Entrenamiento en volcán lleva a ecuatoriano Carapaz al oro en prueba olímpica de ruta

·2 min de lectura

Por Martyn Herman

TOKIO, 24 jul (Reuters) - Un recorrido de ruta brutalmente duro agotó a la mayoría de los 130 ciclistas que salieron el sábado del parque Musashinonomori bajo un calor sofocante, pero no al medallista de oro Richard Carapaz, que se entrena en un volcán ecuatoriano.

El sudamericano, de 28 años y conocido como La Locomotora, contuvo al pelotón antes de lanzar un ataque final en solitario que lo llevó a la gloria en los Juegos de Tokio.

Carapaz, un especialista en escalada del equipo Ineos Grenadiers, se lanzó como un coche de Fórmula 1 en el Fuji International Speedway para dejar a sus rivales a un minuto de distancia.

Fue un esfuerzo fenomenal al final de un recorrido de seis horas de 234 km desde los suburbios de Tokio hasta las majestuosas subidas alrededor del Monte Fuji, que culminaron en el paso de Mikuni, donde las pendientes del 20% hicieron que un corredor tras otro se quedara atrás y sin aliento.

El esloveno Tadej Pogacar, que ganó su segundo Tour de Francia consecutivo este año y era el gran candidato al oro, pensó que podría superar a Carapaz en ese tramo infernal de asfalto, pero no contaba con la férrea resistencia del sudamericano.

Carapaz lideró una exitosa persecución a Pogacar en la bajada y luego, en la siguiente subida, él y el estadounidense Brandon McNulty lanzaron su ataque.

Ambos aceleraron y se distanciaron dos minutos del pelotón, pero mientras McNulty flaqueó a 5 km de la meta, Carapaz se alejó del resto de sus competidores.

Esta gran actuación pasará a la historia del deporte ecuatoriano, ya que fue la segunda medalla de oro olímpica del país, después de la victoria de Jefferson Pérez en la prueba de marcha en Atlanta 1996.

Carapaz ya había ganado un Giro de Italia y fue tercero en el Tour de Francia que terminó el pasado fin de semana, pero dijo que un oro olímpico era "increíble".

"Ver tu bandera en lo más alto y tener esta medalla es sensacional", dijo a los periodistas Carapaz, que pasó los primeros meses del año recorriendo los caminos de grava de la ladera del volcán Cotopaxi, en los Andes.

"Es una gran satisfacción. He trabajado muy duro. Formar parte de la historia de mi país es muy importante", agregó.

Wout Van Aert, que se quedó con la presea de plata, reconoció la gran actuación del sudamericano.

"Sabíamos que iba a ser un competidor muy fuerte, y ha merecido la victoria", dijo el belga, que superó a Pogacar en un sprint final para quedarse con el segundo puesto.

(Editado en español por Javier Leira)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente