El 'fail' que dio a Nigel Mansell un triste récord histórico

Diego Mejía
motorsport.com

La temporada 1991 de la Fórmula 1 es recordada por el tricampeonato de Ayrton Senna junto a McLaren, un año en el que el brasileño tendría un rival cada vez más fuerte después de un arranque dominante en el que ganó desde la pole en Phoenix, Interlagos, Imola y Mónaco.

Sin embargo, en la quinta carrera, en el Circuito Gilles Villeneuve, tendría la primera muestra clara de a lo que se enfrentaría durante el resto del año, la superioridad del Williams-Renault FW14. Riccardo Patrese conseguiría la pole por delante de Mansell, con Senna tercero a casi medio segundo.

En la salida, El León se puso al frente y de ahí en adelante parecería no tener rival, en una carrera marcada por una gran cantidad de abandonos. Dieciséis de los veintiséis que empezaron la carrera (otros ocho no lograron clasificarse) acabaron apareciendo en el resultado final, pero no todos verían la bandera a cuadros en la vuelta 69.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

De hecho Nigel Mansell se quedó detenido a tres curvas del final de manera sorprendente y, en su momento, misteriosa. Empezando la última vuelta, el británico se puso a celebrar, levantando su mano para saludar al público y saliendo de la horquilla, marcada como la curva 10 del circuito Gilles Villeneuve, dejó caer demasiado las revoluciones del motor Renault.

Nigel Mansell, Williams Renault FW14 y Riccardo Patrese, Williams Renault FW14

Nigel Mansell, Williams Renault FW14 y Riccardo Patrese, Williams Renault FW14 <span class="copyright">Williams F1</span>
Nigel Mansell, Williams Renault FW14 y Riccardo Patrese, Williams Renault FW14 Williams F1

Williams F1

<span class="copyright">Motorsport.com</span>
Motorsport.com

Motorsport.com

<span class="copyright">Motorsport.com</span>
Motorsport.com

Motorsport.com

El británico siguió rodando con la inercia, golpeando la parte superior del habitáculo, incrédulo y decepcionado. El Williams número 5 se detenía a la izquierda metros después. Por allí pasaba casi un minuto más tarde el Benetton-Ford de Nelson Piquet, que rodaba segundo, encaminándose hacia una inesperada victoria, que sería la última de su carrera.

A su lado en el podio aparecería por primera vez el italiano Stefano Modena, de Tyrrell, en la única carrera en la que ese piloto acabó entre los tres primeros en F1.

Ese resultado aseguraba un doblete para Pirelli, cuyos neumáticos solo llevaban cuatro equipos, y era la primera victoria del fabricante italiano desde México en 1986. Sería la última antes de convertirse en proveedores únicos y oficiales en 2011.

En su momento se explicó que al querer pasar de cuarta a tercera marcha en la aproximación a la curva, la caja de cambios pasó a neutro quedándose atascada entre dos marchas, y luego el motor se detuvo, pero Mansell no conseguía seleccionar ninguna marcha.

Sin embargo, no sería la versión de la historia que perduraría, ya que cuando recuperaron su Williams y lo pusieron en marcha, todo funcionaba.

Así, Mansell lograría un récord histórico desafortunado, el del único piloto que ha liderado todas las vueltas menos la última de una carrera en la historia de la Fórmula 1.

Te parecerá muy interesante... y emotivo:

Derrotas crueles del automovilismo

Otras historias