Alcaraz jugará su primer cuadro final de Grand Slam tras arrollar a Dellien

Agencia EFE
·3 min de lectura

Redacción deportes, 13 ene (EFE).- Carlos Alcaraz tiene límite, como todos, pero el suyo está muy alto, tal y como ha demostrado al clasificarse por primera vez y a sus 17 años y 8 meses para el cuadro final de un torneo de Grand Slam, el Abierto de Australia, en el que competirá en febrero después de vencer los tres partidos disputados en la fase previa, el de este miércoles por 6-2 y 6-3 en 1 hora y 22 minutos ante el boliviano Hugo Dellien.

Que Dellien, de 28 años y número 111 del mundo, fuese el cabeza de serie número 2 y, sobre el papel, partiera como favorito no le importó mucho a Alcaraz, para el que el puesto 141 de la clasificación ATP que ahora ocupa, se le queda corto.

El de El Palmar tiene mucho más tenis del que refleja el ranking y el tiempo le hará ir subiendo posiciones, a lo que contribuirá su presencia en grandes citas como la de Melbourne.

Antes, en Doha, capital de Catar, dio muestras una vez más de su nivel deshaciéndose primero del eslovaco Filip Hornasky (7-5, 1-6 y 4-6), luego del ruso Evgeny Karlovskiy (6-7 (1) y 6-7 (4)) y finalmente de Dellien.

En su despedida en Doha el pupilo de Juan Carlos Ferrero comenzó ganando los dos primeros juegos, pero en el tercero cedió su servicio, aunque se recuperó de inmediato para, con un nuevo "break" a su favor, colocarse 1-3 y prosiguió enchufado para ir directo a por el set hasta el 1-5.

Alcaraz, sin embargo, no fue capaz de cerrar la manga con su saque, pero continuó siendo agresivo -es su seña de identidad- y, mostrándose seguro de sí mismo, rompió una vez más a Dellien. Cuatro juegos con el boliviano poniendo la bola en juego y cuatro rupturas por parte del español, que, pese a ceder dos veces su saque, se llevó este parcial por 6-2 en 41 minutos.

Alcaraz, quien llevaba ganados 31 de los 50 puntos disputados en el set inicial, no aflojó y, como un martillo pilón, siguió castigando a su oponente.

El 3-0 con el que comenzó la segunda manda puso en bandeja la clasificación a Alcaraz y, aunque Dellien logró retener su saque por fin al sexto intento, la ambición del palmareño no parecía tener límite y eso se tradujo en la victoria por la vía rápida: 6-3 en el segundo parcial en otros 41 minutos.

"La Roca", con 63 puntos ganados por los 43 de Dellien, ya está centrado en hacer un buen papel en la capital australiana, donde a buen seguro que será tenido en cuenta como una amenaza para cualquier rival con el que se cruce.

Le acompañará el ilicitano Mario Vilella, 186 del ránking y de 25 años. Estará en su segundo Abierto australiano consecutivo, tras superar el pasado año también la previa.

El jugador de la Academia Equelite, que pasó la segunda eliminatoria sin jugar por el positivo del argentino Francisco Cerúndolo, superó en la última ronda al taiwanés Wu Tung-Lin 4-6, 7-5 y 6-4.

Vilella demostró su magnífico estado de forma después de haber estado junto al serbio Novak Djokovic en Marbella. Tuvo fuelle para no venirse abajo tras perder la manga inicial y reaccionó con eficacia para rematar la victoria y la clasificación a la cuarta bola de partido.

(c) Agencia EFE