Fede Valverde queda afuera por contacto con un positivo en COVID-19

Jose Benitez
·2 min de lectura

El pasado miércoles conocíamos de la mano de la pareja de Fede Valverde que el jugador había jugado infiltrado contra el Liverpool, con una lesión en el tobillo más que visible a juzgar por las imágenes que se hicieron virales del pie totalmente morado del uruguayo. Esto hacía que hubiesen serias dudas de que el joven centrocampista estuviera en condiciones de jugar en esta jornada de liga.

Pero es que además, hoy hemos conocido a través de un comunicado oficial del Real Madrid, que se había activado el protocolo del COVID-19 de La Liga con Valverde, ya que habría estado en contacto con un positivo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Como se explica en el comunicado, pese a que el jugador ha dado negativo, se ha activado el protocolo de La Liga y este se ha aislado a la espera de recibir más pruebas, lo que le imposibilita para poder jugar el partido ante el Getafe en el Coliseum. La Liga tiene un protocolo muy cauteloso a sabiendas de que en ocasiones los test fallan y los altos índices de contagios del COVID-19.

Si todo sale bien, Fede Valverde estará disponible para el siguiente partido, esperemos también ya recuperado de sus molestias para que no necesite de inyecciones para el dolor. El uruguayo está demostrando ser una pieza clave en el esquema de Zidane, que está teniendo que hacer auténticas obras de ingeniería para poder plantear un 11 de garantías ante tantas bajas.

El Madrid afronta un partido clave para sus aspiraciones ligueras con tan solo 13 futbolistas de las primera plantilla. A las bajas ya conocidas, se suma esta de Valverde, la de Mendy por una sobrecarga, y las de Nacho y Casemiro por sanción. Lo que obliga al entrenador francés a tirar de cantera para completar una convocatoria que pese a las bajas, se antoja favorita para ganar a un Getafe que llega en horas bajas.