El experimento de Zinedine Zidane - Del 4-3-3 al 4-4-2 sin Luka Modric

El técnico merengue dice no tener seguro que vaya a continuar el próximo año tras 16 años ligado al club blanco. Es ‘patrimonio’ del Real Madrid.

Un cambio incomprensible según estaba manejando el Real Madrid el partido. Zinedine Zidane sentó a Luka Modric quedando media hora de encuentro para meter a Lucas Vázquez, cambiando el 4-3-3 con el que empezó la contienda para pasar al 4-4-2.

Karim Benzema, un todoterreno en San Mamés

No fue una buena idea el sacrificar un centrocampista para dejar en el medio únicamente a Casemiro y Kroos, apoyado en las bandas por Gareth Bale y el propio Lucas Vázquez, algo que supo interpretar el Athletic, que dio un paso adelante y solo tardó tres minutos en empatar el encuentro.

El conjunto de Ernesto Valverde no había tenido ninguna ocasión de gol clara hasta entonces, y ese lapso de tres minutos tuvo dos, la última de ellas acabó significando el empate de Aritz Aduriz. A pesar de ello el Real Madrid supo reaccionar y Casemiro volvió a adelantar a los blancos con un tanto que a la postre resultó ser definitivo para asegurar la victoria en una plaza más que complicada.

También reaccionó Zinedine Zidane volviendo a ingresar otro centrocampista viendo que nuevamente estaba por delante en el marcador. El sacrificado, sorprendentemente, fue Cristiano Ronaldo, que dejó su puesto en el campo para que entrara Isco Alarcón, acabando el encuentro con un sistema 4-4-1-1.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines