España: polémica por la vacunación vip de las infantas Elena y Cristina en Emiratos Árabes Unidos

·4 min de lectura
El accionar de las infantas Elena y Cristina fue repudiado por parte del gobierno de coalición español
AFP

MADRID.- Las infantas Elena y Cristina de España se habrían vacunado contra el coronavirus -salteándose el protocolo vigente- en Emiratos Árabes Unidos, durante un viaje para visitar a su padre, el rey emérito Juan Carlos, que está exiliado en Abu Dabi, cercado por tres investigaciones sobre el presunto origen opaco de su fortuna. El supuesto suministro de dichas dosis generó polémica en España, donde desde el gobierno de coalición, Podemos criticó hoy “privilegios” que contribuirían al “descrédito” de la monarquía.

Lo sucedido, sin embargo, no fue confirmado oficialmente. Un portavoz de la Casa Real declinó hacer comentarios a la agencia AFP, al recordar que las infantas “no forman parte” de la familia real desde 2014, cuando su hermano Felipe asumió el trono al abdicar Juan Carlos I, y que por tanto sus acciones caen en el ámbito privado.

La historia de Howard Carter, el hombre que descubrió la tumba de Tutankamón

“En la sociedad española existe un debate sobre la utilidad de la monarquía, que va creciendo cada vez que desde la propia Casa Real ofrecen nuevos escándalos que causan una enorme indignación a la mayoría de la sociedad”, sostuvo el vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, tras participar por videoconferencia en la reunión de eurodiputados de La Izquierda en el Parlamento Europeo.

El mandatario agregó que la sociedad “no acepta que miembros de la Casa Real se vacunen en Abu Dabi, cuando el resto de españoles están disciplinadamente a la cola para cuando tengan disponibilidad de las vacunas que les corresponde”.

Abiertamente republicano, Podemos suele chocar en temas relativos a la Casa Real con su socio mayoritario en el gobierno, los socialistas de Pedro Sánchez, defensores de la monarquía parlamentaria vigente en el país.

La infanta Cristina y su esposo, Iñaki Urdangarín, cada vez más complicados
La infanta Cristina y su esposo, Iñaki Urdangarín, cada vez más complicados


El marido de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarín, cumple una condena de cinco años y diez meses de prisión por corrupción

Por su parte, la ministra de Igualdad española, Irene Montero, quien también integra Podemos, expresó por la televisión pública TVE: ”La vacunación de las infantas es una noticia más que contribuye al descrédito de la institución monárquica. La ciudadanía percibe que hay trato de favor y privilegios”. Elena y Cristina tienen 57 y 55 años, por lo que todavía no les correspondía recibir la vacuna.

En pareja desde hace más de 20 años, Iván de Pineda explicó los motivos por los que nunca pasó por el altar

También el portavoz de Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, censuró ayer la falta de ejemplaridad que supone la inoculación de las infantas y subrayó que esa “ostentación permanente del privilegio jurídico y económico” acerca cada día más la República en España.

La deuda de Juan Carlos

Las informaciones generaron mayor ruido en España al surgir una semana después de conocerse que Juan Carlos de Borbón, para regularizar su situación, pagó a Hacienda más de cinco millones de dólares en impuestos atrasados, en concepto de viajes en jets que le costeó una fundación de un primo lejano.

El exjefe de Estado (1975-2014), de 83 años, se encuentra exilado en Abu Dabi desde agosto pasado, cuando se multiplicaron las sospechas sobre la procedencia de su fortuna. Por su parte, el marido de Cristina -que tiene residencia oficial en Suiza-, Iñaki Urdangarin, cumple una condena de cinco años y diez meses de prisión por corrupción.

El rey emérito de España Juan Carlos I
El rey emérito de España Juan Carlos I


El rey emérito de España Juan Carlos I se encuentra exiliado en Abu Dabi, tras los problemas para blanquear el origen de su fortuna

Iglesias enfatizó que los casos de “presunta corrupción” que afectan a Juan Carlos I “empujan” el “horizonte republicano”. En este sentido, defendió la instauración de una República en España, aunque ello moleste a esferas mediáticas y sectores “profundos del Estado” que “tienen muchas dificultades para aceptar los resultados democráticos cuando no gobiernan los suyos”.

Los artículos de prensa aparecieron, además, en momentos en que España suministró las dos dosis de la vacuna anticovid a solo 1,2 de sus 47 millones de habitantes, bajo un estricto protocolo que prioriza a los mayores y a los más vulnerables, principalmente por retrasos en las entregas de dosis.

Dicho proceso no estuvo exento de polémicas: el jefe del Estado Mayor de la Defensa y el encargado de Salud del enclave de Ceuta renunciaron debido a que fueron vacunados sin cumplir el protocolo, por nombrar solo dos de varios casos similares, que se suman a escándalos mundiales por los privilegios en vacunaciones, que tuvo un episodio también en la Argentina.

Con información de AFP y DPA