Un eufórico Barça visita al anotador más en forma de Europa

·3 min de lectura

Barcelona, 18 nov (EFE).- El calendario no da tregua y 48 horas después de derrotar el CSKA Moscú (81-73) en un duelo épico, el Barça visita en la jornada 11 de la Euroliga al Asvel Villeurbanne (21.00 horas), donde milita el máximo anotador de la competición, Elie Okobo.

Este miércoles, el equipo azulgrana exhibió el carácter que le había exigido el técnico Sarunas Jasikevicius para sobreponerse al bloqueo sufrido en el tercer cuarto (13-33) y vencer en un periodo final arrollador (30-13), de absoluta comunión con un Palau Blaugrana entregado.

Un triunfo que, combinado con la derrota del AX Armani Exchange Milan, estableció un triple empate en la cabeza de la clasificación junto con el Real Madrid (8-2) y aupó a los azulgranas hasta la primera plaza debido al 'basket average'.

Pero no todo fueron buenas noticias para el Barça, puesto que el griego Nick Calathes no pudo acabar el encuentro ante el CSKA por problemas físicos y, en la rueda de prensa posterior al partido, Jasikevicius evitó posicionarse sobre la presencia del base este viernes en Francia.

La eventual ausencia del heleno se su sumaría a las de Álex Abrines y Cory Higgins en el juego exterior y abriría una vacante en la dirección del equipo que puede comportar más minutos para el argentino Nico Laprovittola y el lituano Rokas Jokubaitis.

Ante esta situación, el Barça necesitará la mejor versión de Nikola Mirotic y Brandon Davies, que ejercieron su liderazgo ante el CSKA y son los máximos anotadores del equipo en la Euroliga con una media de 17 y 13,3 puntos por partido respectivamente.

La derrota sufrida el pasado curso en la pista del Asvel Villeurbanne (80-68) pone sobre aviso al conjunto catalán, que sin embargo encadena dos victorias en la presente edición de la máxima competición europea mientras que los galos cayeron en los dos duelos precedentes.

Pese a perder en la última jornada ante el Real Madrid (74-87), cuatro de los seis triunfos del cuadro francés en la Euroliga ocurrieron en el Astroballe, donde han hincado la rodilla algunos de los grandes aspirantes al título como el CSKA Moscú (70-68) y el Anadolu Efes (75-73).

El equipo galo, presidido por el exjugador Tony Parker y dirigido en el banquillo por su hermano Terence Jonathan 'TD', ha sido unas de las revelaciones en el tramo inicial de la Euroliga en gran medida gracias a la irrupción anotadora de Elie Okobo.

Seleccionado en 2018 por los Phoenix Suns y tras una primera experiencia en la NBA, Okobo recaló este verano en el Asvel Villeurbanne, donde además de promediar 19,9 puntos por partido (60,7% de acierto en tiros de dos y 48,9% desde el perímetro) es el máximo asistente y reboteador pese a sus 1.91 metros de altura.

El equipo francés ha renovado su plantilla este verano con jóvenes prometedores como Victor Wembanyama, anotadores contrastados de la talla de Chris Jones (15.3 puntos por partido) y el campeón de la NBA Kostas Antetokounmpo, entre otros.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente