‘Prohibido entrar a los no vacunados’, el futuro visto por un parlamentario británico

M. J. Arias
·3 min de lectura

La llegada de la vacuna contra el COVID-19 está cada vez más cerca y en un mundo en el que el movimiento negacionista y antivacunas no ha dejado de crecer, el rechazo a la misma (por mínimo que sea mínimo) es un aspecto a tener en cuenta. Por eso, aunque por ahora en países como el Reino Unido y España el mensaje lanzado por el Gobierno es que no será obligatoria y que se empezará por la población de riesgo y los sanitarios, hay quien ya avisa de lo que puede ocurrir en un supuesto escenario de negacionismo.

Un miembro del Partido Conservador británico cree que podría darse la situación de tener que demostrar que se está vacunado para volver a la oficina o al pub. (Foto: Getty Images)
Un miembro del Partido Conservador británico cree que podría darse la situación de tener que demostrar que se está vacunado para volver a la oficina o al pub. (Foto: Getty Images)

Ha sido el parlamentario británico Tom Tugendhat quien se ha adelantado a esa posibilidad en el marco de una entrevista para el podcast Commons People de HuffPost UK que ha acaparado titulares durante este fin de semana en los medios de Reino Unido. Como recoge Metro, lo que plantea este miembro del Partido Conservador es que no le parece tan irreal que se pueda dar el caso de que tanto las empresas como lugares como pubs y restaurantes puedan exigir estar vacunado para poder entrar en sus instalaciones.

“Ciertamente, podría ver el día”, ha declarado. “Si la vacunación funciona y si estamos seguros de que es segura, y todas las indicaciones hasta ahora son buenas, entonces ciertamente puedo ver el día en que las empresas digan: ‘Mira, tienes que volver a la oficina y si no estás vacunado, no vas a entrar’. Y puedo ver lugares sociales pidiendo certificados de vacunación”, ha profundizado.

El ministro de Salud británico, Matt Hancock, ha declarado con anterioridad que la vacuna no sería obligatoria. Y en la misma línea se manifestó hace una semana su homólogo en España, Salvador Illa, aunque no descartó ninguna posibilidad. “Creo que la ciudadanía va a reaccionar bien, no creo que haga falta hacer la vacuna obligatoria. Es un escenario que no debemos descartar, pero no creo que haga falta, sinceramente. Yo creo que la ciudadanía entiende que la forma de acabar con una pandemia es justamente con la vacunación; así se ha acabado históricamente con enfermedades infecciosas y esta también se va a acabar de esta forma”, manifestó al ser preguntado, como informó la Cadena Ser.

Insistiendo en la idea de la posibilidad de que se exija a alguien demostrar que se está vacunado para poder volver a la oficina o entrar en un pub, Tugendhat, que ejerce la presidencia de la comisión de asuntos exteriores, recordó en su intervención el requisito de algunos países de estar vacunado contra algunas enfermedades para ingresar en los mismos.

Aunque pueda parecer ciencia ficción un escenario como ese, lo cierto es que en varios países se han dado ya situaciones similares. Es el caso de Italia, por ejemplo, donde para frenar el creciente movimiento antivacunas, el Gobierno estableció en marzo de 2019 la obligatoriedad de tener la cartilla al día y cumplir con el calendario de vacunación infantil para que los niños más pequeños pudiesen entrar en clase.

Y lo mismo ha ocurrido en algunas zonas de Estados Unidos. A finales de marzo de 2019, el condado de Rockland (Nueva York) prohibió que aquellos niños que no estuviesen vacunados contra el sarampión acudiesen a clase o entrase en cualquier espacio de uso público.

EN VÍDEO | Expertos defienden vacunación frente al neumococo para controlar el impacto de la covid-19