Los cinco errores de las Chivas en su caída 0-3 frente al América en el Clásico Nacional

Mauricio Gasca Bobadilla
·7 min de lectura

Tal vez eran pocos los que esperaban un encuentro así en el Clásico Nacional, donde después de haber lanzado fuertes declaraciones en la semana para calentar el duelo, únicamente hubo un equipo que hizo acto de presencia en el Estadio Akron, el América, que humilló y exhibió 0-3 a las Chivas frente a su afición, gracias a un doblete de Henry Martín y otra diana de Sebastián Córdova.

Los rojiblancos dejaron mucho que desear, mostrando una versión muy apática y sin ganas de trascender junto a varios errores en todas las líneas del campo, facilitando que los de Coapa pudieran superarlos para seguir en los primeros sitios de la tabla general.

Podrían destacarse tantos errores del Rebaño en el cotejo, pero aquí dejamos cinco de ellas:

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

ERRORES

Ricardo Angulo perdonó y eso pudo cambiar el panorama

Apenas se jugaba el segundo minuto del encuentro cuando José Juan Macías le filtró una pelota a Uriel Antuna, quien mandó un centro al área, encontrando al Canelo, quien bajó y controló de buena forma la redonda, sin embargo, ya frente al arco le pegó con la espinilla haciendo que su remate se fuera por un lado, dejando escapar una gran oportunidad.

Ya más adelante nos daríamos cuenta, que también fue una de las pocas llegadas peligrosas que pudieron armar los locales.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Faltas innecesarias y Antonio Briseño haciéndose amonestar de forma rápida

Si hay algo en lo que no confía la afición de las Chivas es en su defensa, pues a lo largo de las once jornadas han cometido errores puntuales que han ido directo al marcador, todos los defensores sin excepción alguna.

Se tenía la esperanza de que Hiram Mier pudiera recuperarse para aparecer como titular, pero la dupla en la zaga central fueron El Pollo y Gilberto Sepúlveda, quienes volvieron a fallar de alguna forma, sobre todo el primero.

Apenas al minuto 17, el campeón del mundo sub-17 realizó una falta innecesaria sobre La Bomba Martín, recibiendo una amarilla, aunque también pudo haber sido roja porque el jugador se hubiera ido solo.

Sabiendo que la presión de los rivales era constante y que se estaba metiendo en muchos aprietos, condicionó rápidamente al equipo, aparte siguió cometiendo más faltas.

Al final, Briseño fue el encargado de calentar el partido y no respaldó sus palabras, pues estuvo ligado a los tres tantos en contra: en el primero Martín le ganó el salto, en el segundo otra vez perdió en el juego aéreo y finalmente, fue superado fácilmente con una pared para el tercero.

A ello debemos sumarle que también Alejandro Mayorga cometió otra falta que no era necesaria sobre Córdova, la cual desencadenó en el tiro libre donde nació el primer tanto azulcrema, además de la tonta expulsión de Miguel Ponce, que no era para nada necesaria.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La pelota parada parece que no se trabaja

Es increíble el daño que le hace el balón parado a los tapatíos, pues a lo largo del Guard1anes 2021 han fallado a la hora de marcar a los rivales, pues pareciera que no se trabaja en los entrenamientos o que simplemente no se entienden a la hora de quién debe marcar a quien, tanto así que en todo el torneo jamás han dejado en cero su arco.

Fue así como los pupilos del argentino Santiago Solari hicieron daño a los rojiblancos, aprovechando cada que tuvieron una oportunidad de tiro libre.

El primer gol tras un centro de Richard Sánchez y la mala marca de Briseño y Jesús Molina, mientras en el segundo, un tiro de esquina que primero remató el uruguayo Sebastián Cáceres, donde de nuevo perdió El Pollo, para así asistir al Búfalo, que aprovechó la mala marca de Cristián Calderón.

Quedan seis jornadas y si Chivas quiere estar por lo menos en el repechaje, deben trabajar con intensidad ese tema.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Todas las líneas totalmente inoperantes

El Guadalajara fue un desastre total en La Fortaleza, en cada una de sus líneas, pues nadie se salvó del ridículo espectáculo que dieron.

Primero, Raúl Gudiño en el arco, quien colaboró en el primer tanto, pues al realizarse el centro tuvo intención de salir por la pelota, pero al final se quedó amarrado y por ese motivo ya no pudo alcanzar la pelota, siendo techado a pesar de su 1.90.

Los defensas, Briseño y Sepúlveda, implicados en los goles, los laterales Mayorga e Isaác Brizuela no se unieron al ataque; Molina y Fernando Beltrán totalmente borrados y superados por Sánchez y el peruano Pedro Aquino; Angulo sólo tuvo la oportunidad clara del primer minuto, Alexis Vega apareció hasta el minuto 16 cuando Jorge Sánchez fue amonestado, El Brujo sólo tuvo el centro que le mandó al Canelo, mientras Macías nuevamente no fue alimentado de pelotas, lo que lo desesperó e hizo que otra vez bajara a apoyar para poder buscar ser partícipe del juego. Ninguno pudo destacar realmente y pagaron el precio de ser exhibidos en casa.

Cabe resaltar que se vio un equipo sin movilidad ni coordinación para salir jugando, pues fueron escasas las veces que pudieron hilar más de cuatro pases, teniendo que recurrir al pelotazo o al intento individual, donde la mayoría de las veces perdieron la posesión.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Los cambios de Víctor Manuel Vucetich y lo que generaron

Nuevamente varios periodistas, cronistas, aficionados y demás se cuestionaron sobre los cambios que realizó el timonel, pues a pesar de estar abajo en el marcador, pareciera que estaba más preocupado por defender, cuando en el primer tiempo quedó claro que estaban siendo totalmente superados y debían irse al frente sin importar qué pasara.

Los sacrificados fueron Beltrán y Antuna para darle entrada al Chicote, quien apenas viene recuperándose y no pesó en nada, apostando quizá por el temor que pudiera repetir sus famosos ‘Chicotazos’, además de Ángel Zaldívar, que por lo menos estuvo dos veces cerca de emparejar la pizarra.

El sepelio del equipo vino cuando El Rey Midas decidió sacar al minuto 62 a su mejor atacante, Macías, para ingresar a un lateral como Jesús Sánchez, aparte Mayorga dejó su sitio al Pocho, quien nuevamente le faltó el respeto a sus compañeros, ya que en menos de diez minutos se hizo expulsar de forma estúpida al casi fracturar al argentino Leo Suárez en tres cuartos de cancha, algo totalmente innecesario y que únicamente ayudó a que América acabara por humillar a sus compañeros.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Para más de Mauricio Gasca, ¡síguelo también en Twitter como @Melocrab!