¡Escándalo! Paletta quería suspender el partido por cánticos amenazantes

El árbitro de Huracán - Newell's no cobró un supuesto penal y la tribuna local se venía abajo en insultos. Estuvo a punto de suspenderlo.

En Parque Patricios se vivió una verdadera locura. El  Cacu  Romero Gamarra encaró por la derecha y cuando lo cruzaron se tiró en el área. A simple vista parecía un enorme penal, pero a base de repeticiones la duda quedó aclarada: no había sido.

Todo el equipo se fue a protestarle a Héctor Paletta y a sus asistentes, pero la decisión estaba tomada: saque de arco. Desde la tribuna llovían insultos que se transformaron en cánticos tristemente típicos en Argentina, con amenazas de muerte.  "Tomala vos, dámela a mí, vamos a matar a un referí".

Paletta no lo soportó y frenó el partido. Los cánticos siguieron y avisaron por los parlantes del estadio que, de seguir de esa manera, el partido se iba a suspender. El árbitro hizo la seña de partido suspendido ante la insistencia desde la popular local.

El encuentro estuvo detenido durante algunos minutos y, tras calmarse el ambiente, que los cánticos se transformaran en aliento para su equipo, se reanudó la acción. El juez tuvo un gesto que sentará un precedente. 

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines