Dos españoles buscan hacer historia en la liga virtual de la NBA

Agencia EFE
Los jugadores españoles Mario Ortega (i) y Edu Pascual en la sede de la NBA en España. EFE/Óscar Maya Belchí
Los jugadores españoles Mario Ortega (i) y Edu Pascual en la sede de la NBA en España. EFE/Óscar Maya Belchí

Madrid, 10 feb (EFE).- Mario Ortega y Edu Pascual son los dos primeros españoles en ser seleccionados para participar en el ‘draft’ de la liga virtual de la NBA -NBA 2K League-, que se llevará a cabo en Nueva York en la madrugada del 22 al 23 de febrero (00:00 horas CET), y comentan, en una entrevista con la Agencia EFE, que el salir elegidos “cambiaría todo” para ellos ya que convertirían su gran afición en su trabajo.

Competición que dominan los jugadores estadounidenses, además de por desarrollarse en su país porque los servidores europeos producen “retrasos en las partidas”, en la que de momento solo han sido elegidos dos ingleses y un alemán y que ahora puede tener a sus pioneros en España, para lo que tendrían que estar entre los 68 escogidos de los más de 200 que optan a participar en la tercera edición de la liga.

“Todos nos conocemos en la comunidad y los que van viniendo de abajo te van pidiendo consejos para ir mejorando… nos ven un poco como los pioneros y si alguno queda ‘drafteado’ sería una locura”, asegura Mario Ortega, jugador del equipo Dux Gaming que actúa como pívot o ala-pívot.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Un oportunidad que les ha llegado gracias a su participación en la ‘NBA 2K League European Invitational’ de diciembre, en la que estuvieron presentes entrenadores y jugadores de la liga virtual norteamericana para ver de primera a mano a jugadores más allá de sus fronteras. En la actualidad, como pasaba hace 15 o 20 años en la propia NBA, a los responsables de los equipos les cuesta apostar por alguien de fuera.

“Para los americanos es muy difícil confiar en un europeo. Nosotros tenemos el hándicap de que son diferentes servidores y el juego genera un retraso y esto es una desventaja. Por hacer un paralelismo, si van a elegir entre Kevin Knox y Luka Doncic se quedan con Kevin Knox porque le han visto jugar, han jugado contra él…”, relata Mario en una entrevista realizada en la sede de la NBA en España.

Su pasión por la liga de baloncesto norteamericana y por su juego oficial, el NBA 2K, data de su niñez cuando “echaban partidas con los amigos”, pero ambos se ‘profesionalizaron’ a partir de 2018 cuando, como cuenta Edu Pascual, que actúa como base, se dieron cuenta de que esto tenía un futuro.

“El que me enganchó fue el 2k18 porque ya vi que había gente que iba a dar el salto a ser profesional y me interesaba, no solo divertirme con mis amigos, si no ver cómo lo hacía la gente profesional de verdad”, cuenta el sevillano.

Una afición que la próxima madrugada del 22 al 23 de febrero puede cambiar sus vidas. Mario, madrileño de 22 años, estudia un Grado Superior de aplicaciones web y de no ser elegido en el que será su segunda participación le gustaría hacer un Grado Universitario, mientras que Edu ya estudió psicología y está terminando un máster en psicología deportiva mientras realiza prácticas que compagina con otro trabajo.

Actualmente le dedican al NBA 2K unas “tres o cuatro horas al día de promedio”, algo que se queda muy corto para lo que les espera de ser elegidos en el ‘draft’ ya que pasaría a “ocho horas de entrenamiento” con sus compañeros por la tarde y “sesión de vídeo por la mañana”.

Además, se mudarían a la sede que tenga el equipo que les escogiese en Estados Unidos. “Cambiaría todo. Nos mudaríamos al establecimiento que el equipo tenga como casa de jugadores, que la mayoría viven juntos. Ya sería profesional, con tu sueldo; sería tu trabajo”, cuenta Edu.

Un sueño con el que tendrían un contrato de seis meses garantizado, renovable según su rendimiento, pero que está supeditado a lo que pase en la noche del ‘draft’, que vivirán desde sus casas con una gran incertidumbre, ya que no tienen nada garantizado.

El evento será más clave todavía para Mario, ya que es la segunda vez que participa: “No sabemos 100% lo que va a pasar, entonces hacerte una idea y que no pase… es duro. Este año quedarme fuera sería todavía más duro para mí, porque ya sería el segundo año, así que no sé qué voy a hacer todavía”.

Edu, por su parte, asegura que lo vivirá con una perspectiva más global y con ganas de que sirva como punto de inflexión: “Lo veré tranquilamente en mi casa con preocupación cero, la verdad. Deseando que alguien que conozca sea elegido. No hablo por mí, mi deseo es que se le dé una oportunidad a alguien que habrá camino”.

Dos españoles que buscan hacer historia y abrir puertas a futuras generaciones en un mundo que sigue creciendo en cuanto a afición y a repercusión económica, ya que, como apuntan, la pasada temporada la NBA 2K League acumuló un total de 1 millón de dólares (914.970 euros) en premios y 50.000 dólares (45.748,50 euros) por jugador del equipo ganador en la gran final.

Óscar Maya Belchí

Otras historias