España en los Juegos Paralímpicos: más medallas, más dinero, más igualdad

·7 min de lectura
El ciclista Alfonso Cabello posa con su oro en la prueba del kilómetro contrarreloj (Photo: Kiyoshi Ota via Getty Images)
El ciclista Alfonso Cabello posa con su oro en la prueba del kilómetro contrarreloj (Photo: Kiyoshi Ota via Getty Images)

Se apagó, ya sí del todo, el fuego deportivo en Tokio. Se acabaron los Juegos Paralímpicos sin apenas fiesta, con Japón tomado por el miedo al virus, pero con mucho nivel en una cita que, olimpiada tras olimpiada, avanza en nivel. También en igualdad, porque aunque aún quede mucho camino por recorrer, como admiten los responsables y los propios deportistas, la brecha de la desigualdad se va cerrando y París 2024, en ‘apenas’ tres años, podría ser un punto de no retorno en el crecimiento del deporte adaptado.

Competitivamente, los Paralímpicos no pierden la oportunidad de reivindicarse como mucho más que el mal llamado ‘hermano pequeño’ de los Juegos Olímpicos. Tokio 2020 ha sido una edición histórica por participación (4.510 competidores, de las que 1.892 han sido mujeres, tope histórico pese a suponer solo el 42%) y por audiencia (4.250 millones de espectadores por televisión estimados).

En la piscina, el tartán, el velódromo y en las restantes sedes se han coleccionado récords del mundo y paralímpicos por decenas. Poco a poco, se estrechan las diferencias en marcas entre los deportistas menos afectados por discapacidad y los plenamente funcionales.

Se acorta otra brecha aún más importante, el tratamiento. La igualdad pasa obligatoriamente por la desaparición de ese paternalismo (qué mérito, cómo podrán hacerlo...) del que huyen los deportistas, que piden ser tratados como lo que son: deportistas. Y, en términos más tangibles, por dotarles de más fondos. En España el CSD ha hecho un esfuerzo sufragando parte de los premios a los medallistas, una reclamación histórica del colectivo. El presupuesto del Comité Paralímpico Español ha crecido, pese al contexto de pandemia, hasta los 1,9 millones de euros.

Pisar el podio en Tokio 2020 vale más del doble que haberlo hecho en Rio 2016 y la antiguamente inmensa diferencia con los olímpicos se reduce. Oro, plata y bronce hoy se premian con 70.000, 35.000 y 21.000 euros en disciplinas individuales (hace cinco años eran 30.000, 15.000 y 9.000, respectivamente). Por comparar, en los JJOO la recompensa fue de 94.000, 48.000 y 34.000 euros.

El papel de España

Por primera vez desde Atenas 2004, se ha roto la tendencia a peor en el medallero. El gran papel, unos Juegos más, de la natación ha llevado a superar el ‘suelo’ reciente, las 31 medallas en Rio. También han resultado fundamentales los resultados del atletismo, especialmente por los cuatro oros que han valido especialmente para no caer más puestos en el medallero final, con España en 15ª posición.

Pulsa aquí si no puedes ver la evolución de España en los Juegos

Entre el relevo generacional de estrellas que por edad exprimen sus últimas competiciones y la llegada de nuevos talentos, la actuación ha sido más coral que en citas anteriores, sin la dependencia de una o dos figuras sobre las que sustentar la mayor parte de las conquistas. El gran nombre de la delegación ha sido la nadadora Marta Fernández, abanderada en la ceremonia de clausura, que se va con oro, plata y bronce. La atleta Adiaratou Iglesias (oro y plata), el ciclista Sergio Garrote (oro y bronce), y los también nadadores Toni Ponce, Nuria Marquès y Sarai Gascón han hecho doblete.

Marta Fernández, la gran estrella española en Tokio  (Photo: John Walton - PA Images via Getty Images)
Marta Fernández, la gran estrella española en Tokio (Photo: John Walton - PA Images via Getty Images)

Mucho más que piscina y tartán. Aunque fallaron disciplinas como el tenis de mesa (una única medalla) y las selecciones de baloncesto y el fútbol para ciegos, el ciclismo cumplió entre la pista y la ruta. Se escaparon bazas que parecían claras, la lluvia y la mala suerte provocaron percances en los peores momentos y aún así se han logrado seis metales, con dos oros, incluido el récord del mundo de Alfonso Cabello, que por marca apunta a los Juegos Olímpicos. Por prestación, el deporte más ‘rentable’ para España ha sido el triatlón, con cuatro podios de siete participantes.

Fuera de los titulares, como ocurrió en los Juegos Olímpicos, es obligatorio destacar el nivel medio de la selección, con diplomas en la práctica totalidad de los 15 deportes en los que había algún atleta español. En total 88 puestos entre los ocho mejores del mundo para una delegación que sumaba 127 deportistas con 15 guías de apoyo.

Estos han sido todos los medallistas españoles:

ORO

PLATA

BRONCE

El fenómeno Teresa Perales

Teresa Perales celebra sorprendida su plata en los 50 m. libres categoría (Photo: Sam Barnes via Getty Images)
Teresa Perales celebra sorprendida su plata en los 50 m. libres categoría (Photo: Sam Barnes via Getty Images)

Dijo que llegaba al 80-85% de sus posibilidades después de recuperarse en tiempo récord de una lesión en el hombro y no mintió. Casi se descartaba de las medallas, pero se equivocó. A sus 45 años y con 26 podios en su haber, la Princesa de Asturias de los Deportes 2021, mínimo iba a estar en la pelea y vaya si estuvo. Su plata en los 50 metros categoría S5 eleva su palmarés a 27 preseas olímpicas.

A una de la manida (y desacertada) comparación con Michael Phelps; lejos del ¿irrepetible? récord de la histórica nadadora paralímpica estadounidense Trischa Zorn, con 55. Eso sí, Teresa Perales ya mira a París 2024...

El medallero general

Pocas similitudes con los Juegos Olímpicos. China sí domina, y con mano de hierro, el deporte adaptado, con más del doble de oros frente al segundo, Reino Unido (96 por 41), y casi el doble en total de medallas (207 por 124). Muy lejos del gigante asiático, EEUU ha logrado el particular bronce por tener un oro más —aunque menos metales— que la versión legal de Rusia, renombrada ‘Comité Paralímpico Ruso’ y con los sones de Tchaikovski como himno ante la sanción por dopaje de Estado al país.

España, que llegaba como undécima potencia por historial de podios, retrocede algo hasta el decimoquinto, lastrada por un ‘mal’ final de Juegos, con apenas tres medallas en los tres últimos días de competición, y por tener menos oros que otras naciones que no han logrado tantas preseas. Son especialmente llamativos los casos de Azerbaiyán e Irán.

Así queda el top-25:

Pulsa aquí si no puedes ver el medallero

Los grandes nombres de los Juegos Paralímpicos

Tokio deja un puñado de triunfadores internacionales, muchos de ellos en la piscina, igual que ocurrió semanas antes. El ucraniano Maksym Krypak se ha coronado como particular ‘rey’ con cinco oros, una plata y un bronce. Detrás de él aparecen, en el particular medallero individual, el bielorruso Ihar Boki con cinco oros y los chinos Dong Lu y Tao Zheng, con cuatro. Aunque por cantidad de podios, les adelanta la nadadora estadounidense Jessica Long, que con sus seis metales (tres oros, dos platas y un bronce) supera a Teresa Perales y llega a 29 en los Juegos. Una leyenda viva y muy presente.

Medallas aparte, aparecen un par de nombres, ambas jugadoras de tenis de mesa, que han hecho doblete olímpico y paralímpico en Japón. Son la polaca Natalya Partika (oro y bronce en los JJPP) y la australiana Melissa Tapper (plata por equipos también en los JJPP).

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente