España busca allanar el camino a las semifinales en una batalla de estilos

EFE/EPA/OLE MARTIN WOLD NORWAY OUT
EFE/EPA/OLE MARTIN WOLD NORWAY OUT

Trondheim (Noruega), 10 ene (EFE).- La selección española de balonmano tratará de refrendar este sábado (18:15) las buenas sensaciones que dejó en su estreno en el Europeo con un triunfo sobre Alemania, que allanaría el camino de los "Hispanos" hacia las semifinales.

Y es que pese a ser tan sólo la segunda jornada, el duelo entre españoles y germanos se antoja decisivo para determinar el destino de ambos conjuntos en la competición, ya que el ganador accederá a la segunda ronda con dos puntos en su casillero.

Una ventaja incuestionable para afrontar un segundo turno en el que sólo Croacia parece en disposición de poder pelear de tú a tú con España y Alemania, las dos últimas campeonas continentales, por las dos plazas en juego para las semifinales.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Todo un botín que españoles y alemanes tratarán de alcanzar con dos estilos de juego radicalmente opuestos, ya que si los "Hispanos" apuestan por un balonmano elaborado, en el que la inteligencia y la táctica tienen un papel fundamental, el equipo alemán destaca por su juego directo y físico.

"Por su forma de jugar, Alemania es un equipo que le saca mucho rendimiento a construcciones simples. Les basta con adquirir una mínima ventaja mediante el juego dos para dos o en los uno contra uno para que sus jugadores no se lo piensen y lancen", explicó el seleccionador español Jordi Ribera.

Todo lo contrario que España, que carente del poderoso lanzamiento exterior el equipo germano, necesita elaborar y elaborar cada uno de sus ataques para generar los espacios necesarios para llegar al gol.

"Nosotros somos un equipo que necesitamos construir el juego para generar acciones correctas de finalización, por lo que será fundamental en ataque no caer en las continuas faltas de los defensores alemanes, porque todo lo que nos obligue a tener que iniciar el juego, una y otra vez, no nos ayuda para nada", advirtió Ribera.

Una circunstancia que otorgará un papel fundamental a la labor de los centrales Raúl Entrerríos y Dani Sarmiento, que no deberán dejarse atrapar por la dureza de los defensores alemanes, en especial de los fornidos Hendrik Pekeler y Patrick Wiencek, siempre al borde del reglamento.

Aunque la mejor fórmula, como recalcó el seleccionador español, para evitar las dificultades ofensivas será explotar al máximo el juego de contraataque, para lo cual los "Hispanos" deberán mostrar la misma intensidad defensiva que les permitió recuperar numerosos balones ante Letonia.

Un trabajo defensivo que el seleccionador español confía en que no se vea lastrado, tal y como ocurrió en el estreno del campeonato, por las sanciones, como las dos tarjetas rojas directas que vieron Jorge Maqueda y Viran Morros, algo inusual, ya que España suele concluir cada gran torneo como uno de los equipos menos sancionados.

"Yo ni cuestioné las tarjetas, porque sí lo son, lo son. Pero lo que sí pido es que las normas sean las mismas en todos los partidos y si hay que revisar las imágenes, como se hizo ayer, se haga siempre y cuando eso nos pueda beneficiar que la podamos disfrutar también", indicó Ribera.

Y es que pese a que el seleccionador español sigue asegurando que todos los partidos del Europeo son igual de importantes, es consciente de la trascendencia del choque que medirá mañana al conjunto español con Alemania.

Un encuentro en el que jugarán un papel clave las porterías, donde Gonzalo Pérez de Vargas, muy entonado en el duelo ante Letonia, y Rodrigo Corrales mantendrán un duelo a distancia con Johannes Bitter y, sobre todo, Andreas Wolff, que parece haber recuperado el nivel que le llevó a conducir a Alemania al título europeo en 2016 en Polonia.

"Los porteros siempre son estados. Está claro que Wolff ha empezado muy bien y siempre sabes que puede ofrecer un buen rendimiento, pero es un ingrediente mas. Todos los equipos que aspiran a llegar lejos deben tener buenos porteros", afirmó el técnico español.

Un Jordi Ribera que confía en que en esta ocasión, a diferencia de lo ocurrió en la final del Europeo de Polonia en la que Wolff se convirtió en el verdugo de equipo español, sean los guardametas "Hispanos" los que encarrilen un triunfo, que permitiría a España dar un paso de gigante hacia las semifinales.

España

------

.1. Gonzalo Pérez de Vargas Portero

.5. Jorge Maqueda Lat. derecho

.6. Ángel Fernández Ext. izquierdo

.9. Raúl Entrerríos Central

10. Alex Dujshebaev Lat. derecho

11. Dani Sarmiento Central

12. Rodrigo Corrales Portero

13. Julen Aginagalde Pivote

14. Ferrán Solé Ext. derecho

17. Adrià Figueras Pivote

21. Joan Cañellas Central/Lateral

24. Viran Morros Defensor

28. Aleix Gómez Ext. derecho

29. Aitor Ariño Ext. izquierdo

30. Gedeón Guardiola Pivote

59. Dani Dujshebaev Lat. izquierdo

- Entrenador: Jordi Ribera

Alemania

--------

.1. Johannes Bitter Portero

.3. Uwe Gensheimer Ext.Izquierdo

.7. Patrick Wiencek Pivote

.9. Tobias Reichmann Ext. derecho

13. Hendrik Pekeler Pivote

20. Philipp Weber Lat. Izquierdo

22. Mariusz Michalczik Central

25. Kai Häfner Lat. Derechp

33. Andreas Wolff Portero

35. Julius Kühn Lat. Izquierdo

38. Fabian Böhm Lat. Izquierdo

48. Jannik Kohlbacher Pivote

73. Timo Kastering Ext. Derecho

77. David Schmidt Lat. Derecho

93. Patrick Zieker Ext. Izquierdo

95. Paul Drux Central

- Entrenador: Christian Prokop

Otras historias