España quiere convencer desde el principio

EFE/EPA/BO AMSTRUP/Archivo
EFE/EPA/BO AMSTRUP/Archivo

Trondheim (Noruega), 8 ene (EFE).- La selección española de balonmano tratará de dejar bien clara desde el principio su intención de revalidar el título con una convincente victoria este jueves (20:30) sobre Letonia, en un encuentro en el que la principal preocupación del conjunto español será contener al "gigante" letón Dainis Kristopans.

Con sus 214 centímetros de estatura y dotado de un poderosísimo lanzamiento, el lateral derecho del Vardar macedonio aglutina todo el juego ofensivo de una selección letona, que baja muchísimos enteros cuando no puede contar con su estrella sobre la pista.

"Hay que intentar anticiparse a sus recorridos, sobre todo, cuando va hacia el centro, que es cuando es más peligroso. Pero no sólo debemos estar atentos a sus lanzamientos, tampoco podemos dejar que juegue libremente, porque tácticamente también trabaja bastante bien", advirtió el seleccionador español, Jordi Ribera.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

No obstante, el técnico español no se plantea, al menos de partida, la posibilidad de utilizar algún tipo de defensa individual para frenar al jugador letón.

"Ya veremos como transcurren los primeros minutos y a partir de ahí ya decidiremos, pero ahora no lo sé", añadió Ribera, que no quiere que la atención sobre Kristopans merme la capacidad del conjunto español de robar balones en defensa para salir al contragolpe.

Y es que Jordi Ribera tiene claro que una de las claves para saldar con victoria el debut en el Europeo de Suecia, Austria y Noruega pasa por explotar al máximo el veloz juego de contraataque del conjunto español.

"Lo importante para nosotros es entrar en el campeonato con una buena defensa que nos permita recuperar balones para poder jugar al contraataque", insistió el seleccionador.

Las mismas armas, defensa y contraataque, permitieron a lo "Hispanos" saldar con tres victorias y, lo más importante, con unas excelentes sensaciones, la fase de preparación, tras imponerse a Portugal, Polonia y Rusia.

Pero los vigentes campeones de Europa no sólo pueden presumir de fortaleza defensiva, ya que como dejaron claro en el Memorial Domingo Bárcenas, la selección española mantiene el elaborado y variado juego ofensivo que le llevó a coronarse hace dos años en Croacia.

"En ataque posicional como siempre la idea es darle la máxima continuidad a juego, porque nos vamos a enfrentar a una defensa 6-0 muy cerrada", indicó Ribera.

Una defensa en la que al igual que en ataque volverá a jugar un papel fundamental Dainis Kristopans, un jugador que no sólo es capaz de anotar muchísimos goles, sino que además sabe defender en el centro de la zaga como el mejor de los especialistas.

Labores defensivas en las que Kristopans contará con la colaboración del portero Artus Kugis, la otra gran referencia del conjunto letón y que comparte vestuario con Kristopans en las filas del Vardar macedonio, último ganador de la Liga de Campeones.

"Está claro que no sólo es Kristopans el que te puede hacer daño. Letonia tiene otros jugadores que también nos pueden dificultar mucho las cosas, sobre todo, porque la atención que concita Kristopans en defensa les facilita el trabajo", señaló Ribera.

Jugadores como el central Maris Versakovs, segundo máximo goleador del conjunto letón durante la fase de clasificación y que cuenta con una dilatada experiencia en el balonmano alemán.

Al igual que el lateral izquierdo Aivis Jurdzs, otro jugador con pasado en Alemania, o el también lateral Nils Kreicbergs, jugador del Cocks Riihimaki finlandés, con el que se enfrentó esta misma temporada al Bidasoa Irún en la Liga de Campeones.

Mimbres que, pese a la ilusión que destila el conjunto letón en su debut en una gran competición internacional, se antojan, a priori, insuficientes para discutir el triunfo a un equipo español, que quiere ratificar su condición de aspirante desde su estreno en el torneo.

Otras historias