más importante de su historia, sólo un milagro explica que ayer Van Dijk no partiese en mil cachos el tobillo de Dries Mertens.

Es una locura pensar que ambas acciones tienen voluntariedad, pero, a priori, la de Sergio Ramos tenía menor peligrosidad, a pesar de las consecuencias que conllevó. Se sobredimensionó hasta tal punto que el central del Real Madrid está mirado con lupa en cada acción en la que se ve involucrado.

No le pasa lo mismo al bueno de Van Dijk, protagonista igualmente de acciones antideportivas que apenas trascienden desde que jugaba en el Celtic. Un día le toca a uno y otro día a otro, es ley de vida, pero no a todos se led mide con la misma vara.

El Liverpool no tiene argumentos ni defensa para este tipo de acciones que, como vemos, también protagonizan jugadores que defienden su camiseta. ¿Dónde están los que hicieron lo imposible pidiendo la cabeza de Ramos ahora?

Por Gidén Huerta

También te puede interesar:

Cristiano se equivoca con el Real Madrid

Acusan a Guardiola de racista

El Real Madrid y Manchester City negocian por el fichaje de Brahim Díaz para enero

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente