España saca su billete a lo grande, Croacia aguanta y Montenegro asciende

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 17 nov (EFE).- España pasó con nota su examen ante Alemania, ganó con un resultado histórico (6-0) y se clasificó para la fase final de la Liga de Naciones tras firmar el mejor encuentro de la era Luis Enrique, marcado por noventa minutos excelsos con un triplete de Ferran Torres.

La última jornada de los grupos 3 y 4 de la Liga A culminó con el brillante pase de España, con el descenso de Suecia y con la incógnita del Suiza-Ucrania, suspendido por varios positivos de coronavirus y que decidirá la selección que acompañará al cuadro escandinavo a la Liga B.

Pero, sin duda, todos los focos de la jornada los acaparó España, que jugó como nunca tras su caída en el Mundial de Rusia 2018. Desde entonces, con altibajos, con la marcha y el regreso de Luis Enrique al banquillo, aún no había podido mostrar un fútbol de tantos quilates en su intento por renovar a una generación.

Frente a Alemania, sin duda, lo consiguió. España cambió algunos nombres de los once que empataron ante Suiza (1-1) y con cinco caras nuevas (Rodri Hernández, Koke Resurrección, Álvaro Morata, José Luis Gayà y Sergio Canales) jugó a un gran nivel, con mención especial para Ferran Torres y Koke.

Sobre todo en los 45 minutos iniciales, en los que goleó 3-0 al equipo de Joachim Löw.

Morata, de cabeza a la salida de un córner, Ferran Torres, tras culminar una jugada coral de la Roja, y Rodri, tras otro testarazo, dejaron ese resultado para la historia. Después, el mismo Ferran Torres, en la segunda parte, cerraría su triplete y Oyarzabal hizo el sexto. Alemania no perdía 6-0 desde 1931, cuando Austria, dirigida por Matthias Sindelar, arrasó a su rival en Berlín. Joachim Löw quedará señalado.

En el Grupo 4, con Francia ya clasificada, el foco de interés estaba en los resultados de Croacia y Suecia, que se jugaban la permanencia en sólo 90 minutos. La mala noticia se la llevó Suecia, que cayó en París 4-2 pese a adelantarse en el marcador muy pronto por medio de Viktor Claesson.

El campeón del mundo reaccionó antes del descanso con un disparo desde dentro del área de Olivier Giroud y con una volea de Benjamin Pavard. Ya en la segunda parte, Giroud cabeceó una asistencia de Kylian Mbappé, Kingsley Coman cerró la cuenta al final y Robin Quaison redondeó un marcador que selló el destino de Suecia, que descendió sólo un año después de subir.

En el otro encuentro, Croacia, pese a perder 2-3, consiguió el tercer puesto por su mejor diferencia de goles respecto a Suecia y continuará en la Liga A. Con Modric sobre el campo, Mateo Kovacic se erigió como el protagonista de su equipo tras firmar un doblete.

Abrió el marcador con una llegada desde atrás e hizo el 2-2 con un disparo desde fuera del área cuando su equipo jugaba con uno menos por la expulsión de Rog. Para el cuadro luso, que no se jugaba nada, marcaron Ruben Dias en dos ocasiones y Joao Félix, que no desperdició una asistencia de Jota y firmó el 1-2 en el minuto 60 tras un remate en semifallo.

En el resto de Ligas, dos selecciones tuvieron algo que celebrar: en la C, Montenegro dio un salto de calidad después de ganar 4-0 a Chipre para lograr el ascenso matemático; en la D, Islas Feroe logró un empate histórico en Malta (1-1) para conseguir la primera plaza del grupo 1 y Gibraltar, en el 2, aguantó ante Liechtensetin (1-1) y también consiguió su ansiado ascenso.

(c) Agencia EFE