Escribá: “No sentí tener un ultimátum”

El entrenador del Celta de Vigo Fran Escribá. EFE/Salvador Sas
El entrenador del Celta de Vigo Fran Escribá. EFE/Salvador Sas

Vigo, 9 oct (EFE).- Fran Escribá, entrenador del Celta de Vigo, aseguró que, en la semana previa al enfrentamiento contra el Athletic, no recibió “un ultimátum” por parte de la junta directiva, e insistió en que, a su entender, el equipo está “mucho mejor de lo que piensa la gente”.

“Hay sitios donde la gente se pone nerviosa antes. Yo no sentí tener un ultimátum. Tengo muy buena relación con la gente del club y con la gente que manda en el club, con el director deportivo o el director general. Tenemos una relación casi diaria”, explicó.

“Siempre que nos preocupa algo lo hablamos. Si algo no nos gusta, lo hablamos también. Pero yo siempre he notado confianza desde el club. A nivel directo, ni indirecto, nadie me dijo que nos jugáramos algo que no fueran los tres puntos el día del Athletic”, destacó en una entrevista en el programa AoContraataque de la Radio Galega.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

El Celta alcanzó el segundo parón liguero con dos puntos de ventaja sobre la zona de descenso, después de romper ante el conjunto vasco una racha de cinco jornadas sin ganar.

Una victoria que permitió al equipo celeste “coger aire”, como reconoció Denis Suárez a la conclusión del choque; pero sobre todo dio tranquilidad a un Escribá que estaba siendo cuestionado por un sector del celtismo.

“Es verdad que a veces no puedes explicar que le pasa al equipo, porque a lo mejor es el momento de forma de algún jugador y lo señalas si lo dices, o algún problema interno que no se puede contar. Es una parte inherente a nuestro cargo que debemos asumir”, apuntó el preparador valenciano.

En este sentido, señaló que el entrenador es el que tiene que poner “el pecho a las balas”, además de asumir las críticas porque “es el responsable del grupo”.

“Nueve puntos en ocho jornadas es una puntuación normal. Son menos de los que quisiéramos. Pero el año pasado, salvo Granada, en los otros siete partidos ante estos equipos, hicimos un punto. Y este año hicimos nueve. Me faltan los dos puntos del Espanyol y los tres de Granada. Con esos cinco puntos estaríamos con catorce y todos pensaríamos que la cosa estaría bastante bien”, aseveró.

Apuntó que la permanencia “no puede ser” el objetivo del Celta, pero también pidió “cordura” porque del decimoséptimo al séptimo hay “un salto muy grande”.

“No porque nosotros no lo hayamos dado, sino porque hay muchos equipos que se han reforzado bien como Betis o Real Sociedad. Es lícito e ilusionante pensar en conseguir esos puestos pero hay que saber la dificultad”, insistió.

No descartó la posibilidad de alinear al mismo tiempo a Denis Suárez, Rafinha, Brais, Iago Aspas y Santi Mina, aunque para ello tendría que cambiar de dibujo táctico.

“Con el 4-4-2 que estamos jugando es difícil, porque eso implicaría que uno de los medios centros fuese Rafa. Se puede dar, pero con Rafa y Lobotka seríamos mucha gente ofensiva con poca recuperación de balón. En el 4-3-3 podría ser, con dos medios ofensivos y uno más defensivo, pero eso implica llevar a Iago a la banda”, puntualizó.

Escribá entiende que alejar a Aspas del área rival “complica” al ataque celeste porque “va cumpliendo años y es importante que esté donde hace daño, que es en esas situaciones de área, no tan alejado”.

Otras historias