EQUIPOS OLVIDADOS: el Necaxa de los 90, de ganar al Real Madrid en el Mundial de Clubes, a pelear por el ascenso

Carlos Alberto Pérez García
·6 min de lectura

Hablar del Necaxa es tocar una de las fibras más sensibles del fútbol mexicano. No por su alta popularidad en el comienzo del fútbol azteca o por sus lapsos ganadores en la historia, sino por la gran capacidad que tuvo para identificarse con la gente y por supuesto, su entrañable e inexorable relación con 'Don Ramón'.

El Necaxa es un club que surgió en 1923 como parte de la empresa eléctrica más importante del país. Se forjó como equipo del pueblo, en el mero núcleo de la Ciudad de México, con el apoyo de la gente trabajadora y bajo la representación de los propios electricistas.

A pesar de que la institución fue plenamente exitosa en la época amateur del fútbol mexicano, el salto al profesionalismo no fue sencillo ni inmediato, algo que hasta la fecha le ha provocado inestabilidad en el plano directivo y deportivo. Por esa razón, hoy recordamos la luz más brillante que desplegaron 'Los Rayos', esa que pregonó grandeza inusitada, pero también ponemos sobre la mesa la estrepitosa debacle que tuvieron tras tocar la gloria.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Luego de conseguir cuatro títulos de seis posibles en la década de los 30 con Horacio Casarín como leyenda, los Rayos no se animaron a adentrarse en el profesionalismo, por lo que no fueron uno de los clubes que fundaron la Primera División de México en 1943; sin embargo, las raíces estaban sembradas y era cuestión de tiempo para que alguien retomara el histórico club de la compañía 'Luz y Fuerza'.

A pesar de resurgir en 1950, la estabilidad se vislumbró hasta 1955 con Miguel Ramírez Vázquez como dueño, con quien sumaron un título de Copa (1960) y esbozaron los primeros tintes de grandeza perdida: vencieron en Ciudad Universitaria al Santos de Pelé en un torneo amistoso.

Tras problemas económicos y 11 años bajo el nombre de Atlético Español, en 1982 renació de nueva cuenta la esencia electricista y de la mano de Televisa regresó el Necaxa bajo el mote de "Los Rayos", quienes mantuvieron viva la esencia mediante el personaje de 'Don Ramón' en el 'Chavo del 8' a pesar de su lapso bajo el nombre español. Es en este momento cuando la época de oro comenzó a labrarse.

Necaxa ganó tres títulos de liga en la década de los 90, etapa en la que obtuvo otros dos subcampeonatos | Getty Images/Getty Images
Necaxa ganó tres títulos de liga en la década de los 90, etapa en la que obtuvo otros dos subcampeonatos | Getty Images/Getty Images

Aunque desde 1988 el equipo comenzó a pelear la parte alta del campeonato, fue hasta 1994 cuando bajo la tutela de Manuel Lapuente, los Rayos del Necaxa encuentran su mejor fútbol de la mano de jugadores históricos como Álex Aguinaga, Ricardo Peláez, Octavio Becerril, Ivo Basay e Ignacio Ambriz, entre otros.

Enseguida ganaron el título de liga y se convierten bicampeones un año después. Los títulos de 1995 y 1996 significaron los últimos que tuvo México bajo el formato de torneo largo, aunque ya con liguilla, pero además estuvieron cerca de ser tricampeones en la primera final de torneos cortos ante Santos Laguna.

Tras perder otra final de liga en verano de 1998, ya con Raúl Arias como entrenador, seis meses después llegó la revancha y consiguieron el tercer título profesional en la historia del club: una década peleando los primeros puestos, con títulos de liga, copa y un total protagonismo en el fútbol mexicano, pero todavía faltaba lo mejor: la internacionalización.

Necaxa derrotó en penales al Real MAdrid en el Mundial de Clubes del 2000, en un partido por el tercer lugar | ANTONIO SCORZA/Getty Images
Necaxa derrotó en penales al Real MAdrid en el Mundial de Clubes del 2000, en un partido por el tercer lugar | ANTONIO SCORZA/Getty Images

No conformes con el éxito nacional, el Necaxa conquistó la Copa de Campeones de la Concacaf frente al Alajuelense y consiguieron su pase al primer Mundial de Clubes de la historia, donde se enfrentaron al Manchester United y Real Madrid.

En fase de grupos debutaron con empate a un gol frente a los Red Devils. Montecinos marcó el primero al 14', pero fue hasta el 88' cuando Dwight Yorke igualó el marcador. El equipo de Sir Alex Ferguson, con David Beckham expulsado y con Ryan Giggs, Roy Keane, Ole Gunnar Solskjaer, Andy Cole y más sobre el campo, alcanzaron a rescatarle un empate al Necaxa.

Los Rayos no pudieron derrotar a Vasco da Gama en la tercera jornada, por lo que no clasificaron a la final, pero el destino les puso enfrente al Real Madrid en el duelo por el tercer lugar, donde volvieron a demostrar su poderío mexicano y los derrotaron en penales 4-3.

Necaxa y Manchester United empataron 1-1 en la fase de grupos del Mundial de Clubes 2000 | Shaun Botterill/Getty Images
Necaxa y Manchester United empataron 1-1 en la fase de grupos del Mundial de Clubes 2000 | Shaun Botterill/Getty Images

Aquel enfrentamiento por la tercera plaza quedó 1-1 en el tiempo regular, con goles de Raúl González y Agustín Delgado. Los merengues eran dirigidos por Vicente del Bosque y sobre el campo habían estrellas del calibre de Fernando Hierro, Steve McManaman, Fernando Morientes y hasta Samuel Eto'o.

Aquel día el Necaxa consiguió la gloria para el fútbol mexicano, se colgaron la medalla de tercer lugar sin perder ante el actual campeón de Champions League y derrotando en penales al denominado "Mejor club del siglo XX", por lo que el éxtasis era total en territorio azteca.

Ya de regreso en México, el equipo comenzó su declive, no sin antes sumar otro subcampeonato en el 2002 frente al América. En ese momento, tras la mítica anotación de 'Misionero' Castillo de cabeza, el Necaxa se derrumbó como de manera inverosímil.

Necaxa perdió la final del Verano 2002 frente al América, dirigido por Manuel Lapuente y con 'Zaguinho' en las filas rojiblancas | Jam Media/Getty Images
Necaxa perdió la final del Verano 2002 frente al América, dirigido por Manuel Lapuente y con 'Zaguinho' en las filas rojiblancas | Jam Media/Getty Images

En el 2003 le dijeron adiós a su casa, el Estadio Azteca, y se trasladaron a Aguascalientes. A partir de ese momento, el cuadro necaxista pasó a un segundo término en el fútbol mexicano, sus resultados decayeron y en el 2009 se consumó su primer descenso a la categoría de plata.

Los fichajes no llegaban, eran fuente de jugadores para el América debido a ser del mismo dueño y la esencia ganadora se había perdido. Para empeorar la escena, el descenso fue consumado por su "hermano" azulcrema y a partir de ahí el camino ha sido muy rocoso.

A pesar de que ascendieron un año después, volvieron a bajar en el 2011. Fue hasta el 2014 cuando entró una nueva estructura, Televisa se desprendió de ellos y empezaron a navegar con los recursos de la familia Tinajero. Luego de muchos intentos, Necaxa fue campeón en su nueva casa, ascendió en el 2017 y desde entonces navegan en primera de manera irregular, medio intrascendente, pero con el amor incondicional de su afición, una que todavía tiene su buena fracción en la Ciudad de México.

Para más de Carlos Alberto Pérez, ¡síguelo también en Twitter como @CarlosAlbertoPG!