EQUIPOS OLVIDADOS: el Villarreal o el pueblo de 50.000 habitantes en las semifinales de la Champions

Pablo Falcones
·8 min de lectura

Hoy por hoy, el Villarreal es uno de los equipos más poderosos de nuestra liga. Sin embargo, la 'historia' de este club es relativamente moderna. Podríamos decir que el Villarreal tal y como lo conocemos 'nació' el 15 de mayo de 1997. En el restaurante Avenida 41 de Vila-Real, Fernando Roig anunciaba que acababa de comprar el club. Casi 24 años después sigue siendo su presidente, aunque ha cambiado por completo el curso de la entidad.

LA LLEGADA A PRIMERA DIVISIÓN

"Nuestro proyecto era ascender en tres años y subimos en el primero" aseguraba el propio Roig en una entrevista al diario As. En la temporada 1997-98, los groguets habían acabado cuartos en Segunda y se jugaban el ascenso contra el Compostela. En El Madrigal (nombre por entonces del estadio amarillo) empataron 0-0 y con un 1-1 en la vuelta consiguieron la hazaña gracias al valor doble de los goles fuera de casa.

Rayo Vallecano v V X | Firo Foto/Getty Images
Rayo Vallecano v V X | Firo Foto/Getty Images

Ese año de debut en la máxima categoría empezó bien, con una primera vuelta decente y victorias ante el Barcelona de Van Gaal en el Camp Nou (1-3) o el Valencia en el derbi de la Comunidad (1-0). Sin embargo, en la segunda vuelta los de Castellón acumularon 15 jornadas sin ganar y acabaron la liga 18º. Se jugaron la permanencia en una promoción contra el Sevilla, con resultado adverso. Perdieron 0-2 en casa y 1-0 en el Sánchez Pizjuán. Destacaron jugadores como Craioveanu o Palop.

A partir de entonces, comenzó la época de auge definitivo en el club. En la temporada 1999-00, regresaron a la máxima categoría de nuestro país al acabar 3º en Segunda, sólo por detrás de Las Palmas y Numancia. En su nueva aventura en Primera, finalizan en un increíble 7º puesto, y sería en la siguiente año ,2001-02, cuando jugarían su primera competición europea: la ya extinta Copa Intertoto, cuya consecución daba acceso a la UEFA. Perdieron la final contra el Málaga (0-1 y 1-1).

EL ESTRENO EN EUROPA: LA COPA DE LA UEFA Y SU CLASIFICACIÓN PARA CHAMPIONS

En la temporada 2002-03, el club finaliza 15º y de nuevo se inscribe en la Intertoto para ese verano. un verano en el que ficha a uno de los jugadores más importantes de su historia: Juan Román Riquelme, que llegaba tras no haber podido triunfar en el Barcelona en su primer año. Esta vez sí que son capaces de ganar el torneo, al imponerse en la final al Heerenveen holandés (1-2 y 0-0) y en su primera participación en la Copa de la UEFA llegan a semifinales, donde pierden contra un Valencia a la postre campeón del torneo (1-0 y 0-0).

El equipo no dejaba de crecer. Al club llegaron jugadores míticos de la entidad, como Arruabarrena, Reina, Cazorla (desde la cantera), Sorín o Senna, además del ya mencionado Riquelme, y un tal Diego Forlán. Repiten victoria en la final de la Intertoto en el verano de 2004, ante otro equipo español que 'volvía' tras una mala época. El Atlético de Madrid igualó el 2-0 del Madrigal en la vuelta, pero perdería por penaltis y se quedaría a las puertas de una UEFA que jugarían los amarillos.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Aquel año, Manuel Pellegrini era el nuevo entrenador del equipo. Llegaba desde River Plate, y no pudo hacerlo mejor en su primera temporada. En la 2004-05, el Villarreal acabó en una histórica tercera posición en liga, sólo por detrás de Barcelona y Real Madrid, y dejaba claro que ya era un equipo noble en nuestro país. Forlán, que ese verano había fichado desde el Manchester United, acababa como Pichichi de la liga con 25 goles. El único en la historia del club hasta la fecha.

LA HISTÓRICA TEMPORADA DE CHAMPIONS

Fue en la temporada 2005-06 cuando el Villarreal alcanzó su mayor cota hasta el momento como club, y que es el tema principal de este artículo. Iniciaba su andadura en la Champions ante un Everton también novel en estas lides, en la fase previa de la competición. Los amarillos fueron claramente superiores a pesar de tener menos presupuesto que su rival, y ganaron en la ida en Goodison por 1-2 y en la vuelta por 2-1.

Villarreal v Lille | Denis Doyle/Getty Images
Villarreal v Lille | Denis Doyle/Getty Images

El sorteo de la fase de grupos no fue nada benévolo con el equipo de Pellegrini. Los castellonenses se vieron encuadrados en el Grupo D, con dos campeones de Europa como el Benfica y sobre todo un Manchester United que era uno de los 'cocos' del continente y en el que empezaba a despuntar Cristiano Ronaldo. El grupo lo completaba el Lille francés, que tampoco era una perita en dulce.

No obstante, el equipo no se amilanó por completo. Con los ya mencionados cracks de la talla de Riquelme, Senna o Forlán, fueron capaces de empatar los tres primeros partidos. La segunda vuelta sería aún más productiva, y conllevaría dos victorias históricas. La primera en el Estadio Da Luz contra el Benfica (0-1), gracias a un gol de Senna. Tras un empate en Old Trafford meritorio (0-0), en la última jornada se jugaban todo ante el Lille, en casa. Un solitario gol de Guayre (1-0) daba la clasificación como primero al equipo, con 3 goles a favor y sólo 1 en contra. Histórico.

Los de Pellegrini tenían la opción de seguir haciendo historia y se enfrentarían al Glasgow Rangers escocés en los octavos de final. En la ida sacaron un nuevo empate fuera de casa, gracias a dos goles de Riquelme primero y Forlán después (2-2). La semana siguiente en El Madrigal tuvieron que sufrir lo suyo, pero un gol al comienzo de la segunda mitad de una leyenda como Arruabarrena certificaba el empate y el pase a los cuartos (1-1).

En cuartos, la historia fue similar, aunque el rival era de mayor entidad. El Inter de Milán, liderado por Adriano, remontó en el Meazza el gol inicial de Forlán (2-1). Los amarillos, que perdían al noveno intento su primer partido en Champions, tenían que remontar en casa. Y de nuevo, como en la eliminatoria anterior, sería Arruabarrena quien daría al equipo una histórica clasificación para semifinales, en la primera participación en Champions de siempre del club (1-0).

EL DRAMA DEL ARSENAL Y RIQUELME

Sólo quedaba el Arsenal de Wenger para plantarse en la gran final. Un auténtico equipazo con jugadores de la talla de Henry, Pires, Cole, Campbell, Fábregas, Van Persie o Lehman. Un gol en Highbury de Kolo Touré dio ventaja a los gunners (1-0), aunque todo se resolvería en una vuelta que, de nuevo, sería en El Madrigal. La final estaba a sólo una victoria y el esfuerzo debía ser titánico.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El encuentro fue un asedio sobre la meta inglesa, pero nadie fue capaz de encontrar el premio del gol. Hasta que en el minuto 88, Clichy derribó claramente a José Mari. El árbitro no lo dudó y señaló el penalti. Riquelme tenía en sus botas la opción de forzar la prórroga y de que el Villarreal siguiera reescribiendo la historia. Cogió carrera, lanzó,.... pero Lehmann adivinó el lanzamiento y lo despejó. Rompía así el sueño de un pueblo entero y los corazones de miles de aficionados. El viaje europeo moría en la orilla y de la manera más cruel para el mejor jugador del equipo.

ESTABILIDAD EN NUESTRO FÚTBOL

Fue el momento álgido en la historia del club, junto con el subcampeonato que lograrían en la temporada 2007-08 en liga. La estabilidad y el crecimiento siguieron siendo la tónica en la entidad, con la excepción de un descenso desgraciado en 2012 que remediaron al año siguiente de la mano de Marcelino. Un Marcelino que llevaría a los groguets a las semifinales de la Europa League en 2016, ante el Liverpool de Klopp. Ganaron 1-0 en casa, pero los reds remontaron claramente en Anfield (3-0).

El Villarreal se convirtió en uno de los equipos más prestigiosos de España | David Ramos/Getty Images
El Villarreal se convirtió en uno de los equipos más prestigiosos de España | David Ramos/Getty Images

Hoy por hoy el Villarreal, como ya hemos dicho ates, es un equipo de mucho nivel en nuestra liga y muy asentado en la pelea por competiciones europeas. Todo de la mano de Roig, que ha convertido por completo a la entidad. Para terminar de certificar todo el crecimiento del club, lo único que le faltará sería ganar su primer título. Estamos seguros de que, más pronto que tarde, terminará llegando. Se lo merecen.