España cae con honores frente a Italia: Morata marcó el gol del empate, pero falló el penalti

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·3 min de lectura
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

El sueño de la selección española ha terminado. El combinado dirigido por Luis Enrique ha peleado desde el primer minuto hasta el último, ha demostrado que creía en sus posibilidades y ha llegado hasta semifinales. Se enfrentaron dos estilos y empataron, tanto en los noventa minutos como en la prórroga. El sorteo de los penaltis decantó la balanza de dos de las selecciones que nos han hecho más felices en esta Eurocopa. Álvaro Morata, que anotó el gol español, falló el penalti decisivo.

El partido fue un encuentro ilusionante y vibrante, del que disfrutaron muchos hinchas futboleros. El choque de dos estilos que triunfaron y salieron ganadores. Italia, sin balón, con presión alta y al contraataque. España, con posesión, Pedri de alfiler, Dani Olmo apareciendo en la línea de ataque y filtrando balones con juego combinativo dentro del área.

El primer golpe lo dio Italia. Un balón largo que Laporte rechazó, pero cayó en los pies de Federico Chiesa. El extremo de la Juventus controló el balón, quebró a Eric García, encontró el hueco para disparar y puso un balón perfecto al segundo palo. Imposible para Unai Simón.

Chiesa | Facundo Arrizabalaga - Pool/Getty Images
Chiesa | Facundo Arrizabalaga - Pool/Getty Images

España llegaba, pero le faltaba algo, un ingrediente especial. Luis Enrique salió sin Morata, apostó como Dani Olmo como falso nueve y, aunque el del Leipzig hizo un buen partido, no conseguía tener la presencia de su compañero. El asturiano cambió de idea en la segunda mitad y el delantero entró al césped. Álvaro Morata, tan pitado y criticado, marcó el gol del empate tras una excelente pared con Dani Olmo. Definió en el cara a cara con Donnarumma con un disparo al primer palo, engañando al portero, como los grandes delanteros.

Álvaro Morata | Laurence Griffiths/Getty Images
Álvaro Morata | Laurence Griffiths/Getty Images

Así se llegó a la prórroga. Un gol anulado por claro fuera de juego a Italia y algún ataque peligroso de España. Prórroga muy igualada, aunque con España como protagonista, que propuso más fútbol ofensivo. No hubo goles y se llegó a los penaltis. Unai Simón paró el penalti de Locatelli, pero Dani Olmo lo envió a las nubes. Después llegó la pesadilla.

Álvaro Morata, que se ha convertido en el máximo goleador de España en la historia de las Eurocopas con seis goles, lanzó el cuarto penalti. El delantero, que celebró su gol anterior haciendo el arquero de Kiko Narváez y Fernando Torres, estaba convencido de sus posibilidades. Sin embargo, el cielo se nubló y Donnarumma adivinó el disparo. Lo paró. Ventaja para Italia. Jorginho sentenció en el quinto penalti de la tanda.

Donnarumma paró el penalti de Morata | Andy Rain - Pool/Getty Images
Donnarumma paró el penalti de Morata | Andy Rain - Pool/Getty Images

España ha sido eliminada de la Eurocopa con grandeza, superando expectativas y acallando críticas. La selección ha pasado por encima de todos los obstáculos y ha sorprendido. Luis Enrique ha creado un combinado muy joven, con muchas posibilidades de crecer… y con Morata de nueve. Porque el delantero es mucho más que el error en el penalti. Morata ha conseguido acallar todas las críticas y convertirse en el goleador de la Roja. Todos cogemos el arco en su nombre.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente