Pierre Gasly: una historia de rendención en memoria de un amigo

·6 min de lectura

El vértigo y la velocidad de un coche de Fórmula 1 no desarticulan a Pierre Gasly. El francés tiene motivos más profundos y humanos para desentenderse de la adrenalina que impone conducir a más de 300km/h en el Gran Circo. En un pestañeo, la degradación de Red Bull Racing a Toro Rosso y la muerte en la pista de su entrañable amigo Anthoine Hubert, en Spa-Francorchamps, el año pasado, dos impactos que lastimaron el espíritu de un joven que debió reinventarse para sostenerse entre los pilotos de elite.

El Gran Premio de Italia 2020, en el tradicional trazado de Monza, la cita que el destino le reservó a Gasly para espantar fantasmas y llorar, pero de alegría y satisfacción por lograr después de 55 carreras su primer éxito en la F1. Una victoria histórica: también significó el estreno entre los ganadores de Alpha Tauri, que esta temporada abandonó el nombre de Toro Rosso, la pequeña factoría de Faenza que celebró un único triunfo y fue casualmente en el mismo circuito lombardo, hace 12 años, con Sebastian Vettel.

Un producto de la escuela de pilotos de RBR, la que dirige de manera despiadada Helmut Marko, el ascenso desde Toro Rosso al primer equipo de Milton Keynes, en 2019, fue una promoción que desbordó a Gasly. Campeón de la Fórmula Renault en 2013, los tests en Montmeló, de 2015, lo pusieron en la lista de candidatos que Marko y Christian Horner suben y bajan a discreción: en esa política, las estrellas de Max Verstappen y antes la de Vettel -ganador de cuatro coronas, entre 2010 y 2013- alumbran, aunque también existen varios pilotos que quedan atados o se esfuerzan para salirse de la estructura, como el español Carlos Sainz -con el que Gasly compartió equipo en dos GP's en 2017- y el australiano Daniel Ricciardo, para no ser triturados por la maquinaria de Red Bull.

MONZA, ITALY - SEPTEMBER 06: Race winner Pierre Gasly of France and Scuderia AlphaTauri celebrates in parc ferme during the F1 Grand Prix of Italy at Autodromo di Monza on September 06, 2020 in Monza, Italy. (Photo by Mark Thompson/Getty Images)
Foto: Mark Thompson/Getty Images.

Las comparaciones con MadMax destrozaban a Gasly, que se veía obligado a viajar más allá de los límites para competir con su compañero de garaje. En esa carrera por recortar las diferencias, la presión sobre el francés crecía y los errores se multiplicaban. El Gran Premio de Hungría 2019 fue la última prueba en RBR. “Fue un fin de semana frustrante para Pierre: la largada no fue genial, la primera vuelta tampoco y no deberíamos estar compitiendo con Sauber y McLaren”, la devastadora frase que utilizó Horner para descalificar a Gasly; el mismo jefe de equipo que antes de la fecha en Hungaroring sostenía que no había razones para ensayar movimiento de pilotos, de regreso de las vacaciones le quitaba el volante y subía a Alexander Albon.

La cena después del GP de Hungría fue la última que compartió con Hubert. Compañeros desde los 13 a los 18 años en la escuela de la Federación Francesa de Automovilismo, corrieron y estudiaron a la par. “Éramos rivales, pero al mismo tiempo sé que nunca hubiera logrado lo que hice sin crecer con él, porque nos empujábamos mucho, dentro o fuera de una pista. Fue el primero en enviarme un mensaje cuando Red Bull Racing decidió devolverme a Toro Rosso. Es muy difícil de aceptar que no está con nosotros”, comentó sobre su amigo, al que le rindió homenaje en Bélgica, antes de cumplirse el primero aniversario de la muerte

Aquel 31 de agosto y después de no superar la Q1 en Spa-Francorchamps, Gasly observó desde el paddock el fatal accidente de su amigo en la carrera de F2. Al día siguiente, después de los tributos de la F1, se acercó al casco de Hubert y lo besó; más tarde, le dedicó el 9no puesto. Este año, en Bélgica, el francés decoró el suyo con los mismos colores que usaba Hubert y le agregó fotografías de los alegres momentos compartidos. “Spa es mi circuito favorito, porque gané en Fórmula 4, Fórmula Renault, GP2, pero este año es una historia diferente: tan pronto puse un pie en el paddock tuve esas imágenes que son difícil de aceptar. No es sencillo”

El error que le abrió la puerta del triunfo

En la actual y comprimida temporada, Albon desanda en RBR el mismo calvario que Gasly en el pasado y antes de la carrera en Monza se comentó de un nuevo posible enroque de piezas. El éxito del francés resulta una bofetada para la fórmula Marko-Horner, aunque el piloto, de 24 años, desestima un nuevo salto. “Pasé por tanto en estos 18 meses, este equipo hizo tanto por mí: mi primera carrera [en 2017, cuando se denominaba Toro Rosso], mi primer podio [GP de Brasil 2019], ahora esta victoria. No se lo podré agradecer lo suficiente”, dijo, y se focaliza en la estructura que lidera Franz Tost, el mismo jefe que celebró con Vettel en 2008.

MONZA, ITALY - SEPTEMBER 06: Pierre Gasly of France driving the (10) Scuderia AlphaTauri AT01 Honda in the Pitlane during the F1 Grand Prix of Italy at Autodromo di Monza on September 06, 2020 in Monza, Italy. (Photo by Clive Mason - Formula 1/Formula 1 via Getty Images)
MONZA, ITALY - SEPTEMBER 06: Pierre Gasly of France driving the (10) Scuderia AlphaTauri AT01 Honda in the Pitlane during the F1 Grand Prix of Italy at Autodromo di Monza on September 06, 2020 in Monza, Italy. (Photo by Clive Mason - Formula 1/Formula 1 via Getty Images)

En Monza, Gasly largó desde el décimo cajón y tras la bandera roja -después del accidente de Charles Leclerc (Ferrari), en la vuelta 25- se enseñaba en el tercer puesto, por detrás de Lance Stroll (Racing Point) y Lewis Hamilton (Mercedes). Pero el séxtuple campeón del mundo recibió un castigo de un stop and go y 10 segundos, de parte de Michael Masi, el director de la carrera, por ingresar a los boxes -al entrar el Safety Car por el abandono de Kevin Magnussen (Haas)-, aunque los ingenieros y el británico no se percataron de que el pit lane estaba cerrado. Hamilton pasó de líder a último y remontó hasta el 7º escalón.

En el relanzamiento, con partida detenida, Gasly se posicionó detrás de Hamilton y una vez que éste ingresó al pit lane para cumplir la penalización se adueñó de la punta, que defendió hasta el final. “Las últimas cinco vueltas fueron difíciles”, acotó, quien celebró a los gritos por la radio, apenas cayó la bandera a cuadros: “¡Oh, mi Dios! ¿Qué hicimos? ¡Lo hicimos de nuevo, muchachos!”.

Uno de los más queridos del Paddock

“Quiero reconocer a Pierre Gasly por su increíble victoria. Es tan merecido”, disparó Hamilton, apuntando al destrato del año pasado. “Gracias por esta magnífica Marsellesa [el himno francés] y muy feliz por ti”, expresó su compatriota Romain Grosjean (Haas); desde el triunfo de Olivier Panis (Ligier) en el GP de Mónaco, de 1996, que un francés no ganaba en la F1. En las redes sociales, el éxito fue saludado por Leclerc, George Russell, Valtteri Bottas, Antonio Giovinazzi. “Es bueno para la F.1 un podio fresco, con pilotos jóvenes”, resaltó Toto Wolff, el jefe de Mercedes; a Gasly lo secundaron Sainz (McLaren), que el 1° de septiembre cumplió 26 años y Stroll, de 21.

“Pruébales que están equivocados”, le escribió Hubert a Gasly, apenas se enteró de la degradación a Toro Rosso. En Monza, cumplió por él y por su amigo.

Vídeo | Gasly: “Sería increíble que Alonso volviera a la Fórmula 1”