Los equipos que ya reciben público en los estadios y los que están a punto de hacerlo

Arturo Du Leon
·2 min de lectura

El pasado lunes concluyó una jornada más del Torneo Guard1anes 2021, y si bien es cierto que no fue una semana con muchos goles, la diferencia y lo que más llamó la atención fue que en algunos recintos del país ya se abrieron las puertas para el acceso de público. Esto luego de que en la mayor parte del país se llegara al semáforo en color amarillo.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

Hasta el momento, son cuatro equipos los que ya cuentan con aficionados: FC Juárez, Guadalajara, Necaxa y León. Los Bravos de Juárez recibieron en la cancha del Olímpico Benito Juárez la visita de los Pumas UNAM, en partido que terminó con empate de 1-1.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Por otro lado, en el partido más esperado de la jornada, las Chivas del Guadalajara cayeron por goleada ante las Águilas del América por 3-0. Para el último encuentro de la semana entre los Panzas Verdes del León y los Rayos del Necaxa, los esmeraldas se impusieron con autoridad por 3-1.

Se espera que estas tres escuadras continúen recibiendo aficionados en sus inmuebles, siempre y cuando no se regrese a semáforo anaranjado. Asimismo, Santos Laguna anunció que para el partido de la jornada 12 ante León también reabrirá sus puertas al público. Por su parte, el Atlas contará con aficionados en el encuentro de la fecha 13 ante Xolos; mientras que Tigres y Monterrey contarán con el apoyo de la afición en el mes de abril.

Aficionados en el Estadio Akron. | Refugio Ruiz/Getty Images
Aficionados en el Estadio Akron. | Refugio Ruiz/Getty Images

Sin embargo, los que más lejos se encuentran en reabrir sus puertas son los equipos de América, Pumas UNAM, Cruz Azul y Toluca. La zona donde se encuentran los estadios de dichos clubes continúan en semáforo anaranjado, por lo que una reapertura podría provocar un nuevo brote y existiría la posibilidad de regresar a rojo.