España vuelve a hacer historia: campeona del mundo de baloncesto tras destrozar a Argentina

REUTERS/Jason Lee
REUTERS/Jason Lee

Qué generación. Llevan ganando y compitiendo por lo máximo desde hace más de 15 años y, cuando nadie contaba con ellos hace un par de semanas, con varias bajas importantes, han llegado a lo más alto. Es la selección española de baloncesto, uno de los equipos más fiables que se recuerdan en la historia de este deporte, que ha repetido la historia de 2006 para volver a proclamarse campeona del mundo tras fulminar a Argentina (95-75) en una auténtica exhibición que comenzó desde el banquillo, con un planteamiento muy inteligente por el seleccionador, Sergio Scariolo, y que se prolongó en el campo, con una actuación coral desde el primer minuto del partido.

No tuvo opción la albiceleste, no hubo siquiera emoción final. España, que venía de vencer con agonía a Australia en semifinales, solucionó sus tareas pendientes, y desde el rebote ofensivo y defensivo (47 en total por 27 de Argentina) dominó el ritmo del partido. Sorprendió Scariolo con su once inicial colocando a Pierre Oriola. ¿Su objetivo? Secar en defensa a Luis Scola. Sin duda lo consiguió: desdibujado, la estrella argentina no anotó su primer punto hasta el final del tercer cuarto y su primera canasta hasta el último. En el otro bando, Sergio Hernández, centró sus esfuerzos en intentar frenar a Marc Gasol y Ricky Rubio, pero no esperaba la aportación de otros secundarios, como Pau Ribas o los hermanos Hernángomez. España se fue en el marcador tras dos arreones en el primer cuarto (23-14) y ya no volvería a perder la ventaja.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio
REUTERS/Thomas Peter
REUTERS/Thomas Peter

Argentina apretó muchísimo en defensa en el segundo parcial, pero le sirvió de bien poco. Nicola Laprovittola (17 puntos) monopolizó el juego y tuvo su pequeña racha inspiradora, pero acabó con más errores que aciertos. Apareció entonces Rudy Fernández para castigar con 8 puntos consecutivos, dos triples incluidos, que se unían a un sacrificio inconmensurable en defensa invisible durante todo el torneo. En el global, el equipo nacional se iba con más ventaja al descanso (43-31).

Poco o nada cambió la tendencia en la segunda parte. Ahora sí, emergieron Marc Gasol y Ricky Rubio (MVP del torneo), las dos grandes estrellas españolas, para terminar de despegarse en el marcador. Mención especial para Marc, que repartiendo asistencias, cerrando el rebote bajo el aro y colocando tapones dio toda una clase de baloncesto, sin necesariamente ser el protagonista más vistoso. El menor de una saga de hermanos legendaria, que ha hecho historia consiguiendo el anillo de la NBA y el campeonato del mundo en el mismo año, ha producido un trabajo de equipo exquisito durante todo el campeonato, a veces anotando, como en las semifinales, otras generando oportunidades continuas de ataque para sus compañeros.

Marc, MVP del partido, felicitado por Kobe Bryant REUTERS/Jason Lee
Marc, MVP del partido, felicitado por Kobe Bryant REUTERS/Jason Lee

Mientras España seguía anotando y defendiendo, Argentina se descomponía en ataque. Su precipitación constante disparó el número de errores en los tiros (36% de efectividad en todo el encuentro). Terminaba el tercer cuarto y el equipo nacional dominaba ya por 19 puntos (66-47).

Fue ahí donde la selección sudamericana mostró su carácter: elevó su defensa al límite, provocó hasta tres pérdidas de balón consecutivas de Ricky y estrechó su desventaja a los 12 puntos. Fueron los únicos momentos de duda del equipo nacional, mínimos, ya que este equipo ha demostrado con los años una madurez en la cancha que hacía muy difícil imaginar que el título se escapara. España tuvo paciencia para mover el balón y apagó el pequeño incendio rápidamente. Argentina hincó la rodilla en los dos últimos minutos y el dominio volvió a estirarse. Curiosamente, volvíamos a repetir título en el partido más ‘placentero’ del campeonato, como ocurriera en la victoria de Japón ante Grecia. Entonces se ganó de 23. (70-47)

Basketball - FIBA World Cup - Final - Argentina v Spain - Wukesong Sport Arena, Beijing, China - September 15, 2019 Spain players team huddle to celebrate winning the match REUTERS/Thomas Peter
Basketball - FIBA World Cup - Final - Argentina v Spain - Wukesong Sport Arena, Beijing, China - September 15, 2019 Spain players team huddle to celebrate winning the match REUTERS/Thomas Peter

Poco o más queda decir de esta selección, que una vez ha demostrado ser ejemplar como equipo, dentro y fuera de la cancha. Venía el equipo de Scariolo con dudas, el objetivo difícil de intentar conseguir una plaza para los JJ.OO., y varios equipos a batir, a priori, como EE.UU. o Serbia. Con esta segunda llegó el punto de inflexión del campeonato. A partir de ahí, con el pasaje a Tokio conseguido, todo voló. El equipo supo sufrir, como siempre, cuando lo tenía todo perdido con Australia en semifinales; el equipo también supo disfrutar cuando el viento soplaba de cara en la final. Son de oro. Son eternos.

Estadísticas de España (FIBA)
Estadísticas de España (FIBA)
Estadísticas de Argentina (FIBA)
Estadísticas de Argentina (FIBA)

Otras historias