El grito de “¡vete al médico!” a Errejón mientras habla sobre salud mental

M. J. Arias
·4 min de lectura

En la sesión de control al Gobierno de este miércoles, Íñigo Errejón lanzó una pregunta clara y concisa a Pedro Sánchez que este recogió con agradecimiento. “¿Tiene un plan de choque el Gobierno para abordar el problema de la salud mental?”. Esa fue la pregunta del diputado del Grupo Parlamentario Plural, quien desglosó los datos sobre la salud mental de los españoles dados por el CSIC en su última encuesta. Al término de su intervención, Carlos Romero, diputado del PP por Huelva, le gritó un “¡vete al médico!”. El hemiciclo respondió con aplausos hacia Errejón.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El grito, que ha sido rápidamente recogido y ampliamente criticado en redes sociales por quienes estaban siguiendo la sesión de control desde dentro y fuera de ella, ha sido considerado una falta de respeto y de empatía para con quienes sufren problemas de salud mental. En su intervención, Errejón ha puesto énfasis en la importancia de la salud mental, más aún en un contexto de pandemia como el actual, y ha preguntado al Gobierno sobre sus planes para atajar la situación.

Recogiendo datos de una encuestas del CSIC en la que ha señalado que se ha preguntado por primera vez a los españoles por su salud mental, explicaba el diputado de Más País que 6 de cada 10 encuestados reconoce tener problemas y síntomas de depresión, ansiedad… Aunque la cifra que ha reconocido que más le ha impactado ha sido el de 10 suicidios al día. Ha hablado también del estigma de las familias que pierden así a alguien cercano y de la necesidad de reforzar el programa de salud mental en la Sanidad publica con la contratación de más psicólogos que puedan acompañar y ayudar a los enfermos para que no solo reciban tratamientos quienes pueden costeárselo.

La respuesta obtenida de parte del presidente del Gobierno es que existe un plan de actuación y una partida incluida en los presupuestos para reforzar ese apartado de la Sanidad. Más allá de los datos económicos ofrecidos por Sánchez, este ha querido agradecer a Errejón su pregunta haciendo hincapié en la importancia de un tema como el de la salud mental. Un momento de empatía y preocupación compartida en medio de la crispación política actual que se ha visto interrumpido por un grito hacia Errejón de “¡vete al médico!”.

La respuesta de la mayoría de diputados a esa frase ha sido la de aplaudir al diputado de Más País por su intervención. Quién ha sido el autor del grito se desconoce, pero el propio Errejón ha señalado en su perfil en Twitter que la voz procedía de la bancada del Partido Popular, pero que no sabría decir quién ha sido. Poco después y tras el revuelo levantado por el asunto, era el autor de la frase quien asumía la misma y pedía disculpas en Twitter.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Antes de ser identificado, diputados como Cristina López Zamora y José Zaragoza también habían señalado a la misma zona con mensajes muy críticos al autor. “La derecha gritando a Errejón 'Vete al médico' porque pregunta por #SaludMental en la #SesionDeControl Falta de educación y falta de conocimiento de la realidad que viven los españoles y españolas. Esto es lo que aleja a la ciudadanía de la política”, ha publicado en redes la primera. “Mientras Errejón preguntaba por los problemas de salud mental, un diputado de la bancada del PP lo ha increpado con un 'vete al médico'. El PP de siempre, insultos, mentiras y tránsfugas”, compartía el segundo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

EN VÍDEO | Mónica García apuesta por sí misma