Fede Valverde, el jugador de 21 años que ha levantado el centro del campo del Real Madrid

Luka Modric felicita a Federico Valverde por su primer gol con el Real Madrid. (Photo by ANDER GILLENEA / AFP) (Foto ANDER GILLENEA/AFP via Getty Images)
Luka Modric felicita a Federico Valverde por su primer gol con el Real Madrid. (Photo by ANDER GILLENEA / AFP) (Foto ANDER GILLENEA/AFP via Getty Images)

¿Puede ser un futbolista de 21 años esencial en un equipo lleno de estrellas? Federico Valverde no ha dudado ni un segundo en demostrar al mundo que sí. El impacto del uruguayo en el juego y en el resultado del Real Madrid desde que se asentó en el XI de Zinedine Zidane ha sido tan colosal, que el conjunto de la capital aún no ha perdido con él como titular sobre el terreno de juego. Gracias a una mezcla de físico privilegiado, técnica defensiva y despliegue en campo rival, Valverde ha revolucionado el centro del campo madridista.

Con un parcial de 22 goles a favor, 2 en contra y 7 porterías a cero acumuladas con él sobre el campo, el técnico francoargelino ha encontrado en la figura de Valverde a ese centrocampista mixto que antes no tenía. No es un dato fruto de la casualidad, sino de la causalidad como resultado de las diversas virtudes que el charrúa ha ido desplegando con el paso de los partidos. Con el ‘Pajarito’ en el campo no vuelan los puntos.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio


Toni Kroos: "¿Valverde? Siempre está bien. Es un jugador que puede jugar 15 años aquí, seguro. Fede juega fenomenal. Creo que solo tiene 19 años o algo así. Lo da todo en cada entrenamiento y en cada partido. Soy fan de este jugador”.

En fase defensiva, el uruguayo es capaz de abarcar mucho campo, ofrecer ayudas constantes y lanzar la presión muy arriba; algo que permite al Real Madrid recuperar muy arriba y poco tiempo después de perderla. En otras palabras, ha aportado la energía que tanto echaba en falta al centro del campo blanco.

Federico Valverde es el encargado de salir a presionar lo más arriba posible al central del Eibar.
Federico Valverde es el encargado de salir a presionar lo más arriba posible al central del Eibar.
El uruguayo encima al central rival para forzar un envío defectuoso.
El uruguayo encima al central rival para forzar un envío defectuoso.

El partido ante el Granada fue la mecha que encendió el fuego y desde entonces no ha dejado de arder. Desde aquel momento, el joven futbolista blanco se soltó y demostró que no había otro jugador en la plantilla con su capacidad para saltar a presionar tan bien y tan arriba en campo rival.

Como se puede comprobar ante el Eibar también, Federico Valverde es una máquina de forzar errores y de anticipar cuando salta a presionar. No es cuestión de azar que la mejora de Toni Kroos, quien ya ha mostrado admiración por Valverde, haya sido con él en el verde. El charrúa abarca mucho terreno de juego cuando despliega su portentoso físico.

Por otro lado, en fase ofensiva ha engrasado la estructura blanca. Además de superar líneas de presión con su zancada y no perder muchos balones ya que opta por la opción más fácil con asiduidad, sin él está haciendo mucho daño a las defensas rivales. El uruguayo estira, rompe al espacio y permite ganar altura en construcción del juego.

Federico Valverde rompe al espacio ante el Galatasaray como si de un delantero se tratara.
Federico Valverde rompe al espacio ante el Galatasaray como si de un delantero se tratara.
Carvajal habilita la carrera del uruguayo que se cuela entre central y lateral y sorprende a la defensa rival.
Carvajal habilita la carrera del uruguayo que se cuela entre central y lateral y sorprende a la defensa rival.

Esos movimientos sin balón al espacio se ven completados con los de distracción para ambos extremos (Hazard-Rodrygo), ya que complementa sus acciones, y con una llegada de segunda línea que en muchas ocasiones sorprende a los rivales. Un aspecto en el que si Federico Valverde empieza a crecer como parece que lo está haciendo le va a hacer sumar bastantes goles. Ahora el Real Madrid carga el área con un efectivo más.

Federico Valverde entra como una exhalación en el área del Leganés.
Federico Valverde entra como una exhalación en el área del Leganés.
El charrúa espera en el balcón del área el pase de Luka Modric para hacer su primer gol de la temporada.
El charrúa espera en el balcón del área el pase de Luka Modric para hacer su primer gol de la temporada.

En definitiva, Zinedine Zidane ha encontrado la manera de revitalizar su centro del campo. La figura de Federico Valverde se agiganta a medida que avanza la temporada, mejora a sus compañeros, compensa al dúo Kroos-Modric y es uno de los pilares que sostienen la nueva estructura del Real Madrid. Eso sí, esto tan solo es el comienzo de un todocampista llegador y la sensación es que, a medida que gane más confianza, más ofrecerá. El ‘Pajarito’ está haciendo volar al conjunto de la capital.

Otras historias