Las estrellas de Qatar: Lionel Messi, en busca del único título que le falta

Sin dudas, una de las mayores atracciones del Mundial de Qatar 2022 será Lionel Messi. El astro argentino llega a la cita en un momento individual espectacular y con las esperanzas de sumar el único título que le falta a su palmarés.

Después de ganar la Copa América el año pasado con la Selección argentina, el zurdo ha reconocido que Qatar será posiblemente su última Copa del Mundo. Así entonces, el jugador de PSG buscará llevar a lo más alto a la Albiceleste para ponerle un broche de oro a su carrera como futbolista profesional.

CÓMO LLEGA CON SU SELECCIÓN

Lionel Messi
Lionel Messi

El momento de Messi con su seleccionado no podría ser mejor. Desde que obtuvo el título en la Copa América de Brasil en 2021, el zurdo no ha parado de obtener resultados positivos con la Albiceleste, que llegará a Qatar con una racha invicta inédita.

El equipo que dirige técnicamente Lionel Scaloni acumula actualmente 35 partidos sin perder, quedando a dos del récord de Italia. Para encontrar la última derrota oficial, hay que remontarse a las semifinales de la Copa América 2019, cuando cayó con Brasil por 2-0 en el Estadio Mineirão. Desde entonces, Argentina ha acumulado 24 triunfos y 11 empates.

El 2022 ha sido impresionante tanto para la Argentina como para Messi. Primero, cerraron las Eliminatorias Sudamericanas con un andar arrollador, antes de conseguir un nuevo título en junio: el 10 aportó dos asistencias y la Albiceleste superó por 3-0 a Italia en la Finalissima disputada en Wembley entre los campeones de la Copa América y la Euro.

Para extender su gran momento colectivo antes del Mundial, el equipo argentino supo lucirse en los últimos compromisos amistosos, con goleadas ante Estonia (5-0), Honduras (3-0) y Jamaica (3-0). Messi consiguió nada menos que nueve de los once goles de su equipo.

En total, Messi llega a Qatar con seis partidos jugados en el año con Argentina, con 10 festejos y dos asistencias en 485 minutos disputados en total, para un increíble ratio de 40.42 minutos por participación en un gol.

SU HISTORIAL EN MUNDIALES

Messi World Cup
Messi World Cup

A lo largo de su carrera, Messi ha disputado cuatro Copas del Mundo diferentes. Y pese a que mantiene números muy buenos en este tipo de torneos, claramente ha sumado más desilusiones que alegrías.

El ex jugador de Barcelona hizo su debut en un Mundial el 16 de junio de 2006, cuando ingresó como suplente para disputar los últimos minutos del encuentro ante Serbia y Montenegro, en Alemania. Poco le pesó la presión a Messi, quien anotó el último gol del partido cerca del final para decretar un espectacular 6-0 en favor del equipo que en aquel entonces dirigía José Néstor Pékerman.

Aquel Messi, de solo 18 años (cumplió 19 en el partido de octavos ante México), estaba dando sus primeros pasos como futbolista profesional y apenas era un jugador de reparto en un equipo de figuras que se perfilaba para llegar lejos en la cita mundialista.

La Albiceleste completó una gran primera fase y, con el equipo ya clasificado, el zurdo se dio el gusto de ser titular en el empate ante Holanda por 0-0, en el tercer partido dentro del Grupo C. Sin embargo, Messi se quedó sin ver acción en el encuentro más importante, cuando Argentina quedó eliminada en cuartos de final ante el local, por penales.

Para 2010, en Sudáfrica, Messi ya era la máxima figura del equipo. Una argentina repleta de estrellas dominó su zona y luego venció a México por 3-1 en octavos de final. Pero otra vez apareció Alemania, la bestia negra de la Albiceleste en el Siglo XXI, para eliminarlos nuevamente en cuartos de final, esta vez por un doloroso 4-0 en su contra.

En cuanto a producción individual, Messi increíblemente se quedó sin marcar goles en este Mundial, aunque llevó por primera vez la cinta en el triunfo ante Grecia por 2-0 el 22 de junio.

El 2014 fue uno de los puntos más altos de la carrera de Messi en la Selección argentina. El zurdo, ya totalmente consagrado en Barcelona y capitán del seleccionado que dirigía Alejandro Sabella, lideró a su país en la fase de grupos con cuatro goles y tres victorias.

Messi se apoyó en sus compañeros Ángel Di María y Gonzalo Higuaín para dejar en el camino a Suiza y Bélgica en octavos y cuartos de final, respectivamente, antes de vencer en semis a Holanda, por penales, para llegar a la primera final mundialista de su carrera.

Sin embargo, por tercera ocasión consecutiva, la Selección alemana se encargó de apagar las ilusiones argentinas con un triunfo por 1-0 en tiempo extra en la gran final disputada en el Estadio Maracaná de Río de Janeiro. Messi estuvo a nada de la gloria, pero se quedó con las ganas. Como consuelo, recibió el premio al mejor jugador del certamen.

El Mundial de 2018 fue sin dudas el más tumultuoso y el de peor rendimiento tanto para Messi como para todo el equipo albiceleste. Tras pasar agónicamente la fase de grupos pese a los problemas con el entrenador Jorge Sampaoli, la Argentina no pudo seguir avanzando tras caer en octavos ante la Selección francesa, que días más tarde levantaría la Copa del Mundo en Rusia.

En total, Messi disputó 19 encuentros en Mundiales (17 como titular), con 6 goles y 5 asistencias para un promedio de gol de 0.32 por partido. Además, ganó 12 partidos, empató 3 y perdió otros cuatro.

SU 2022 A NIVEL CLUBES

Después de dejar Barcelona a mediados de 2021, la adaptación de Messi en PSG no fue tan sencilla como se esperaba. El crack argentino tuvo que aclimatarse a otra liga, con otro estilo de fútbol, y sus números lo sintieron a comienzo de temporada.

Sin embargo, en este 2022, Messi ha recuperado la versión que lo llevo a ser el mejor jugador de la historia, y llegará a la Copa del Mundo en Qatar en uno de sus mejores momentos futbolísticos en mucho tiempo.

El comienzo de año para el zurdo no fue el mejor, todavía con complicaciones para encontrar consistencia en sus rendimientos y rachas negativas en cuanto a goles que eran impensadas en Barcelona.

El momento más bajo llegó en marzo, cuando el PSG fue eliminado de la Champions en manos de Real Madrid tras caer por 3-1 en el Bernabéu. Messi no pudo hacer nada para evitar la derrota y así se despedía temprano pese a tener al lado a jugadores de la talla de Neymar y Mbappé.

Con la eliminación europea en la espalda, Messi y su equipo pusieron las energías en el torneo local y finalmente se quedaron con la corona sin demasiadas dificultades. El zurdo cerró el torneo con números bajos en cuanto a goles (6) pero una espectacular producción en asistencias (14).

Después de un pequeño receso de mitad de año, Messi volvió a PSG con el objetivo de recuperar su mejor versión antes del Mundial. Y así lo hizo: en la actual temporada lleva 11 goles y 12 asistencias en solo 16 partidos disputados, y volvió a tomar el protagonismo principal de un equipo que se perfila nuevamente para grandes cosas en la segunda mitad de año.

En total, en el 2022, Messi acumula 34 partidos jugados con PSG, con 16 goles y 22 asistencias en 2959 minutos disputados. Además, mantiene una efectividad de remates de 57%, con 103 tiros realizados (sin contar los bloqueados), 178 duelos ganados y un 56% de efectividad en esos duelos.

OBJETIVO EN QATAR

Lionel Messi Germany v Argentina 2014 FIFA World Cup Brazil Final 13072014
Lionel Messi Germany v Argentina 2014 FIFA World Cup Brazil Final 13072014

No hay duda de cuál es el objetivo de Messi en Qatar: sumar el último título que le falta en su palmarés y ponerle así un broche de oro a su carrera. Messi ganó todo lo que jugó desde que debutó como futbolista profesional, excepto una Copa del Mundo.

En cuatro ocasiones se ha quedado corto, además de vivir uno de los momentos más bajos cuando perdió la final en 2014, pero el crack argentino tiene una oportunidad más, con uno de los equipos del momento, atravesando una de las mejores rachas para cualquier selección en la historia.

Y lo más importante: el zurdo llegará a Qatar 2022 ya sin la mochila en la espalda que arrastraba desde hace muchísimos años, producto del título ganado en Brasil ante la Verdeamarela en 2021.

Un Messi liberado y una selección que disfruta jugar el uno con el otro puede ser la receta perfecta para que la Argentina vuelva a llegar a lo más alto del fútbol mundial, como en el 78´ y en el 86´.

Foto: Getty Images