Evans fue suspendido por un juego tras su pelea con Lattimore

·1 min de lectura

Malas noticias llegaron para Tampa Bay Buccaneers, que no podrá contar con Mike Evans para una Semana 3 de la NFL que los tendrá enfrentados a Green Bay Packers en el Raymond James Stadium.

Esto debido a que el receptor abierto fue suspendido por un juego después de lo que fue su pelea con Marshon Lattimore en la victoria por 20-10 frente a New Orleans Saints en Luisiana.

La situación inició con una acalorada discusión entre Tom Brady y el defensor de los Saints. A la defensa del mariscal de campo saltaron Leonard Fournette con un empujón, pero lo más fuerte llegó con un Evans que fue directo a chocar y tirar al suelo a Lattimore.

Todo esto desembocó en una trifulca que involucró a casi todo el equipo de New Orleans, mientras que por parte de la organización de Florida y los árbitros intentaban separar y calmar las aguas.

"El vicepresidente de operaciones de fútbol de la NFL, Jon Runyan, emitió la suspensión por una violación de la Regla 12, Sección 2, Artículo 8 (G) que prohíbe 'correr, tirarse, cortar o lanzar el cuerpo innecesariamente contra o sobre un jugador que está fuera del juego o que no debería haber anticipado razonablemente tal contacto por parte de un oponente, antes o después de que la pelota esté muerta'".

Al argumentarle su decisión a los árbitros, Evans dijo enaltecidamente: "Es Tom Brady, ¿qué quieren que haga?". El receptor abierto saltó a defensa de TB12 y ahora se perderá un juego con los Bucs, por lo que recién podrá volver el día después de que el equipo se enfrente a los Packers.

Foto: Getty Images