La falta de gol castiga al mejor Atlético de la temporada ante el Barcelona

Los rojiblancos jugaron su mejor partido de la temporada pero pagaron de nuevo su falta de acierto de cara a portería ante un Barça donde Messi reinó.
Los rojiblancos jugaron su mejor partido de la temporada pero pagaron de nuevo su falta de acierto de cara a portería ante un Barça donde Messi reinó.

Siete remates en los primeros 25 minutos por ninguno del Barcelona son un buen reflejo de lo sucedido en el primer tercio del encuentro entre Atlético de Madrid y Barcelona.

El planteamiento del Cholo apostando por Saúl en el lateral izquierdo en detrimento de Lodi, para tapar las incursiones de Messi, fue acertado. Messi estuvo desaparecido en los primeros 45 minutos donde no rascó bola. Con la posición retrasada de Saúl permitió a Herrera hacerse con un hueco en el centro del campo y completó un gran partido.

Desde esta temporada puedes seguir toda la Premier League en exclusiva por DAZN. ¡Suscríbete ahora, tienes un mes de prueba gratis!

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Con el Atlético enchufado y con la intensidad típica, seña de identidad de Simeone, el Atlético fue un vendaval bajo el diluvio. Los abucheos a Griezmann desde la grada espolearon un poco más a los rojiblancos que de hecho en los primeros cinco minutos ya habían gozado de dos ocasiones. Una de ellas se estrelló en el palo tras un centro de Hermoso que desviaba Junior contra su portería golpeando la madera.

Joao Félix se la puso a Hermoso, quien entraba solo en el segundo palo y remató con su pierna mala pero Ter Stegen consiguió despejar el balón milagrosamente. Y minutos después Herrera también la tenía pero su disparo con intención se marchó ligeramente desviado.

Antes del descanso, una más. Otro cabezazo de Morata que salvó Ter Stegen con una parada de escándalo. De hecho el alemán fue el mejor del Barça en la primera parte.

Pitos a Simeone tras cambiar a Joao Félix

En la segunda parte se escucharon pitos contra Simeone por parte de una de la grada. El motivo, la decisión del Cholo de cambiar a Joao Félix, uno de los mejores del Atlético en el encuentro ante el Barça. La salida de Vitolo no mejoró a la salida del luso. Tampoco lo hizo Lemar al sustituir a Correa, pese al desafortunado partido del argentino. Cierto es que la mayoría de la hinchada rojiblanca calló rápidamente los pitos de un sector de la grada para aplaudir a su técnico.

Messi mató al Atlético, una vez más

Cuando más se volcaba el Atlético sobre la portería de Ter Stegen, apareció Messi para en una contra marcar un golazo, diez años después de recibir su primer Balón de Oro. Una pared en la frontal del área y un disparo sin pararla y colocada a la derecha de Oblak, fue suficiente para lograr su primer gol en el Metropolitano, volver al liderato de la Liga y matar de nuevo al Atlético, condenado de nuevo por su falta de gol.

Otras historias