"Entre Pancho Villa y una mujer desnuda", la triste evidencia de que muy poco ha cambiado en México 27 años después

Yahoo Vida y Estilo

Cuando Sabina Berman estrenó en el Teatro Helénico la obra “Entre Pancho Villa y una mujer desnuda” en 1993 creyó que perdería vigencia en poco tiempo porque hablar del machismo y la desigualdad en una relación de pareja se convertiría en algo obsoleto. Pero con el reestreno de la puesta en escena este 2020 en el Teatro Rafael Solana, el tema sigue igual de vigente.

Gabriela de la Garza, Fernando Bonilla y Moisés Arizmendi en la obra 'Entre Pancho Villa y una mujer desnuda'. Foto: Medios y Media/Getty Images
Gabriela de la Garza, Fernando Bonilla y Moisés Arizmendi en la obra 'Entre Pancho Villa y una mujer desnuda'. Foto: Medios y Media/Getty Images

Así lo dijo la escritora a El Universal, al confirmar que después de casi tres décadas, los cambios del guión solo fueron por cuestiones que involucran a la tecnología o al nombre de la izquierda mexicana. “Cuando la escribí, la izquierda estaba afuera del poder y parecía muy difícil que llegara. El personaje hablaba de la gesta que no había logrado mi generación. Ahora cambiaron los tiempos verbales, se incluyen frases como 4T y otros partidos", dijo Berman, a quien la productora Isabelle Tardán le propuso reponer la obra.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

"Cuando la vi con actores de otra generación, me sorprendió cuán vigente era y qué bien se contaba en nuestras voces", añadió la autora, quien para la historia se inspiró en la relación de una vecina suya con un intelectual muy conocido de izquierda.

"Lo que me fue revelando esta relación es que él creía que la democracia significaba la igualdad de todos... pero no de todas. Excluía nada más al 50% de la población", recordó hace unos días, a la vez que celebraba cómo la lucha feminista ha logrado movimientos como el Paro Nacional de este 9 de marzo, "de forma tan espontánea, sin líderes, tan horizontal. Me parece notable cómo ha renovado el debate".

Y es que cuando la dramaturga presentaba la obra de teatro que ella dirigió en 1993, se emocionaba porque "íbamos a hablar de machismo, porque era un tabú, fue romperlo, porque en ese entonces no se podía. De hecho, creímos que nos iba a ir muy mal porque los hombres no dejarían a las mujeres verla, sin embargo, fue lo contrario. (...) Cinco años después pensamos que ya no tendría vigencia porque ya no iba a haber machismo, estábamos seguras de eso y ahora vemos que tristemente sigue siendo actual, es triste ver qué 27 años después no lo hemos solucionado”, comentó a Notimex.

Alexis de Anda y Gabriela de la Garza. Foto: Medios y Media/Getty Images
Alexis de Anda y Gabriela de la Garza. Foto: Medios y Media/Getty Images

En una época donde el presidente de México era Carlos Salinas de Gortari, la obra protagonizada por Diana Bracho y Juan Carlos Colombo era calificada como "una obra regocijante, muy original, inteligentemente estructurada, que hará felices a las mujeres y que hará sonreír forzadamente, casi con una mueca, a sus acompañantes masculinos que se mirarán en el espejo y pensarán, incrédulos: ¿A poco somos así?”.

Esa imagen sigue tan vigente, que hasta los actores Moisés Arizmendi y Fernando Bonilla, quienes participan en la actual producción, bromean con que para prepararse solo dejaron salir al macho que llevan dentro "y jugar con ellos".

"Me he tardado en entender que yo fui educado para ser un macho de izquierda y creo que es interesante en 2020 volver a poner eso en escena; Sabina nos plantea una deuda histórica de la izquierda mexicana con el feminismo y tiene mucho sentido ahora que una izquierda institucional está en el poder, que está a la vanguardia en muchas cosas pero en relación de género hay grandes desfases", dijo Bonilla a El Universal.

En cuanto al personaje femenino de la puesta, interpretado por Gabriela de la Garza, la actriz reflexionó que ha podido ver "la responsabilidad que tenemos las mujeres en este sistema patriarcal que vivimos, cómo de alguna forma inconsciente y conscientemente vamos perpetuando ciertas conductas machistas y también cómo salir adelante, cómo encontrar una salida a este sistema que tanto nos oprime".

Lambda Garcia, Gabriela de la Garza, Fernando Bonilla, Alexis de Anda, Moisés Arizmendi y Conchi Leon. Foto: Medios y Media/Getty Images
Lambda Garcia, Gabriela de la Garza, Fernando Bonilla, Alexis de Anda, Moisés Arizmendi y Conchi Leon. Foto: Medios y Media/Getty Images

Quizá la obra no cambie la realidad con la que se enfrentan las mujeres en México, pero sin duda sí pondrá a reflexionar a quienes puedan asistir al Teatro Rafael Solana y notar, como dice Sabina Berman, que la obra no es "un planfleto político", sino una historia real, sobre cómo sus personajes enfrentan las conductas machistas del hombre, "porque 'en nombre del amo' cometemos violencias indecibles entre hombres y mujeres. Eso es real".

Además de Arizmendi, Bonilla y De la Garza, el elenco de esta nueva producción lo conforman también Alexis de Anda, Lambda García y Conchi León, con funciones los fines de semana donde 'Pancho Villa' le dice al hombre de la pareja que sale a escena, como si fuera la voz de su consciencia, frases como: "No la deje hablar. Péguele, bésela, dígale qué chula te ves cuando te enojas, pero no la deje hablar”.

También te puede interesar: Roberto Palazuelos, la persona machista que por desgracia es ejemplo a seguir de muchos hombres

Otras historias