España, con el objetivo de superar su mayor participación desde Barcelona’92

·2 min de lectura

Madrid, 3 jun (EFE).- El equipo olímpico español de boxeo reanudará en París (4-11 junio) la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio con las plazas ya confirmadas de Gabriel Escobar (-52 kilos) y José Quiles (-57 kilos), por lo que el objetivo es conseguir, al menos, una más ya que desde Barcelona’92, con cinco invitados y dos clasificados, no han acudido más de dos representantes a una cita olímpica.

El torneo, originalmente, se empezó celebrando en Londres pero la expansión mundial del coronavirus obligó a que se suspendiese temporalmente la competición el pasado 16 de marzo de 2020. Más de un año después se reanudará donde se dejó, con los mismos competidores y cuadros, ya que sólo se ha cambiado la sede del torneo.

Eso sí, por el camino se ha quedado la repesca mundial en la que España tenía esperanzas de, incluso, superar los siete participantes de Barcelona.

Tras la decisión adoptada por Task Force, perteneciente al COI, que organiza el boxeo debido a la situación excepcional de la Asociación Internacional de Boxeo (AIBA), esas plazas se otorgan según una clasificación basada en competiciones internacionales durante los últimos cuatro años que hace que no haya representantes españoles entre los agraciados.

Con Gabriel Escobar, oro europeo rompiendo una sequía de 48 años y cuyo objetivo es realizar un buen papel para ser cabeza de serie en el sorteo olímpico, y José Quiles, quien no viajó a Francia con la expedición española al no estar físicamente al 100%, España cuenta con tres boxeadores y una boxeadora que reanudarán este viernes su sueño de estar en Tokio.

Miguel Cuadrado (-75 kilos), Gazi Jalidov (-81 kilos), Enmanuel Reyes Pla (-91 kilos) y Melissa Tudge (-60 kilos) deberán ganar dos combates para conseguir el pasaporte a los Juegos Olímpicos. Tendrán dos oportunidades ya que existirá una repesca para los púgiles que ganen el primero y caigan en cuartos de final. Se definirán los puestos del quinto al octavo y quinto y sexto irán a Japón.

En caso de que Melissa lo logre, será la primera representante en categoría femenina en toda la historia del boxeo olímpico español.

“Llego bastante fuerte. El aplazamiento me ha venido bien para coger más experiencia e ir con más ganas todavía. Es una gran responsabilidad el quedar yo sola para el Preolímpico y estoy ante algo muy importante para mí y para el boxeo femenino español”, dijo la púgil a EFE antes de viajar a París. EFE

1011880

omb/ea

(c) Agencia EFE