Científicos calculan las consecuencias devastadoras si otros países hubiesen seguido el ‘modelo sueco’ en la pandemia

Yahoo Noticias

El confinamiento hace tiempo que comenzó a relajarse en países como España e Italia, donde las medidas tomadas por el Gobierno para frenar la curva de contagios por coronavirus han sido más duras y estrictas que en otros lugares. Doblegada la curva y con el temor a un repunte de los casos cuando se restablezca la llamada ‘nueva normalidad’, comienzan a surgir los estudios sobre la eficacia o no del confinamiento y qué habría pasado de no haberse llevado a cabo.

all the world Lock down and stay at home with cross line. lock down and Physical Distancing to avoid spreading the virus covid-19. world locked down.
all the world Lock down and stay at home with cross line. lock down and Physical Distancing to avoid spreading the virus covid-19. world locked down.

El mejor ejemplo para demostrar que echar el cierre de manera drástica a negocios, escuelas, cultura y hasta fronteras ha funcionado para controlar la pandemia está en Suecia, donde, como recuerdan en El Confidencial, optaron por mirar por la economía y el resultado ha sido peor. Explican en el citado diario que el número de muertes en el país ha sido siete veces más que el registrado por sus vecinos y se calcula que el PIB caerá entre el 7% y el 10%. Un equipo de la Universidad de California en Berkeley se ha preguntado qué habría pasado a nivel mundial de no haberse optado por el confinamiento y los resultados muestran unas consecuencias devastadoras en número de infectados.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

El estudio, que ha sido publicado recientemente por la revista Nature, ha evaluado las medidas tomadas por seis países entre enero y abril con el dato de que en estos meses el número de contagios por coronavirus crecía a un ritmo del 38% diario duplicándose la cifra de infectados cada dos días. Con esa información, calcularon que, de no haber decretado el confinamiento en las seis naciones tenidas en ceunta el resultado habría sido el siguiente :

  • China: 285 millones de infectados más.

  • Estados Unidos, 60 millones.

  • Irán, 54 millones.

  • Italia, 49 millones.

  • Francia, 45 millones.

  • Corea del Sur, 38 millones.

En total, 532 millones más de contagiados reales solo en esos seis países de los cuales los confirmados, según el promedio de test realizados, habría sido de 62 millones. Lo que no ha calculado este estudio de proyecciones es el número de muertes, ya que en esos casos entran variables difíciles de introducir. Pero lo que sí tiene claro Solomon Hsiang, director del Laboratorio de Políticas Globales de Berkeley y principal autor, es que “ningún esfuerzo humano ha salvado tantas vidas en tan poco tiempo”.

A día de hoy, según datos de El Confidencial, hay contabilizados más de 7 millones de contagios confirmados. Una cifra muy alta que se habría disparado de no haber apostado la mayoría de países por el confinamiento de su población. Hsiang insiste en que “muchos países ya han sufrido pérdidas trágicas. Y, sin embargo, abril y mayo habrían sido aún más devastadores si no hubiéramos hecho nada, con un precio que probablemente no podamos ni imaginar. Es como si el techo estuviera a punto de caerse pero lo hubiéramos atrapado antes de que nos aplastara a todos”.

Otro estudio publicado también Nature y liderado por Seth Flaxman, del Imperial College London, ha analizado los datos de contagiados y fallecidos en 11 países de Europa entre los que ha incluido a España, como recoge Vozpópuli. Esta investigación se ha centrado en estudiar los efectos de las intervenciones no farmacológicas –como cierres y confinamiento– teniendo en cuenta que las cifras del impacto del coronavirus en la población siguen oscilando y variando según los métodos de medición.

El dato del que parten para su estimación es que los primeros estudios de seroprevalencia calculan que el número de infectados es de entre 12 y 15 millones de personas. Comparada esa cifra con la de muertes, el resultado que arroja su investigación es que la no intervención para frenar la propagación habría elevado el número de muertes a 3,1 millones en estos 11 países. La media, para hacerse una idea aunque no sea un dato del todo objetivo, sería de unos 272.000 fallecidos más por nación. En España, la cifra oficial supera los 27.000 muertos.

“Comparando las muertes predichas en el modelo de no intervención con las muertes en nuestro modelo de intervención, calculamos que el total de muertes evitadas en nuestro periodo de estudio. Hallamos que, en estos once países, desde el principio de la pandemia, se han evitado 3.100.000 [2.800.000 - 3.500.000] muertes gracias a las intervenciones”, concluyen los autores del estudio.

Más historias que te pueden interesar:

Otras historias