El error enorme que estamos pagando y ya pensamos en repetir: salvar la Semana Santa

Asier Martiarena
·4 min de lectura
'Salvar la Semana Santa', el nuevo mantra tras el fallido 'Salvar la Navidad'. (Photo by: Paolo Reda/REDA&CO/Universal Images Group via Getty Images)
'Salvar la Semana Santa', el nuevo mantra tras el fallido 'Salvar la Navidad'. (Photo by: Paolo Reda/REDA&CO/Universal Images Group via Getty Images)

Todavía se desconoce el impacto real de la tercera ola del coronavirus tras la fallida relajación de las restricciones por el coronavirus y ya hay quien piensa en volver a hacer la vista gorda en Semana Santa. Así está el debate sobre si debe pesar más la economía que la salud en la lucha contra la Covid-19. El detonante esta ves han sido las declaraciones de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, quien este fin de semana ha puesto fecha a la vuelta a los viajes nacionales. "El horizonte es difícil de prever. Para nosotros, Semana Santa puede ser el reinicio de esa actividad económica si se dan las condiciones de seguridad", ha apuntado Maroto durante una entrevista en Onda Cero. “Creo que hemos hecho bien los deberes, porque contamos con los protocolos. Vamos a trabajar para empezar a recuperar cierta normalidad sabiendo que el verano es, sin duda, el periodo en el que nos jugamos todo", apostilló la ministra.

La frase es calcada a la escuchada en diciembre, cuando había que salvar la Navidad. La Navidad la habrán conseguido salvar algunos sectores como el de la hostelería y el turismo. Pero a costa de que ahora estemos marcando cifras récord, con la incidencia acumulada disparada hasta los 714 casos por 100.000 habitantes -muy por encima del pico alcanzado en la segunda ola (528,75 el 4 de noviembre), o con el doble de ingresos hospitalarios de los que había en Nochebuena. Una factura sanitaria a la que sumar la económica. Porque muchos otros sectores que en Navidad no se beneficiaron de la relajación general -porque en España hay más que hostelería y turismo- ahora ven cómo se agiganta su crisis al sumar nuevas restricciones que impiden su desarrollo económico.

Esto no pilla por sorpresa a demasiada gente, porque ya se intuía lo que podía pasar. Lo chocante es que haya quien piense en repetir el mismo error en menos de dos meses, con la citada Semana Santa. Y quien mejor lo ha resumido ha sido el doctor César Carballo, adjunto del Servicio de Urgencias del Hospital Universitario Ramón y Cajal, quien el sábado señaló en el debate de La Sexta Noche que "hay que tener poca vergüenza para decir esto en estos momentos, hay que tener respeto por la gente que no se puede ni despedir de los familiares que se están muriendo".

España presenta los peores datos de Europa en la primera, en la segunda y en la tercera ola. Yo no sé qué le ven de bueno a la gestión que se ha hecho", ha valorado.

El sentir de Carballo se multiplica en las redes sociales, acusando a la ministra de vender optimismo al más puro estilo Mr. Wonderful, cuando en realidad hay 58.000 familias españolas destrozadas por otras tantas muertes por coronavirus. A las que sumar otras tantas con la soga al cuello al no poder llevar ingresos a casa entre tanto Erte sin cobrar y tantas prohibiciones para desarrollar su actividad económica. Por no hablar de que los errores de ahora ya estarían precipitando la cuarta ola.

Cuando Maroto señala que se han hecho los deberes… se olvida del pésimo ritmo de vacunación en España, del desastroso escudo sanitario aplicado en las residencias de mayores, de la falta de médicos para hacer frente al alud de nuevos ingresos.

Por querer ir siempre dos pasos por delante España está donde está. Y si no se remedia nos encontraremos con otra estampa ridícula y bochornosa. Que las playas españolas estén abiertas para los turistas británicos, alemanes o rusos, pero no para los españoles. Que seguirán confinados o semiconfinados en sus casas a partir de las 22 horas, o sin poder salir de sus barrios salvo en casos debidamente justificados -como hoy le ocurre al 27% de los madrileños-. Porque Reino Unido, Alemania y Rusia, entre otros, lideran el proceso de vacunación muy por delante de España.

En vídeo | Uno de cada cuatro madrileños tiene restricciones de movilidad por la covid

Más historias que te pueden interesar: