Estudios explican por qué entre personas aparentemente similares, sobre todo varones, unas mueren de covid-19 y otras no

Jesús Del Toro
·5 min de lectura

El covid-19 es una enfermedad extrañamente peculiar: algunas personas apenas presentan síntomas mientras otras sufren de modo grave y letal. Esas diferencias se observan con frecuencia entre individuos de edades y condiciones similares, incluso entre personas que tienen antecedentes médicos parecidos.

¿Por qué siendo esas personas similares en muchos aspectos el coronavirus las ataca de modos tan disímbolos?

Nuevas investigaciones, indica un reportaje de Kaiser Health News (KHN), han comenzado a revelar algunas de las razones de esas diferencias.

Una enfermera atiende a un paciente grave de covid-19 en el hospital United Memorial Medical Center en Houston, Texas. (Reuters)
Una enfermera atiende a un paciente grave de covid-19 en el hospital United Memorial Medical Center en Houston, Texas. (Reuters)

Por ejemplo, se ha registrado que algunos varones mueren con mayor frecuencia de covid-19 que las mujeres a causa de severas reacciones autoinmunes, es decir por complicaciones relacionadas con un ataque desmesurado del sistema inmunológico del enfermo que, al tratar de combatir al virus, se afecta severamente a sí mismo.

De acuerdo a un estudio realizado por decenas de investigadores en 40 países que fue publicado en la revista Science, se halló que muchos pacientes con covid-19 que desarrollaron problemas respiratorios potencialmente letales tenían un tipo de anticuerpos que atacan al propio cuerpo del paciente y desactivan elementos clave de su sistema inmunológico conocidos como interferones. En cambio, en una numerosa muestra de personas con síntomas leves o asintomáticos no se detectó la presencia de esos anticuerpos autoinmunes.

Además, esos mismos investigadores internacionales publicaron un segundo estudio en el que hallaron que 3.5% de pacientes que desarrollaron la enfermedad de modo crítico tenían mutaciones en genes que controlan a los interferones, que son elementos clave en la activación del sistema inmunológico para combatir virus.

Si el propio cuerpo ataca sus interferones o es el virus mismo el que los neutraliza y frena que estos llamen a las defensas del organismo afectado, como se identificó en varios pacientes con covid-19 severo, eso conduce a que esos pacientes sean mucho más vulnerables a la enfermedad.

“Los interferones son como una alarma de incendios y un sistema de aspersores todo en uno”, dijo a KHN la viróloga Angela Rasmussen, de la Universidad Columbia, una de las investigadoras de los citados estudios.

Así, personas de edades similares o con padecimientos previos que los hacen vulnerables pueden sufrir unos solo síntomas leves y otros enfermar gravemente, incluso fallecer. Un factor en esa diferencia sería que varios de los pacientes más afectados sufrieron el ataque de sus propios anticuerpos autoinmunes.

Y, de modo singular, se detectó que el 94% de pacientes de covid-19 que desarrollan esa reacción de anticuerpos autoinmunes son varones.

Con todo, hay mucho que aún no se comprende al respecto.

De acuerdo a uno de los investigadores líderes de los citados estudios, Paul Bastard, de la Universidad Rockefeller, esos anticuerpos autoinmunes han existido en el organismo humano desde antes que existiera el covid-19 (no son específicamente desarrollados ante esa enfermedad) pero no se activan de modo dañino sino hasta que se registra una infección del nuevo coronavirus.

“Antes del covid-19 su condición era silente… La mayoría de ellos [los pacientes] no se habían enfermado antes”, dijo Bastard. Y estudia si hay una relación entre haber padecido previamente influenza y la activación negativa de anticuerpos autoinmunes. Ello en el contexto de que algunas reacciones que conducen a enfermedades autoinmunes se dan luego de que el paciente sufrió una infección viral.

Y ha sido especialmente intrigante por qué esa reacción se da sustancialmente más en varones con covid-19 que en mujeres.

Personal médico atiende a un paciente con covid-19 en un hospital en la ciudad de Edinburg, Texas, ciudad en la zona fronteriza con México. (Carolyn Cole/Los Angeles Times via Getty Images)
Personal médico atiende a un paciente con covid-19 en un hospital en la ciudad de Edinburg, Texas, ciudad en la zona fronteriza con México. (Carolyn Cole/Los Angeles Times via Getty Images)

Según Akiko Iwasaki, profesor en inmunobiología de la Universidad Yale, se ha identificado que algunos genes relacionados con el sistema inmunológico y la reacción contra virus tienen relación con el cromosoma Y. Dado que las mujeres cuentan con dos cromosomas X y los hombres con solo uno (los varones tienen además un cromosoma Y), ellos son más susceptibles a padecer problemas vinculados con alteraciones en su único cromosoma X. Eso se refuerza al constatarse que una mujer que padeció problemas de anticuerpos autoinmunes tenía solo un cromosoma X debido a una rara condición genética.

En contrapartida, se ha detectado que las mujeres son cuatro veces más susceptibles que los hombres de sufrir síntomas de covid-19 en el largo plazo, que pueden durar muchos meses.

En todo caso, más investigación es necesaria para ampliar el conocimiento sobre porqué unas personas desarrollan covid-19 de modo más agresivo y letal que otras. En ello, además del factor autoinmune, podrían confluir otros elementos que van desde la carga de coronavirus a la que una persona fue expuesta, si existe cierta protección en personas expuestas a otros coronavirus o si el tipo de sangre es un factor en la letalidad del covid-19, entre otros.

Y el hallazgo sobre la relación entre falta de interferones y la gravedad de covid-19 puede conducir al desarrollo de opciones terapéuticas: según un estudio publicado en la revista Lancet Respiratory Medicine, indicó KHN, un estudio piloto en 98 pacientes mostró beneficios de una terapia de inhalación de interferones en pacientes hospitalizados con covid-19.

Mucho es lo que queda aún por dilucidarse, pero estas y otras investigaciones han abierto el conocimiento y nuevas vías para entender y tratar mejor el covid-19, y con ello salvar más vidas.