Erling Haaland aún tiene que mejorar su inglés para evitar meterse en problemas

·3 min de lectura
Erling Haaland anotó dos goles en su debut en la Premier League con el Manchester City, pero se metió después en un jardín durante la entrevista pospartido. (Foto: James Gill / Danehouse / Getty Images).
Erling Haaland anotó dos goles en su debut en la Premier League con el Manchester City, pero se metió después en un jardín durante la entrevista pospartido. (Foto: James Gill / Danehouse / Getty Images).

Después de realizar un flojo partido ante el Liverpool en la Community Shield, partido en el que falló un par de claras ocasiones y su equipo cayó por 3-1, Erling Haaland no pudo tener un mejor debut con el Manchester City en la Premier League. El delantero noruego fue titular y anotó los dos tantos, el primero de ellos de penalti, en la victoria del conjunto sky blue ante el West Ham en el Estadio Olímpico de Londres. Sin embargo, tras el encuentro se metió en un jardín por su mal uso del inglés.

Como gran protagonista del encuentro tras su doblete, la nueva estrella del City fue uno de los entrevistados tras el partido por la televisión inglesa. A Haaland le preguntaron por la oportunidad perdida de realizar un hat-trick, ya que falló alguna ocasión más y posteriormente fue sustituido en el minuto 78, algo que al noruego no le hizo ninguna gracia.

Así lo expresó también en la entrevista, aunque seguramente pudo haber elegido alguna otra palabra para decirlo. “Sí, lo pude haber marcado (un triplete) en esa ocasión. Si viste el centro de Gundogan antes de que me cambiaran... Debería haber estado allí... Entonces, es un poco mierda, pero así son las cosas”, respondía el 9 del equipo inglés.

El periodista le llamó la atención por la palabra que acababa de decir. “Cuidado con el lenguaje”, le dijo.

La respuesta entonces de Haaland fue épica. “Lo siento. Mierda. Hay que hablar bien en este país”, soltó.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Ni el futbolista ni el reportero pudieron entonces aguantar la carcajada. Todo quedó en una divertida anécdota, aunque a partir de ahora el delantero deberá usar un inglés más refinado si no quiere meterse en problemas.

Con respecto al partido, el ariete cuajó su primera gran actuación con la camiseta del City. Haaland abrió la cuenta con un penalti lanzado a la derecha del portero del West Ham, Lukasz Fabianski, que él mismo había provocado. Lo festejó con su celebración más icónica.

Su segundo gol llegó en el minuto 65 del encuentro tras recibir un excelente pase de Kevin de Bruyne y batir por bajo al guardameta polaco con un disparo con su pierna izquierda.

Como comentábamos, al noruego no le hizo ninguna gracia que Pep Guardiola lo cambiara en el minuto 78. Sin embargo, el técnico español no solo no criticó su reacción, sino que la alabó tras el encuentro y comparó a su nuevo futbolista con Lionel Messi.

“Me gusta”, dijo Guardiola. “Tuve la suerte como entrenador de estar con Messi y si marcaba dos, quería tres. Si anotaba tres, quería cuatro. Si tenía cuatro, quería cinco. Los máximos goleadores, los delanteros, nunca están satisfechos. Siempre se mueren de hambre”.

Pep Guardiola saluda a Haaland tras sustituirlo en el debut del City en la Premier League 2022-23. (Foto: John Walton / PA Images / Getty Images).
Pep Guardiola saluda a Haaland tras sustituirlo en el debut del City en la Premier League 2022-23. (Foto: John Walton / PA Images / Getty Images).

Por su trayectoria en el Red Bull Salzburgo y el Borussia de Dortmund sabemos que Haaland tiene mucha hambre y, aunque había dudas acerca de su adaptación en el City, las ha despejado rápidamente y parece que seguirá haciendo gala de su capacidad goleadora.

VÍDEO | Guardiola: "Queremos que Haaland sea un mejor jugador y que no solamente anote goles"

Más historias que te pueden interesar: